Los supuestos ‘manifestantes pacíficos’ quemaron Biblias en Portland

Nena Arias | 10 de agosto de 2020

Dijo el necio en su corazón: “No hay Dios”. Se han corrompido;
han hecho cosas abominables
(Salmo 14:1)

En los disturbios en Portland, Oregón, los alborotadores antifa prendieron una hoguera frente al tribunal federal, pero llegaron a un nuevo nivel de bajeza. Decidieron quemar Biblias. ¡No es broma! Tiraron copias de la Biblia al fuego. ¿Me sorprende esto? No, porque sé que no son personas temerosas de Dios. De lo contrario, no estarían lastimando a personas inocentes, destruyendo la propiedad pública y privada y actuando de tantas formas ilegales. Se han envalentonado porque ni siquiera las leyes del país se les están aplicando en este momento. No se les hace responsables de su comportamiento desastroso y vergonzoso, por lo que sienten que han llegado a un nuevo nivel en su toma de poder y se les permitirá continuar. Creen seriamente que tienen el control de todo el país.

Quiero citar las palabras de una activista de Portland, cuyo nombre no mencionaré porque no quiero legitimarla. Ella expuso claramente su agenda cuando dijo que se organiza para "la abolición de ... los Estados Unidos como lo conocemos".

Al quemar Biblias, el mensaje y la agenda de los manifestantes / terroristas nacionales es muy claro, y no están protestando contra la muerte de George Floyd, aunque eso puede tener algo que ver. Su agenda clara es destruir este país. Quieren destruir Estados Unidos. No solo están enojados con nosotros, sino que también están enojados con Dios. Ellos claramente manifestaron esto cuando quemaron las Biblias. Le han declarado abiertamente la guerra a Dios. No hay peor necio que el que niega la existencia del Dios Todopoderoso: Dijo el necio en su corazón: «No hay Dios». Se han corrompido; han hecho cosas abominables (Salmos 14:1). Nadie que haya declarado la guerra al Dios de la Biblia ha ganado jamás. ¡Nadie lo logrará!

Quemar la Biblia no le hace ningún favor a nadie. Esto se ha intentado innumerables veces en la historia en muchas partes del mundo, pero la Palabra de Dios no puede ser destruida. Nadie que lo haya intentado finalmente ha tenido éxito porque Dios es quien siempre protegerá la Biblia en su integridad porque quiere que esté disponible para todas las generaciones incluso después de que este planeta terrenal ya no exista. “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán” (Mateo 24:35). "... De cierto les digo que hasta que pasen el cielo y la tierra ni siquiera una jota ni una tilde pasará de la ley hasta que todo haya sido cumplido.” (Mateo 5:18).

Lo que los manifestantes dicen es que están en contra de la civilización occidental y todo lo que representa y que están dispuestos a cambiar eso, cueste lo que cueste. Han comprado la mentira del "paraíso marxista". Pero en realidad, son unos cobardes mimados. Si se tomaran en serio la ideología marxista, fácilmente podrían irse a vivir a países que están bajo dominio marxista como China, Venezuela y Cuba, entre otros. Necesitan dejarnos en paz. No tienen que "reinventar la rueda". Todo lo que tienen que hacer es comprar un boleto de ida a esos destinos y vivir “felices” para siempre.

Para ser justa, le concederé a los manifestantes que Estados Unidos necesita desesperadamente una reforma, pero no es alejarnos de Dios, sino que debemos caminar hacia él una vez más como nación. Estados Unidos debe volverse más piadoso en lugar de impío. Muchos de nosotros estamos orando, trabajando y votando para hacer realidad esta reforma. ¿Por qué no te unes a nosotros?