Categorías: Inmigración

Arranquemos la raíz de la inmigración ilegal

Ken Blackwell | 21 de noviembre de 2017

(townhall.com) – La reciente aprobación por el Comité Judicial de la Cámara de Representantes de los EE.UU. de que sea obligatorio el E-Verify, nos acerca un paso más a eliminar la causa principal de la mayor parte de la inmigración ilegal a los Estados Unidos al poner fuera de la ley a los negocios que contraten inmigrantes ilegales. El cruce ilegal de la frontera, el exceder el tiempo de visado, los niños nacidos en los  Estados Unidos a padres que están aquí ilegales, todo eso se reducirá dramáticamente o se eliminará si eliminamos la capacidad de los empleadores bandidos de aprovecharse de los que llegan aquí ilegalmente.

Hay cientos de miles de adultos jóvenes que son hijos de inmigrantes ilegales y que han estado aquí desde su infancia, porque les hemos permitido a empleadores fuera de la ley contratar y emplear a sus padres de manera ilegal durante décadas. Más o menos la mitad de la población indocumentada e ilegal de la nación se origina en visitantes que llegaron de manera legal, pero que no se fueron cuando se venció su permiso, pues el Congreso sigue negándose a imponer el sistema E-verify, que está ampliamente comprobado y usado. Cuando los visitantes sienten que el empleo ilegal está difundido, la tentación de violar su acuerdo de visa se fortalece.

El E-verify reducirá grandemente el atractivo de la mano de obra ilegal. En todo el mundo, en este mismo momento, la gente se siente tentada a cruzar ilegalmente las fronteras y permanecer después que se les vence la visa, para buscar trabajos que deberían pertenecer a un americano o a alguien que haya venido legalmente. Menos personas en el mundo lo intentarían si pudiéramos asegurarnos de que los empleadores contraten solamente a los que están aquí de manera legal y tienen autorización para trabajar.

El proyecto de ley, propuesto por los representantes federales Lamar Smith (Republicano por Tejas) y Ken Calvert (Republicano por California), es llamado Ley de la Fuerza de Trabajo Legal de 2017, HR 3711, y exigirá que todo empleador en los EE.UU. use el E-Verify para determinar si los nuevos contratados están autorizados para trabajar.

La ley ahora exige a las compañías que empleen solamente a individuos que pueden trabajar legalmente en los Estados Unidos, bien sean ciudadanos de los EE.UU. o ciudadanos extranjeros que tienen la autorización necesaria. E-Verify es un sistema gratis, rápido y fácil basado en Internet que permite a los empleadores determinar una sola cosa: la elegibilidad de sus nuevos contratados para laborar en los Estados Unidos.

Una de las objeciones hechas por los detractores del E-Verify es que crearía una enorme base de datos federal. El E--Verify no es una base de datos, sino un sistema que emplea la misma información que cada nuevo contratado introduce en el modelo impreso I-9 y que confirma por vía de Internet, -usualmente en cuestión de segundos- si la información es correcta y el empleado está autorizado para trabajar en los Estados Unidos. Debido a que el E-Verify de por sí disuade a los inmigrantes indocumentados a solicitar trabajos que no está autorizados a desempeñar, los nuevos contratados de los empleadores que usan el E-Verify son inmediatamente autorizados casi el 99 por ciento de las veces.

Si algún nuevo contratado recibe una «no confirmación tentativa», ese empleado continúa trabajando mientras corrige cualquier inexactitud en los expedientes, la cual impediría que el individuo recibiera beneficios del Gobierno, tales como futuros pagos de la Seguridad Social.

Los empleados también pueden protegerse del robo de identidad con el «Self-Lock» [«Auto-cierre»] del E-Verify, que permite a los trabajadores protegerse del robo de identidad mientras al mismo tiempo se aseguran de que sus datos personales vitales estén correctos y actualizados.

A los empleadores que respetan las leyes, E-Verify les ofrece una verificación instantánea de la elegibilidad de los trabajadores y la paz mental de que su fuerza de trabajo está compuesta por trabajadores legales. El E-Verify es gratis, rápido y elimina la carga de determinar la elegibilidad para trabajar. La Ley de la Fuerza de Trabajo Legal además garantiza, a los empleadores que usen el E-Verify de buena fe, una protección de las demandas judiciales en caso de que un trabajador no autorizado sea erróneamente autorizado por el sistema.

Nos hemos hecho de la vista gorda durante décadas mientras los empleadores bandidos han reducido los ingresos de los americanos y de los que están aquí legalmente. La mayoría de los americanos desean que los ciudadanos y los inmigrantes legales que ya están aquí tengan prioridad en los trabajos de los Estados Unidos por encima de los ciudadanos de otros países que están ilegalmente en los EE.UU. El E-Verify ayuda a realizar eso.