¡Feliz Navidad!

Nena Arias | 23 de diciembre de 2019

Desde que tengo memoria, decir "Feliz Navidad" siempre fue algo muy agradable durante la temporada navideña. Era una práctica común desear a todos los que se cruzaran en nuestro camino en esa época del año. De alguna manera se conectaba incluso entre gente extraña. Agrega mucho al ambiente, a las vistas y los sonidos de la temporada y la mayoría de nosotros anticipamos esta época del año.

A medida que la guerra cultural se ha intensificado en las últimas décadas, decir "Feliz Navidad" se ha convertido en algo peligroso. Recientemente, en una entrevista con el juez de la Corte Suprema, Neil Gorsuch, donde se atrevió a saludar al anfitrión diciendo "Feliz Navidad" habrías pensado que amenazó con asesinar a alguien por la forma en que los principales medios de comunicación lo criticaron por hacerlo.

¿Por qué tanta hostilidad? Porque la hostilidad siempre ha sido característica de los que odian a Dios en cualquier sociedad. Estados Unidos solía ser la nación más libre en toda la historia humana, gracias al mensaje y al advenimiento de la Navidad, pero esa libertad es solo una ilusión últimamente. Los que odian a Dios no solo se han multiplicado, sino que ahora están en posiciones de poder y en plataformas muy visibles y ruidosas como en los medios de comunicación. Nunca pierden la oportunidad de dar a conocer y que escuchemos sus creencias; nos las imponen.

El origen de esta práctica es un poco desconocido y la historia es variada. Sin embargo, se cree que un almirante inglés usó por primera vez el término Feliz Navidad en una carta informal, allá por 1699. Además, por esa época, la frase se usó en una canción navideña no religiosa 'Te deseamos una Feliz Navidad', que sigue siendo popular hoy en día.

A lo largo de los siglos, la frase "Feliz Navidad" se ha convertido en un éxito instantáneo para los saludos de Navidad en todo el mundo. Las tarjetas de felicitación modernas para la temporada ofrecen una variedad de saludos festivos, pero Feliz Navidad sigue siendo una de las más populares.

¿Qué quieren decir las personas cuando usan la expresión?

El término feliz se usa en lugar de alegre para significar la alegría de la celebración. Feliz Navidad refleja los mensajes de amor, alegría y buenos deseos que las personas quieren que todos experimenten, independientemente de los sistemas de creencias. Es un saludo que hace que extraños se conecten instantáneamente.

El mensaje de Navidad de Cristo viniendo a la tierra para reconciliarnos con Dios y el hombre, impactó al mundo de tal manera que incluso aquellos que no creen en Dios o en Cristo se inclinan a celebrar su nacimiento. Incluso el ateo Dan Barker, copresidente de la fundación tóxica Freedom From Religion (Libertad de la Religión), fue entrevistado en su casa hace unos años y en el fondo había un árbol de Navidad completamente decorado, que llamó la atención del entrevistador y le formuló una pregunta muy exacta. Le preguntó a Barker, si no crees en Dios, ¿por qué tienes un árbol de Navidad completamente decorado en tu casa? La débil respuesta de Barker fue que era solo parte de la diversión de la temporada o algo así de frívolo. Considera esto, todos los argumentos contra Dios caen por su propio peso de falsedad tarde o temprano porque su verdad nunca muere, no importa cuán feroces sean los ataques contra ella. Siempre surgirá en el curso de los acontecimientos humanos. Dios se encarga de eso.

El mensaje de Navidad destruye las obras del diablo y disuelve la ira y las hostilidades entre los humanos. Su mensaje evapora los malentendidos entre los seres queridos y crea nuevos puentes para renovar las relaciones. Es sorprendente que estas dos simples palabras "Feliz Navidad" puedan tener este efecto sorprendente y duradero. Y como puedes ver, suplantar "Feliz Navidad" con "Felices Fiestas" no es suficiente. No se siente bien porque el mensaje de Navidad nunca puede ser sustituido.

No hay dudas sobre las intenciones cuando decimos "Feliz Navidad", así que mantengamos viva la llama del mensaje de Navidad en nuestros corazones y nuestro entorno para difundir el mensaje original que los ángeles dieron: "Gloria a Dios en las alturas, y paz en la tierra, buena voluntad para los hombres".

¡Feliz Navidad a todos!