Categorías: Familia

Contrarrestar el estrago de la porno en la Iglesia

Charlie Butts | 4 de enero de 2019

(OneNewsNow) – Un ministerio de los Estados Unidos está proveyendo un recurso para combatir unas cifras asombrosas que muestran a los consumidores – hombres, mujeres y niños- que están enredados en una crisis de salud pública.

Si uno fuera a hacer una lista de los sitios web más accedidos en los EE. UU., ciertamente Facebook, Twitter, YouTube, Amazon, Yahoo y Google estarían en ella. De hecho, todos ellos están entre los primeros diez. Pero, de acuerdo SimilarWeb, con tres de los puestos entre los 10 primeros ofrecen pornografía.

Kingdom Works Studios, un ministerio cristiano, informa que cada 30 minutos se elabora una película pornográfica en los Estados Unidos – y que alrededor del 90 por ciento de todas las páginas web pornográficas se originan en los EE. UU. Luke Gibbons, un promotor de Kingdom Works, habla de una de las razones.

«La Iglesia» -dice él- «se ha esforzado por  mantenerse al día en lo que está sucediendo en la cultura popular y esa está llegando a la Iglesia, y no sabemos cómo discipular a  nuestros  jóvenes y muchachas con respecto a la sexualidad. Y como no hemos logrado disciplinar a las personas en esa área, la cultura popular las ha discipulado, y les está enseñando un punto de vista de la sexualidad y del sexo diferente de lo que la Biblia nos enseña, de lo que Dios tiene para nosotros».

Este ministerio, con base en la Florida está sugiriendo su serie Conquer Series: The Battle Plan for Purity, [Serie de Conquista: El Plan de Batalla para la Pureza] , que está diseñada para ayudar a hombres y mujeres a liberarse de la adicción a la pornografía mediante estrategias bíblicas y hechos científicos.

«Si podemos equipar a cada hombre y si tenemos un discipulado en esta área [de la pureza sexual] estarán capacitados para ayudar a un hijo o hermano o a alguien que esté sentado al lado en la iglesia una mañana de domingo y que pueda tener un conflicto en esa área» - dice Gibbons.

El plan de estudio de cinco semanas -cuenta él-. Ha tenido un profundo impacto al ministrar a más de 750 000 personas hasta ahora. Gibbons dice que la solución es la Palabra de Dios, y afirma que la Iglesia es el lugar adecuado para el programa.