Categorías: Judicial

Gorsuch para un tiempo como éste

Tony Perkins | 12 de abril de 2017

(BarbWire) – Fue la juramentación más significativa desde la de Donald Trump. Cuando Neil Gorsuch colocó su mano sobre la Biblia para convertirse en el Juez No, 113 de la Corte Suprema en toda la historia de los Estados Unidos, Antonin Scalia, en esa grande nube de testigos, sin duda se estaba sonriendo. Su relevo de 49 años es todo lo que el originalista de siempre podía esperar: un jurista humilde, estimado y deferencial cuyo legado ciertamente va a prolongarse más allá del Presidente que lo nombró.

Para millones de americanos que tenían a la Corte como la primera de sus preocupaciones en noviembre pasado, fue un momento de extraordinario alivio. Para ellos, la elección del presidente Trump fue el camino hasta este precioso momento en que el equilibrio de la Corte finalmente se inclinaría a favor de la Constitución. Para la nación entera, fue una poderosa imagen del nuevo Presidente manteineido la promesa más importante de su recién inaugurado mandato.

Rodeado de su esposa y sus dos hijas, Gorsuch se ha convertido en el primer juez juramentado en el cargo por su ex jefe, Anthony Kennedy. Ahora, el secretario convertido en colega tendrá su propio asiento en el tribunal al que sirvió en uno de los momentos más críticos de la historia de nuestra nación.

Afortunadamente para el novato, no tendrá que esperar mucho para su bautismo de fuego, ya que ha entrado de lleno en una racha copiosa de discusiones.  Aunque Gorsuch no tendrá voto en los casos discutidos antes que fuera confirmado, al menos otra docena espera por la Corte, que estará con su plantilla completa por primera vez en más de un año. En el ínterim, el miembro más reciente del tribunal tendrá que hallar su lugar entre el equipo de nueve jueces. «El juez más nuevo comienza en el fondo del montón, se sienta en una  esquina distante del banco y habla de último en la conferencia». Y, como señala la CNN, Gorsuch tendrá una obligación que los demás no tienen: abrir la puerta. «Es una tarea que Eelena kagan, confirmada al  tribunal en 2010, se sentirá aliviada de dejar. Ella describió de manera jocosa los requisitos para el cargo en una aparición en Princeton en 2014: “El juez nuevo tiene que abrir la puerta –comenzó ella-. Quiero decir, literalmente. Si alguien toca y yo no lo escucho, no habrá ni una sola persona que se mueva; simpolemente me miran hasta que me doy cuenta ‘Oh, me imagino que alguien haya tocado la puerta’”».

Muchos asuntos importantes tamabién van a tocar a la puerta, y los conservadores dan gracvias por que Gorsuch va a abrir. La libertad religiosa estaá en punta para primavera, con casis claves como Iglesia Luterana Trinity de Columbia Inc. contra Pauley.  Aunque la Corte no ha decidido todavía escucharlos, hay muchos casos pendientes ante ella que involucran a las «Enmiendas Blaine» de las contituciones de varios Estados, que son empleadas para discriminar a las instituciones religiosas en el uso d elos recursos del Estado. Como  en el caso de la Iglesia Luterana Trinity, el asunto en Distrito Escolar del Condado Douglas contra los Contribuyentes a favor de la Educación Pública  y la Junta Estatal de Educación de Colorado contra los Contribuyentes a favor de la Educación Pública es si semejante nivel de discriminación del Estado está prohibido por la Constitución. La decisión de la Corte en el caso de la Iglesia Luterana Trinity afectará de manera significativa el resultado de esos otros casos, y Gorsuchprobablemente se ponga de parte de las instituciones religiosas.

Los jueces están analizando actualmente si aceptan otros casos importantes de libertad religiosa. En La Dulcería Masterpiece contra la Comisión de Derechos Civiles de Colorado, el asunto es si el Estado puede obligar al propietario de un pequeño negocio (Jack Phillips) a elaborar una tarta para una boda homosexual, debido a las leyes de no discriminación por la orientación sexual, o si los derechos del dulcero a la libre expresión y al lbre ejercicio, por la Primera Enmienda, protegen su capacidd a salirse de este proceso. Incluso si la Corte no escucha el caso, sabemos que el asunto no se va a olvidar. Hay varios propietarios de pequeños negocios que ya han sido penalizados por distintos Estados por negarse a emplear sus talentos para promover los matrimonios homosexuales. El juez Gorsuch tendrá que analizar este tema, y nos alegramos de que tenga una larga historia de proteger la libertad religiosa. Adicionalmente, la Corte considerará escuchar Sterling contra los Estados Unidos, lo cual decidirá si la Ley de Restauración de la Libertad Religiosa ampara el derecho de un militar a exhibir versículos bíblicos en un puesto de trabajo en las Fuerzas Armadas.

En el futuro podemos esperar ver aparecer más regulaciones contra el aborto y asuntos de libertad de concienciao religiosa en la Corte Suprema de los Estados Unidos, así como la cuestión de si la discriminación por sexo incluye la discriminación por «identidad sexual» y por «orientación sexual». Cuando llegue ese momento, estaremos agradecidos de tener un fuerte originalista como el juez Gorsuch en el tribunal. Para una evaluación ulterior de cómo su presencia afectará a la Corte.