Categorías: Temas sociales

La censura de las redes sociales está fuera de control

Jerry Newcombe | 31 de agosto de 2018

(Godfather Politics) – El eslogan del New York Times es famoso: “Todas las noticias son aptas para ser publicadas”. Supongo que el eslogan del gigante de las redes sociales, Facebook, debería ser: “Todas las noticias liberales son aptas para ser publicadas”; y no solamente de Facebook, sino de Google, de YouTube, de Twitter, de Vimeo y de Apple.

Observe esta variedad de ejemplos recientes en los que los gigantes de las redes sociales están presuntamente censurando el contenido conservador o cristiano:

  • Robert Spencer de JihadWatch.org (sitio que alerta a las personas sobre los actos de islamistas radicales) dijo en mi programa de radio: “Existe un esfuerzo concertado de todos ellos (Facebook, Twitter, YouTube, Google, todos ellos) de silenciar, o sofocar, o disminuir la influencia de cualquiera que discrepe con la agenda izquierdista. De esta manera, con relación a Facebook, por ejemplo, mi sitio web, jihadwatch.org, durante años recibió aproximadamente 20,000 referencias diarias de Facebook. Sin embargo, en febrero de 2017, éstas se redujeron a 2000 por día y nunca se ha recuperado. Se ha mantenido así desde entonces”. También se queja de haber sido enterrado recientemente por las búsquedas de Google para aquellos que buscan “jihad”.
  • Brian Fisher, presidente de la Human Coalition [Coalición Humana], un grupo que usa los medios sociales para tratar de brindar alternativas más amorosas al aborto, me dijo: “Human Coalition, como muchos de nuestros aliados pro-vida, ha sido testigo del doble estándar de los gigantes de la tecnología... Mientras que Twitter, por ejemplo, permite que Planned Parenthood [Planificación Familiar] promueva el aborto y publique otros contenidos ofensivos sin control, Human Coalition ha sido bloqueada repetidamente y se le ha demorado la ejecución de contenido verídico, el cual ha estado en línea con las propias políticas de Twitter. Del mismo modo, después de la reacción violenta de los activistas pro-aborto, Apple retiró sin previo aviso de su App Store la aplicación de oración pro-vida de la Coalición Humana”.
  • La American Family Association [la Asociación de la Familia Estadounidense] informa (28/6/18) que el pastor Rich Penkoski, de West Virginia, perdió el 90% de sus espectadores “en cuestión de días”. Dijo: “Hace solamente dos semanas tuvimos un alcance de 14 millones… y ahora hemos perdido 13 millones de esos 14 en una semana”. Él realiza videos en vivo: “y luego, tan rápido como termina, quiero decir literalmente, en segundos, desaparecen”.
  • WND.com hace la observación que una canción gospel, “What Would Heaven Look Like” de Zion´s Joy!, la cual se describe como “una canción de alabanza cristiana puramente espiritual”, fue censurada por Facebook. ¿Por qué? Supuestamente por su “contenido político”. Irónicamente, la canción concibe el cielo como un lugar donde “el fanatismo y el odio están ausentes, sólo el amor y la paz están presentes”.
  • YouTube, propiedad de Google, ha censurado muchos videos de PragerU debido a su contenido conservador. Por tanto, su presentador, Dennis Prager, los está demandando. Éste le comentó a D. James Kennedy Ministries: “Delta Airlines no puede anunciar que los conservadores no pueden volar en sus aviones, y eso es lo que [Google-YouTube], está diciendo: los conservadores no pueden volar en nuestros aviones. Por cierto, Delta sería menos perniciosa, porque existen otras alternativas además de Delta; pero no hay alternativas con relación a Google-YouTube”.
  • Google, Facebook y Twitter interfirieron en una elección relacionada con el aborto en mayo de 2018 en Irlanda. LiveAction.org señala que “Google anunció que suspendería toda la publicidad relacionada con el tema. Este paso ha sido condenado por grupos pro-vida como un intento de ‘manipular la elección’”. Los votantes en Irlanda sólo escucharon una retórica pro-aborto en sus principales medios de comunicación y una gran tecnología cortó los medios alternativos (incluidos los anuncios) de la opinión pro-vida. En consecuencia, los votantes votaron por el aborto.
  • Al ex-homosexual David Kyle Foster le retiraron de Vimeo 700 videos de sensibles testimonios cristianos, de personas que anteriormente tenían una sexualidad dañada (incluidos ex homosexuales), por ser supuestamente “odiosos” y “ofensivos”.
  • Steven Andrew, un empresario cristiano conservador de Silicon Valley (aparentemente una especie rara), experimentó en Facebook un 98% de censura de su material cristiano después de la elección de Trump. En consecuencia, está creando USA.life (como una alternativa a Facebook) y 1776.free (para competir con Google).
  • Quizás éste sea el ejemplo más disparatado de censura en las redes sociales: Facebook marcó como “discurso de odio” la Declaración de Independencia del 4 de julio y la retiró, hasta que una respuesta violenta se hizo sentir. El documento específico que dio origen a nuestra nación – el que nos dio la libertad de expresión, sobre la que prosperan las grandes compañías tecnológicas- fue retirado por considerarse “discurso de odio”. Este ejemplo lo dice todo.
  • Sin embargo, un ejemplo de lo que no fue censurado por Facebook (al menos no por un tiempo) son las publicaciones que incitan a la violencia contra los republicanos pro-vida.

Y la lista continúa.

Joseph Farah, fundador de WorldNetDaily, sostiene que las élites de la tecnología social son como un cartel. Escribe: “El peligro que representan Google, YouTube, Facebook, Twitter, Amazon, Apple y otros, para la libertad de expresión, la libertad de prensa y la libertad de religión en Estados Unidos, no se puede resaltar lo suficiente... Si el ‘Cartel de la Regulación del Discurso’ gana, los Estados Unidos pierden”.

Para Facebook y compañía, al parecer la única noticia que se puede imprimir o compartir es aquella con la que la izquierda está de acuerdo. Estos ejemplos siguen aumentando. De igual manera aumentan los cadáveres - al menos de los no-natos o quizás de las víctimas de la jihad- gracias al compromiso de las redes sociales con la corrección política y en detrimento de la verdad.

Gary Bauer hizo un comentario fascinante (End of the Day, 24/8/18). Dijo que la izquierda no quiere ganar el debate; la izquierda quiere cerrar el debate. En pocas palabras, eso es lo que parece estar sucediendo con la censura de alta tecnología en nuestros días.

###

Jerry Newcombe, D.Min., es presentador/productor principal de D. James Kennedy Ministries. Ha escrito/coescrito 29 libros, entre ellos: The Unstoppable Jesus Christ [El Cristo imparable], Doubting Thomas  [La incredulidad de Tomás] (con Mark Beliles, sobre Jefferson) y What If Jesus Had Never Been Born? [¿Qué pasaría si Jesús nunca hubiera nacido?] (con D. James Kennedy) y el bestseller, George Washington’s Sacred Fire [El Fuego Sagrado de George Washington] (con Peter Lillback) djkm.org @newcombejerry, www.jerrynewcombe.com