Categorías: Educación

Una escuela de la Florida desecha el Common Core – y asciende al primer lugar

Isabelle Z. | 4 de julio de 2017

Una escuela de la Florida que desechó el programa Common Core  a favor de los métodos tradicionales de educación ha ascendido al puesto número uno de la lista de escuelas del Estado, según estadísticas del Gobierno.

(Naturalnews.com) – La Academia Clásica Mason [Mason Classical Academy] una escuela licenciada de Naples, Florida, ha decidido no obligar a los muchachos a aprender por el método de enseñanza Common Core, aprobado por Obama, debido a la manera en que deliberadamente entorpece a los niños y crea métodos complicados e innecesarios para resolver problemas relativamente sencillos.

Naturalnews.com informa: Han rechazado el enfoque retrógrado del Common Core, que procura que los niños memoricen palabras completas en kindergarten antes de enseñarles la fonética más tarde, cuando están en la escuela primaria.

Para ese entonces, sus cerebros ya estarán acostumbrados a palabras enteras, lo que hará que entender y aplicar los conceptos de fonética les resulte más difícil que lo necesario.

¿Qué implica el enfoque clásico adoptado por la Academia? De acuerdo con su sitio web, el aprendizaje enfocado en el lenguaje  basado en palabras escritas y pronunciadas hace que el cerebro trabaje más para convertir las palabras en conceptos, mientras que un enfoque basado en imágenes fomenta la pasividad.  El enfoque en la fonética, probado por el tiempo, es con toda probabilidad la razón por la que usted puede leer este artículo, para empezar, y es difícil imaginar por qué alguien lo puede considerar inadecuado.

Gracias al enfoque clásico de la fonética, un impresionante 90 por ciento de los estudiantes de tercer grado de la Academia Clásica Mason [ACM] fueron más eficientes en Artes de la Lengua Inglesa, en comparación con apenas el 58 por ciento a nivel  del condado, la mayor parte del cual aplica el Common Core. De hecho, los alumnos de tercer grado de la ACM estuvieron en el 2 por ciento superior de la Florida, mientras que los alumnos de quinto grado de la Academia estuvieron en el 1 por ciento superior del Estado.

Estos estudiantes salen mejor parados cuando uno los compara con los de California, donde el promedio en el Estado es de apenas el 43 por ciento de eficiencia entre los alumnos de 3er grado. Incluso peor: seis escuelas públicas de Baltimore no tienen ni un solo alumno que sea eficiente en Aretes de la Lengua Inglesa ni en matemática. Es como si a los estudiantes se les preparara para fracasar.

Por supuesto, no todo el mundo está contento con este éxito de la escuela. Los partidarios del Common Core  han entrado en pánico, porque esos resultados ponen al descubierto al sistema como el fraude que es. La escuela ha sido objeto de muchas críticas por parte de todo el mundo, desde el superintendente de distrito hasta el periódico local Naples Daily News, según The Freedom Project.

¿Por qué el Common Core  prepara a los alumnos para que fracasen?

Entre las numerosas críticas al Common Core está el hecho de que se enfoca tanto en los resultados de las pruebas y los maestros están tan preocupados por perder el trabajo si sus alumnos no salen bien, que los muchachos son obligados a tareas exhaustivas, y dejan escapar la oportunidad valiosa de desarrollar habilidades sociales y mejorar su bienestar durante los recesos al aire libre. Además reprime la creatividad y estresa a los niños, loque puede afectar negativamente su salud emocional y física.

Una de las características que lo definen es la forma en que «embrutece» muchos conceptos y hace que los estudiantes den demasiados pasos para llegar a conclusiones que son obvias para nosotros los que estudiamos de la manera tradicional.

Por ejemplo, mucha gente se insultó cuando la tarea de un estudiante de segundo grado se hizo pública cuando una respuesta correcta de matemática fue señalada como errónea porque no era «amistosa». Cuando le pidieron que resolviera 530-270, el estudiante llegó a la respuesta correcta sustrayendo de la manera en que a la mayoría de nosotros se nos enseñó en la escuela. Aunque el estudiante llegó a la respuesta correcta, la maestra quería que lo resolviera añadiendo 30 a cada número, de manera que el problema entonces fuera 560-300.

Hay otros incontables ejemplos de tareas como esta, que ilustran como el Common Core confunde de  forma innecesaria y se enfoca en todas las cosas erróneas.