Categorías: Educación

El Departamento de Educación investiga una presunta agresión sexual cometida por un niño de “género fluido”

Steve Jordahl | 10 de octubre de 2018

(OneNewsNow) - Un distrito escolar público en Georgia está bajo presión luego que una niña de cinco años dijo que fue agredida sexualmente por un estudiante transgénero en el baño de la escuela.

Alliance Defending Freedom [ADF], que representa a la estudiante de kindergarten, ha pedido al Departamento de Educación de los Estados Unidos que investigue el incidente ocurrido en el 2017, en Oakhurst Elementary, en Decatur.

La agencia federal anunció en septiembre que lo está investigando.

ADF presentó una queja por los derechos civiles del Título IX ante la agencia federal en mayo, alegando que el superintendente David Dude y los funcionarios de la escuela han mostrado una “indiferencia deliberada” hacia la presunta víctima.

La alumna dice que el estudiante varón, descrito como de “género fluido”, la empujó contra la pared de un baño y tocó su área genital.

A pesar de una petición de los padres en el 2016, el distrito escolar público mantiene una política favorable a las personas transgénero la cual le permite al estudiante varón entrar al baño de las niñas sin ser castigado. La misma política también requiere dirigirse a los estudiantes varones utilizando un pronombre femenino, y permite que dichos estudiantes participen en el equipo deportivo femenino y que se hospeden con las hembras en viajes escolares.

Decatur podría haber revertido su política luego de que la administración de Trump eliminara la polémica política de género de la era de Obama, pero los líderes escolares la mantuvieron en pie, informó The Atlanta Journal- Constitution.

La abogada de ADF Christiana Holcomb le dijo a OneNewsNow que City Schools de Decatur se negó a investigar los declaraciones de asalto de la niña, lo cual resulta obligatorio en el Título IX, y se ha negado a cambiar la política que afecta a aproximadamente 5,600 estudiantes en nueve escuelas.

“Inclusive se negaron a sacar al niño del aula de la niña”, alega Holcomb.

ADF mantiene el nombre de la niña en privado, pero su madre, Pascha Thomas, cooperó con el bufete de abogados para producir un video (ver aquí) sobre las acusaciones.

Una portavoz del distrito escolar le dijo a AJC que dicho distrito está “al tanto de la acusación infundada”, aunque no queda claro si esa negación se refería a los reclamos de la niña o la demanda de ADF.

Holcomb le dijo a OneNewsNow, que resulta trágicamente irónico que se esté cometiendo una agresión sexual al mismo tiempo que activistas en Washington exigen que a las mujeres se les escuche y se les crea.

“Y, sin embargo”, dice ella, “al mismo tiempo se dan la vuelta y le dicen a esta niña de kindergarten de 5 años de edad - a esta niña pequeñita - que su agresión sexual básicamente no tiene importancia”.

ADF está trabajando con la abogada de Norcross, Vernadette Broyles, quien le dijo al periódico de Atlanta que la única medida tomada hasta el momento fue un informe policial que se presentó ante los Family and Children Services [Servicios para la Familia y los Niños]. Sin embargo, esa agencia estatal sólo investigó a la madre y a la niña, lo que parece ser un acto de represalia por su denuncia, dijo la abogada.

Broyles recibió una carta de la Oficina de Derechos Civiles el 14 de septiembre informándole que estaban abriendo una investigación sobre las acusaciones.