Categorías: Aborto

El aniversario que expone a nuestra nación

Nena Arias | 23 de enero de 2020

El aniversario anual de Roe v. Wade expone los horrores que ocurren en nuestra nación. Han pasado 47 años de matar y masacrar a los no nacidos en Estados Unidos, que ha matado a 61.7 millones de bebés no nacidos en el momento de escribir este artículo. Perdóname por ser tan gráfica, pero eso sería una montaña enorme de cadáveres apilados. ¿Y decimos que nos avergonzamos de las imágenes del Holocausto? Hemos perdido toda una valiosa generación de ciudadanos productivos y pagaremos el precio por el derramamiento de sangre inocente. Esto expone a nuestra nación al monstruoso lugar en el que se ha convertido bajo el nombre de los llamados derechos de las mujeres (excepto las que están en el útero). El lugar más seguro para un niño no nacido debe ser el vientre de su madre. Lamentablemente, el niño no nacido es incapaz de luchar y ganar contra el estilo de vida egoísta e inmoral de sus padres. ¡Debemos ser la voz de los que no tienen voz!

Deberíamos experimentar una profunda tristeza, una ira aún mayor y la desesperación para que la iglesia, es decir los creyentes en Cristo, se ponga de pie y luche contra esta cultura de muerte que ha cubierto a nuestra nación durante demasiado tiempo. Este no es momento para la pasividad. La indignación y el clamor deberían ser ensordecedores ante Dios y ante toda nuestra sociedad contra esta práctica abominable, bárbara y malvada. Los creyentes en el Dios de la Biblia siguen siendo mayoría en este país y en una nación que se enorgullece de ser una democracia, donde supuestamente, la mayoría gobierna, deberíamos poder revertir esto de una vez por todas.

El fallo del tribunal superior contra los no nacidos fue y sigue siendo asombroso. ¿Cómo podemos procesar en nuestra mente que esto es aceptable? Y pensar que las conciencias se han debilitado tanto que las mujeres ahora van a las calles y dicen que están "gritando y celebrando sus abortos" y que eso las ha hecho personas felices y libres. Inconsistencias mortales están alzando su fea cabeza en la tierra de los libres y el hogar de los valientes.

Matar una vida humana inocente solía llamarse asesinato, ahora se llama "elección". ¿Por qué se les permite matar en beneficio de aquellos que son reacios a aceptar la responsabilidad de sus acciones? La incomodidad es la razón número uno para la masacre de tantos niños no nacidos inocentes.

En Estados Unidos, el niño no nacido es una persona única dada por Dios con "derecho inalienable a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”, pero el derecho a la vida es únicamente, si él o ella es deseado.

Un médico puede legalmente "interrumpir un embarazo" y ser considerado un sirviente de la gente y un guerrero por los derechos de las mujeres. Esto incluso se hace con fondos del gobierno, lo que significa que tu y yo estamos pagando por ello.

Los animales tienen más derechos en Estados Unidos que los no nacidos. ¿En qué categoría nos mete esto? ¿Quienes somos? ¿En qué nos hemos convertido? ¿Cómo, en nombre del cielo, puede justificarse esto ante un Dios santo? ¡No se puede!

Debido a este aniversario, los niños y niñas no nacidos no vivirán para ver el mundo exterior ni vivirán el propósito por el que fueron creados en primer lugar. Nunca tendrán la oportunidad de escuchar la gran noticia de Jesucristo o vivir para la gloria de Aquel que los creó en este mundo.

¿Por qué pretendemos que no sabemos que están matando niños? Sabemos que la sangre inocente que se derrama está clamando al Dios Todopoderoso por justicia, tal como lo hizo la sangre de Abel, la primera víctima de asesinato (Génesis 4:10). Sabemos que los bebés van a la matanza principalmente por el libertinaje sexual. Este es el resultado de padres y madres que huyen de la responsabilidad de este comportamiento inmoral.

El aniversario de la legalización del aborto en este país expone la monstruosa nación en la que nos hemos convertido.

¡Debemos arrepentirnos ante Dios y apartarnos de nuestros malos caminos! ¡Que Dios tenga piedad de los Estados Unidos de América!