Categorías: Artes y Entretenimiento

La cadena ABC de Disney olvida a las familias y abraza lo inmoral

Bill Bumpass | 15 de diciembre de 2016

(onenewsnow.com) – El Consejo Parental de Televisión [Parents Television Council (PTC)] anunció que un nuevo programa que está desarrollando ABC es otro ejemplo de cómo la cadena, propiedad de Disney, está encaminada en la dirección equivocada.

De acuerdo con los informes de la industria, el programa, que tiene una palabrota en su título, es sobre una iglesia combativa que tiene un pastor nuevo y moderno.

Melissa Henson, quien pertenece al Consejo Parental de Televisión, cree que el momento de dar eso a la publicidad es un poco extraño.

«Apenas hace una semana o dos, el presidente de la ABC dijo: “Hemos pasado por alto a la mayor parte de los Estados Unidos en nuestra programación; una buena parte de nuestros programas está dirigida a la gente de Nueva York y Los Ángeles, y hemos pasado por alto a la mayor parte de los Estados Unidos, y necesitamos empezar a hacer programas que le lleguen al resto de América”» -señaló Henson-. «Y una semana más tarde anuncian que tienen un programa en desarrollo con un título grosero y que, en el aspecto cinematográfico, es probable que sea ofensivo para muchos, muchos televidentes en el corazón de los Estados Unidos».

Henson insiste que lo que la ABC dice y lo que hace son dos cosas totalmente diferentes.

«Así que tienen una lengua viperina» -insiste la partidaria de la familia-. «Dicen una cosa pero sus acciones ciertamente no reflejan que creen en lo que están diciendo; que necesitan esforzarse más para llegar a las audiencias en el corazón de los Estados Unidos».

El presidente del PTC, Tim Winter, afirma que esta importante cadena de televisión ha perdido el sentido de la decencia, e insta a los americanos a unirse a la lucha.

«Los programas del horario récord de la ABC se han convertido en un nido de lenguaje explícito, vulgar y sexualizado» -recalcó Winters-. «Y este nuevo programa es otra evidencia más de que la ABC de Disney está caminando en la dirección equivocada».