Algunos piensan que no necesitan a Dios para ser moral

Nena Arias | 20 de julio de 2020

En 2019, el instituto Pew Research realizó una encuesta global preguntando si las personas podrían ser morales sin Dios. Es interesante que las respuestas varían de acuerdo con el desarrollo económico, la educación y la edad de las personas encuestadas.

¿Existe una relación entre la creencia en Dios y el comportamiento moral? Muchas personas piensan que pueden sobrevivir en la vida sin Dios simplemente esforzándose por ser buenos. ¿Qué tan precisa es esa premisa? ¿Es posible? Dios dice que no, en Juan 15:5 él dice, “Yo soy la vid, ustedes las ramas. El que permanece en mí y yo en él, este lleva mucho fruto. Pero separados de mí nada pueden hacer.” ¿Estás de acuerdo con Dios?

La encuesta reveló que las personas con más educación que viven en países ricos tienen menos probabilidades de decir que creer en Dios es necesario para tener una buena moral. La encuesta se realizó a 38,000 personas en 34 países. La encuesta reveló una división significativa entre países ricos y pobres.

La Biblia habla claramente de que el dinero es un obstáculo para aquellos que no tienen cuidado de no dejar que el dinero tome el control de sus corazones por encima del control de Dios. Mateo 6:24 dice, “Nadie puede servir a dos señores; porque aborrecerá al uno y amará al otro, o se dedicará al uno y menospreciará al otro. No pueden servir a Dios y a las riquezas.” ¿Eso significa que Dios está en contra de la prosperidad financiera? ¡Absolutamente no! Él es quien nos da el poder de crear riqueza de manera honesta. Existe la posibilidad de crear riqueza de manera incorrecta, pero eso está lejos de ser una bendición de Dios. Ganar riqueza a través de negocios corruptos, juegos de azar, tráfico de drogas y robo, entre otras cosas, no es una bendición de Dios. Es una riqueza mal obtenida y tiene graves consecuencias de la ley del hombre y ciertamente de la ley de Dios. Esa actividad condena a tu alma al infierno.

Mateo 19:23, —De cierto les digo que difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos.”  Se necesita un gran esfuerzo para concentrarse en el lado beneficioso de tener riqueza y no transferir la confianza al dinero en lugar de confiar en Dios en todo momento.

La encuesta de Pew Research reveló un contraste del país más pobre como Kenia, donde el 95% de su gente creía que creer en Dios es necesario para que una persona sea moral. En el otro extremo del péndulo, Suecia, el país más rico reveló que solo el 9% de las personas encuestadas pensaba que Dios es necesario para tener una buena moral.

No tenemos que trabajar duro para llegar a una conclusión precisa sobre este tema que la palabra de Dios es muy clara. El siguiente es un ejemplo de esto cuando Jesús conoció a un joven rico que le preguntó qué necesitaba hacer para tener vida eterna.

Lee Mateo 19:16-22. En los versículos 21-22, se nos dice el efecto que tuvo la respuesta de Jesús en este joven rico que estaba muy apegado a su riqueza. Jesús le dijo: “—Si quieres ser perfecto, anda, vende tus bienes y dalo a los pobres; y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme. Pero cuando el joven oyó la palabra se fue triste porque tenía muchas posesiones”. Esta porción de la Escritura a menudo se malinterpreta para significar que no puedes ser rico y servir a Dios, pero no es lo que Jesús está diciendo aquí. Simplemente está diciendo que no hagas de la riqueza tu mayor prioridad para que no olvides lo que es más importante.

En la encuesta de Pew, los pobres tenían muchas más probabilidades de decir que creer en Dios es necesario para ser bueno. Su mente está menos gravada con las falsas dependencias. El estudio de Pew le da peso a la idea de que las naciones se vuelven menos dependientes de Dios a medida que su gente se enriquece y se educa más.

La gente en los Estados Unidos no se adhirió a esta teoría y pudimos ver a muchas personas ricas que practicaban una fe muy fuerte en Dios al mismo tiempo. Este sigue siendo el caso, sin embargo, hay un cambio y las personas están dejando a Dios de lado y prefieren las riquezas. ¿Es de extrañar entonces que nos hayamos convertido en una nación más impía de lo que fuimos?

Los estudios muestran que, en 2002, el 58% de los estadounidenses dijeron que creer en Dios es necesario para ser bueno. En 2019, ese número cayó al 44%.

Por naturaleza, y en virtud de ser creados a imagen de Dios, los humanos están naturalmente inclinados a practicar la fe y la reverencia de Dios a través de nuestra conciencia dada por Dios que nos guía en el camino de la vida y nos enseña lo que está bien y lo que está mal según a las normas de Dios. Esta es una fuerza poderosa dentro de cada ser humano, sin importar en qué parte del mundo viva. El mayor porcentaje de estadounidenses todavía cree de esta manera.

Entonces, para responder a la pregunta de si las personas pueden ser morales sin creer en Dios, la respuesta es no porque no tenemos otros criterios para juzgar lo correcto de lo incorrecto. Incluso aquellos que dicen que son ateos todavía son guiados por su conciencia dada por Dios, aunque quieren negar su existencia. Nunca pueden alejarse del factor Dios dentro de todos nosotros.