Categorías: Artes y Entretenimiento

Gracias una vez más Hollywood por las lecciones

Personal de LC | 10 de febrero de 2020

Aquí estamos una vez más, y es la temporada de premios. Si eres como este escritor, no te diste cuenta de que los Premios Óscar se realizarían el pasado fin de semana y mucho menos sintonizaron para ver quién ganaría los premios más codiciados o quién usó qué. En un momento en que cada vez más las películas y los actores retratan puntos de vista muy sesgados en una dirección, el país en general se está desconectando. ¿Por qué? Debido a que ya escuchamos de manera regular cómo se está cayendo el cielo, la próxima guerra mundial está a la vuelta de la esquina, o los humanos tienen la culpa de la desaparición de ... (inserten la causa que sea la mascota del momento).

No es que las celebridades no deberían tener una opinión o una voz. De hecho, deberían expresarla. ¿De qué otra forma va a descubrir el público lo que realmente piensan cuando creen que todos quieren saber? Cuanto más proclaman su visión del mundo, más información nos brindan como consumidores sobre si queremos enviar en su dirección nuestros ingresos disponibles ganados con esfuerzo o no. Déjenlos hablar.

Ahora, tener una opinión y estar en lo correcto son dos cosas diferentes. Hay tanta mala educación por ahí principalmente porque no se toman el tiempo para seguir estos argumentos hasta sus conclusiones lógicas. Lo que es peor, los sermones alcanzan un punto culminante en estos premios, pero hay poco o ningún seguimiento en sus acciones. Sería fácil señalar la hipocresía, sacudir la cabeza y dejarlo ahí. Sin embargo, es importante señalar las inconsistencias o falacias en sus argumentos y soluciones precisamente porque hay algunos que también repiten estos argumentos.

Hay muchos puntos que podrían destacarse, pero centrémonos en algunos de ellos. Tomemos por ejemplo las últimas revelaciones que algunas celebridades han hecho recientemente al informarnos que reutilizarán o dejarán de comprar ropa para combatir el cambio climático en su intento de preservar el medio ambiente. Si bien es admirable que reconozcan las trampas del consumismo, solo están comenzando a hacer lo que mucha gente (sumando millones, si no es que miles de millones) ya hace de manera regular. Reciclar nuestro guardarropa no es nada nuevo y eso incluye vestidos elegantes, o esmoquin.

Si bien elegir frenar las compras no está ni aquí ni allá, están surgiendo algunas tendencias más preocupantes. Cada vez escuchamos más sobre cómo debemos elevar a los animales y a los humanos al mismo nivel, y si tenemos que escoger uno sobre el otro, siempre debemos elegir animales porque, bueno, la naturaleza gobierna. Nos regañan y dan lecciones sobre el ordeño de vacas y el sufrimiento de los becerros para que podamos satisfacer nuestro comportamiento egoísta de tomar leche con nuestro cereal o café. Si bien esto tenía la intención de hacernos sentir culpables e igualarlo como una práctica inhumana, ¿alguna de estas celebridades ha visto documentales en National Geographic? ¿Han visto alguna vez, solo por unos minutos, cómo caza una manada de leones? Si el reino animal es muy superior y el ejemplo perfecto para que los humanos lo imiten, ¿cómo explican este comportamiento? La buena administración siempre ha sido parte de las responsabilidades de la humanidad. De hecho, en la cosmovisión bíblica, Dios instruyó a Adán y Eva a ser mayordomos de toda la creación desde el primer momento (Génesis 1:26-28). Sin embargo, si glorificamos y elevamos la naturaleza por encima de los humanos, creamos un desequilibrio y desestabilizamos exactamente lo que queremos proteger en primer lugar.

Hablando de becerros que sufren. Si la mera separación de un ternero recién nacido de su madre es causa suficiente para que las celebridades se levanten angustiadas, entonces ¿por qué la carnicería de niños inocentes no nacidos no es razón suficiente para denunciar la práctica del aborto por completo, la cual causa mucho más daño que la ansiedad de una separación? El aborto es bastante devastador en muchos frentes, sin mencionar que termina permanentemente la vida de un ser humano inocente. En una publicación reciente realizada por dos investigadores médicos, se descubrió que los bebés no nacidos pueden sentir dolor tan temprano como a las 13 semanas de su período de gestación (a diferencia de las 20-24 semanas que comúnmente se promocionan). En un testimonio anterior ante el Congreso en 2017, la Dra. Maureen Condic, profesora de Neurobiología y Anatomía de la Universidad de Utah, declaró que el sistema nervioso de un bebé nonato generalmente se establece a las 4 semanas de gestación, y su circuito neuronal está en su lugar a las 8 semanas de gestación. Esto es significativo porque la mayoría de los abortos se realizan alrededor de la semana 12, lo que significa que la capacidad de un bebé de sentir el procedimiento de un aborto es muy real. Nadie debería abogar por el maltrato de los animales, pero asegurémonos de que nuestras prioridades estén en el orden correcto.

Y luego, por supuesto, ninguna entrega de premios estaría completa sin la crítica obligatoria sobre la política. Se podría decir mucho sobre esto, pero tal vez se pueda abordar en 45 segundos o menos. La indignación sobre cualquier tema dado ya sea desigualdad de ingresos, demócratas, republicanos, juicio político, procedimientos del Senado, quién es un héroe recién descubierto y quién es el demonio encarnado lejos de aclararlo, solo expone la ignorancia y la hipocresía entre estas celebridades iluminadas. Sería interesante saber de todos los presentes en los Premios Óscar, ¿cuántos votaron en 2016 o 2018, o nos atreveremos a preguntar desde que tienen derecho para votar? ¿Cuántos de ellos conocen o están involucrados en su política local? Ya sabes, el nivel de base. ¿No es la mayoría de los asistentes? Entonces, ahórrennos la molestia. Practiquen lo que predican.

Este artículo podría continuar, pero entienden el punto. Celebridades, existe lo correcto e incorrecto, lo blanco y negro, las verdades y mentiras. No duden en decir la verdad, solo asegúrense de estar utilizando su plataforma para difundir la verdad. Investiguen, sigan cada argumento hasta sus conclusiones lógicas, escuchen cuáles son las objeciones sobre su postura o visión del mundo, y manténganse firme en la verdad que encuentren. Pero cuidado, donde comiencen puede no ser donde terminen; y el final puede plantarlos firmemente del lado de Dios, lo que significa que tendrán que elegir más que solo reciclar la ropa, beber leche o no. Cobren valor, pues millones antes que ustedes han recorrido ese camino, y millones más les seguirán mucho después de que se hayan ido. Su voz y plataforma pueden ser muy importantes, pero recuerden, antes de que puedan enseñar, primero deben aprender.