Los mexicanos quieren que los migrantes sean deportados

Nena Arias | 12 de agosto de 2019

Sométase toda persona a las autoridades superiores porque no hay autoridad que no provenga de Dios; y las que hay, por Dios han sido constituidas.
(Romanos 13:1)

La migración ilegal se ha convertido en un problema muy real en muchas partes del mundo, especialmente aquí en los Estados Unidos. Con tantas ganas de venir a los EE. UU. a través de México, no solo ha impactado a los EE. UU., sino que también ha impactado enormemente a México y su gente está hablando y expresando su descontento.

Falta mucha comprensión en toda la ecuación. Las personas necesitan comprender la diferencia entre turistas, viajeros y aquellos que ingresan ilegalmente a un país y desean permanecer a largo plazo o de manera permanente. Esto último es con lo que estamos teniendo tantos problemas que está causando tantos estragos en nuestro país. No debemos hacer injusticia a los extraños, pero tampoco no tenemos que permitir la anarquía cuando se trata de quién ingresa a nuestro país.

Por otro lado, los mexicanos de México dicen que quieren que los migrantes sean deportados a sus países de origen en América del Sur y otros lugares. Ese sentimiento se le está llamando racista aquí en los Estados Unidos, entonces, ¿esto hace que los mexicanos también sean racistas?

Una nueva encuesta de ciudadanos en México dice que una mayoría está en contra de los migrantes de América Central que vienen a su país en busca de asilo en los Estados Unidos.

La encuesta del Washington Post y Reforma, que es uno de los principales periódicos mexicanos, encontró que los estadounidenses no son los únicos molestos por los extranjeros ilegales que utilizan su país como un camino en su viaje a los Estados Unidos. El informe dice que casi dos tercios de los mexicanos encuestados dijeron que los migrantes son una "carga" que les quita empleos y beneficios a sus ciudadanos.

El problema se ha vuelto más pesado para los ciudadanos mexicanos después de que el presidente Donald Trump comenzó una nueva política que hace que los solicitantes de asilo esperen en México los resultados de su solicitud.

A través de las protestas contra los migrantes, los ciudadanos mexicanos están haciendo saber en voz alta que los migrantes saben que no son bienvenidos en su país.

La encuesta también revela que el 55 por ciento de los ciudadanos mexicanos encuestados quieren que los migrantes sean deportados a sus países de origen.

Solo el 33 por ciento dijo que México debería dar a los migrantes asilo o residencia temporal. Un porcentaje muy pequeño dijo que querían que el país les otorgara la residencia permanente.

El presidente Trump ha hecho recientemente la demanda de que los solicitantes de asilo en los EE. UU. solo presenten una solicitud si su solicitud de asilo ha sido rechazada por otro país antes de presentar la solicitud aquí. Solo entonces se consideraría su solicitud de asilo en los EE. UU.

El gobierno mexicano ha respondido a la presión de Trump ofreciendo más beneficios a los migrantes si aceptan quedarse en México y dejan de intentar obtener asilo en los Estados Unidos.

Sin embargo, México ha dicho que hay un límite en cuanto al tiempo que el país puede albergar a quienes buscan asilo. Solo quieren que sea a corto plazo, ciertamente no más de dos años, independientemente del tiempo que dure el proceso.

Esta postura no hace que los mexicanos o cualquier otra persona sean racistas. Simplemente se están defendiendo de una invasión ilegal de lo que les pertenece y por lo que han trabajado tan duro para lograrlo.

Lo mismo es cierto de los Estados Unidos; hacer que los migrantes pasen por nuestro proceso legal para vivir en este país es perfectamente correcto y debe hacerse cumplir si vamos a retener nuestro país.