Jesús: ¿Mesías o charlatán?

Nena Arias | 9 de diciembre de 2019

O Jesús fue el lunático y el charlatán más grande que jamás haya existido, o fue quien dijo ser porque la montaña de evidencia es asombrosa. Nunca se ha profetizado tanto acerca de un individuo con detalles tan minuciosos como con Jesús sobre su venida a la tierra y su misión redentora. No solo hay una inmensa cantidad de profecía dada en el Antiguo Testamento de la Biblia, sino que todo se cumplió y se corroboró en el Nuevo Testamento.

Esto es de suma importancia porque creer en algo o alguien sin una base sólida o evidencia es una creencia tonta e inútil.

Cuando se trata de Jesús, la evidencia que sienta las bases sólidas para creer en él es abrumadoramente a su favor y viene con una bendición indescriptible para todos aquellos que creen. Los que aceptan su palabra reciben el impacto y luego se convierten en testigos de primera mano de su veracidad. No solo tenemos que aceptar la palabra de otra persona. Esa es la maravilla de Jesús, el Hijo de Dios, nuestro Salvador, que podemos conocerlo personalmente, no solo a través de lo que alguien más escribió sobre él.

A lo largo de la historia, Dios predijo la venida de Jesús que derrotaría a Satanás y conquistaría el pecado y la muerte (Génesis 3:15). Dios, a través de sus profetas, predijo varias señales y condiciones a través de sus siervos que anunciaron estos puntos de referencia con precisión mucho antes de que sucedieran. Estos profetas hablaron de cosas que la humanidad debería vigilar para que el Mesías fuera reconocido y creído cuando apareciera en la escena terrenal. Estas señales, o profecías, nos fueron dadas en el Antiguo Testamento. El Antiguo Testamento es la parte de la Biblia escrita antes de que Jesús naciera. Sus escritos se completaron en 450 a. de C. El Antiguo Testamento fue escrito cientos de años antes del nacimiento de Jesús, pero contiene más de 300 profecías que Jesús cumplió a través de su vida, muerte y resurrección. Matemáticamente, las probabilidades de que esto suceda son imposibles. ¡Solo Dios, a través de Jesús podría hacer que esto suceda!

La pasión de Jesucristo es única como el evento más importante que la creación haya conocido. La Biblia nos dice que mucho antes de que el mundo comenzara, Dios había planeado la venida de Cristo y que la crucifixión de Jesús sería el método y el pago por el pecado, el único pago que reconciliaría a los pecadores con un Dios santo y amoroso. 1 Pedro 1:19-20 "Sino con la sangre preciosa de Cristo como de un cordero sin mancha y sin contaminación. Él, a la verdad, fue destinado desde antes de la fundación del mundo, pero ha sido manifestado en los últimos tiempos por causa de ustedes.”

En la temporada navideña, la mayor parte del mundo celebra la venida de Jesús a la tierra en forma humana exactamente como las profecías a lo largo de milenios. Ellos predijeron la venida de este Mesías / Libertador, Jesucristo, a la tierra para redimir a la raza humana y a toda la creación de Dios de los efectos mortales del pecado.

Tenemos todas las razones para celebrar su vida en nosotros. Hay 2.1 mil millones de personas en la tierra que afirman ser de la fe cristiana. ¡No todos podemos estar equivocados! Pruébalo por ti mismo. ¡Prueba y ve si él es el verdadero Mesías o el más grande charlatán que jamás haya existido!