Categorías: Educación

Los marxistas de la Universidad de Texas en Austin quieren definir la masculinidad como una enfermedad mental

Warner Todd Huston | 30 de abril de 2018

Foto: Shutterstock

(Constitution.com) –  Los marxistas alienados y desquiciados de la Universidad de Texas quieren ahora que la masculinidad sea designada como una enfermedad mental.

¿Saben? Hubo una época en que cosas como ésta eran el tema de las sátiras, pero hoy esta basura es el tema del marxismo de la corriente principal, cotidiano.

Esto haría más difícil el trabajo de The Onion en estos días… ¿usted sabe?, es decir, si The Onion alguna vez se burló de las cosas de la izquierda. Sin embargo, hoy hemos alcanzado el colmo de la locura disfrazada de ideas sensibles por los marxistas y tratada como legítima por los iletrados de los medios de prensa y nuestro sistema de mala educación.

Esta tontería procede del Centro de Consejería y Salud mental de la Universidad de Texas en Austin. Por si no lo sabe, la ciudad de Austin es uno de los rincones más liberales de muy conservador Estado de la Estrella Solitaria.

Este supuesto departamento de «consejería» de la Universidad inició un programa para «ayudar» a los estudiantes varones a «tomar el control de su identidad de sexo y desarrollar un sentido saludable de la masculinidad» - informó P J Media.

Los creadores de esta perversión idiota de izquierda dicen que la vieja y condenada  «masculinidad restrictiva» obliga a los hombres a «comportarse como hombres» y estimula a los hombres a ser «demasiado masculinos». Este programa quiere que la gente deje de decir que los hombres deben ser «proveedores» y que deben esforzarse o tener éxito en sus carreras. Los hombres tienen que ser tímidos, serviles, débiles, e incapaces de tomar una decisión sin que una mujer les diga cómo pensar y qué hacer.

Y continúa:

Aunque a usted pueda gustarle «hacerse cargo de la gente» o ser «activo», MasculinUT le advierte que muchos de esos atributos son en realidad peligrosos, y le dice que «las ideas tradicionales de la masculinidad colocan a los hombres en casillas rígidas (o restrictivas) que les impiden desarrollar su madurez emocional».

«¡Si usted es un estudiante varón de la Universidad de Texas que está leyendo esto ahora mismo, esperamos que conocer esto le ayude a no sentir remordimientos por haber estado en esas definiciones de masculinidad, sino que se sienta capacitado para romper el ciclo!» -ofrece el programa.

Naturalmente, lo que los creadores del programa están tratando de hacer llegar a los hombres que ellos pretenden «aconsejar» es que ser masculino es «peligroso» para todo el mundo, tanto varones como mujeres.

La escuela también insiste en que la mera desdicha de haber nacido hombre crea invariablemente una «cultura de la violación», así que la escuela intenta castrar a los hombres y eliminar todo vestigio de la masculinidad.

P J Media añade:

No hay evidencia de que la masculinidad de por sí contribuya a la violencia. Las universidades que tienen un programa similar, como la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill y la del Noroeste, han admitido que sus programas no están apoyados por ninguna evidencia.

Por cierto, Campus Reform halló un listado  de otras escuelas que crean programas dirigidos a borrar a los hombres.

Un análisis de Campus Reform identificó cinco programas para hombres que están actualmente activos en los predios de los institutos americanos. Estos programas prometen enseñar a los hombres a combatir asuntos como la «masculinidad tóxica«, la «cultura de la violación», y la «violencia contra las mujeres».

Estos cinco programas incluyen a NU Men [“Hombres Nuevos”] de la Universidad del Noroeste, el Proyecto para los Hombres, de la Universidad Duke, el Proyecto para los Hombres de la Universidad de Carolina del Norte-Chapel Hill, y el programa Men Addressing Social Construction  [“Hombres que participan en la construcción social”] de la Universidad Estatal de Missouri.

En todo caso, la Universidad de Texas dice que actualmente está trabajando para llenar la plantilla de este ofensivo ataque a los hombres.

Curiosamente, después de P J Media publicó esta noticia, la Universidad trató de desentenderse de los conceptos radicales que el programa se dispone a imponer en sus víctimas. La Universidad situó una aclaración urgente en la página web del programa.

«El programa MasculinUT no trata la masculinidad como un “asunto de salud mental”, y cualquier información al respecto es sencillamente inexacta» insistían los izquierdistas. «Fue establecido para traer más hombres a la discusión a fin de tratar asuntos como la violencia interpersonal, el asalto sexual y otros».

Por cierto, la aclaración admite que está tratando el hecho de ser hombre como la única causa del asalto sexual.

Igual que otros programas de la Universidad de Texas relacionados con el asalto sexual y la violencia interpersonal, MasculinUT está radicado administrativamente en el Centro de Consejería y Salud Mental. Sus objetivos incluyen el ayudar a los hombres a buscar vías para reducir la violencia sexual, ayudar a los estudiantes a asumir la responsabilidad por sus acciones y patrocinar relaciones más saludables en los predios y fuera de ellos.

Al decir «ayudar a los hombres a buscar vías para reducir la violencia sexual» ellos quieren decir «ayudar a los hombres a eliminar su masculinidad».

Como señalé, si yo estuviera escribiendo esto diez años atrás, todo el mundo asumiría que simplemente estaba tratando de difamar a los buenos liberales con una ofensiva pieza satírica.

Antes que usted piense que este es el único ataque mentalmente enfermo contra la lógica y el buen sentido, el año pasado los marxistas iban por dondequiera burlándose de la gente por llamar «natural» a dar el pecho.

¿Por qué los marxistas estaban tratando de disuadir a la gente de que llamara «natural» a dar el pecho. Porque podría molestar a los pederastas y transexuales, que no pueden hacerlo.

De hecho, la revista médica Pediatrics dijo que era realmente «no ético» describir a la alimentación con el pecho como «natural».

Ahora vea esta jerga universitaria marxista e idiota:

«Vincular la naturaleza con la maternidad» –dice el estudio– «puede apoyar inadvertidamente  los argumentos deterministas biológicos sobre el papel del hombre y la mujer en la familia (por ejemplo, que la mujer debe ser la principal cuidadora de los niños)».

Una vez más vemos que la izquierda presta más atención a su locura políticamente correcta en vez de a la ciencia real.

Pero, es que la realidad no tiene mucha importancia para los marxistas.