Categorías: Política

Trump: La ley de la Sharia y la Constitución no son compatibles

Bob Kellogg | 18 de Noviembre de 2016

(OneNewsNow.com) – El Presidente electo Donald Trump está a punto de enviar un mensaje fuerte y claro de que «[la ley de] la Sharia del islam es incompatible con la Constitución [de los Estados Unidos]», mientras se prepara para declarar a la Hermandad Musulmana como un grupo terrorista.

«Los días en que la hermandad Musulmana influía en el Gobierno de los Estados Unidos pueden estar llegando a su fin, y los que son expertos en el área del activismo islámico y la amenaza de terror están de plácemes» informa WND.  «Se dice que el Presidente electo Donald Trump se está preparando para presentar un proyecto de ley en el Congreso que prohibiría a la Hermandad Musulmana al declararla organización terrorista».

El asesor de política exterior de Trump, Walid Phares, confía que éste siga llamando las cosas por su nombre y reconozca formalmente que el controvertido grupo es una organización terrorista militante islámica. Él anunció el plan de Trump al órgano de difusión egipcio Youm7, y explicó que había una propuesta en el Congreso para designar a la Hermandad Musulmana como grupo terrorista, pero señaló que la Administración Obama se había negado a aprobar la propuesta debido al apoyo del Presidente a la Hermandad, con la cual desea mantenerse en términos amistosos.

Ya va siendo hora…

Como miembro fundador del Departamento de Seguridad Interna (DHS) Philip Haney está emocionado por la disposición revitalizada (de Trump) de hacer regresar a la agencia gubernamental a aquello para lo cual fue creada.

«Para esto fue para lo que se creó el Departamento de Seguridad Interna, para empezar – para proteger al pueblo estadounidense de la amenaza del terrorismo, tanto nacional como extranjero- así que todo lo que él está haciendo es continuar la política del propósito original del DHS» -le dijo a WND Haney, autor de See Something, Say Nothing: A Homeland Security Officer Exposes the Government’s Submission to Jihad [Si ve algo, no diga nada: Un oficial de Seguridad Interna desenmascara la sumisión del Gobierno a la yihad]. «Esto es lo que en realidad se suponía que hiciéramos allá en 2003, cuando la agencia fue formada».

La presidenta de la American Freedom Defense Initiative (AFDI) Pamela Geller, quien escribió el libro Stop the Islamization of America [Detengamos la Islamización de los Estados Unidos] también acogió las noticias del plan de Trump con los brazos abiertos. 

«Ya era hora, y muy necesario» -insistió Geller, según WND.- «Sólo nos queda esperar que eso detenga la infiltración de la Hermandad Musulmana en el Gobierno de los EE.UU.».

Proteger a los estadounidenses, no a los terroristas…

La propuesta de declarar a la hermandad Musulmana grupo terrorista fue introducida hace un año, sobre este mes, por el senador Ted Cruz (republicano por Texas), quien estaba cansado de que la Administración Obama le diera de lado al asunto y siguiera manteniendo en peligro a los estadounidenses al defender a los yihadistas.

«Tenemos que dejar de fingir que la Hermandad Musulmana no es responsable del terrorismo que ella promueve y financia» -le dijo Cruz al Washington Free Beacon en noviembre de 2015-. «Tenemos que verla tal como es: una organización internacional clave dedicada a hacer una yihad violenta».

Se dice que la organización islámica terrorista trabaja en secreto con otros grupos islámicos estadounidenses para propagar la yihad por todos los EE.UU.

«La propuesta examina la historia de terrorismo de la Hermandad Musulmana y muestra cómo está vinculada con tres prominente organizaciones musulmanas estadounidenses: el Consejo de Relaciones Islámico-Americanas (CAIR), la Sociedad Islámica de América del Norte (ISNA) y el Trust Islámico de América del Norte (NAIT)» - informó Paul Bremmer, de WND-. «La legislación fue aprobada por el Comité Judicial de la Cámara a principios de este año y referida al Comité de Relaciones Exteriores del Senado, que no ha emprendido acción al respecto».

Trump se unirá a Rusia, Egipto, Siria, Arabia Saudita, Bahréin y los Emiratos Árabes Unidos para hacer de los Estados Unidos la séptima nación que declare oficialmente a la Hermandad Musulmana una organización terrorista.

Al hacer esa designación dice Haney que los EE.UU. estarán haciendo un pronunciamiento atrevido a los militantes musulmanes del mundo entero, que se han aprovechado de la debilidad y falta de voluntad de los EE.UU. de combatir de frente a la yihad.

«Eso le enviará una señal a todo el mundo islámico salafista, pro-sharia, pro-yihad, de que tomamos en serio la protección de nuestras fronteras, y que lo haremos sin disparar un solo tiro y sin dejar caer una sola bomba en ninguna parte» -enfatizó Haney-. «Y eso es muy significativo. Hablamos de paz a través del poderío, y de andar suavemente llevando un gran garrote. Bueno, esto es un buen ejemplo de eso».

Usando las propias consignas del islam para demostrar sus argumentos, Haney expuso las creencias de la religión para mostrar que los propios dogmas del islam van en contra de la libertad religiosa de los Estados Unidos.

«Alá es nuestro objetivo; el Corán es la Constitución, el Profeta es nuestro líder; la yihad es nuestro camino; morir por Alá es nuestro deseo» - dijo Haney, recitando cantos populares islámicos.

Haney subrayó que había algunas cosas que el Gobierno estadounidense debía arreglar si no quería sucumbir al terrorismo islámico.

«La Hermandad Musulmana ha dicho bien claro cuáles son sus intenciones, así que debemos sencillamente tomarles la palabra y designarlos una organización terrorista; estamos diciendo que la ley de la sharia no es compatible con la Constitución de los Estados Unidos y eso podría ser la parte más importante» -prosiguió.

Mantener el rumbo…

Aunque algunos sienten temor de que Trump no cumpla con su plan de declarar a la Hermandad Musulmana grupo terrorista, Geller confía que él hará todo lo que pueda para erradicar la influencia de los militantes islámicos sobre el Gobierno.

«Hasta ahora se ha mantenido aferrado a sus pistolas durante una campaña presidencial –durante la cual fue objeto de ataques furiosos e incesantes por sus posturas» -disputó Geller-. «Eso me da esperanzas de que será consecuente».

No tan confiado de que Trump se mantenga resuelto a declara a la Hermandad organización terrorista, Haney de todas formas sigue siendo cautamente optimista.

«Él piensa que el designar a la Hermandad Musulmana como terrorista podría sentar las bases para un seguimiento del juicio de 2008 a la Fundación de la Tierra Prometida, en el cual se vio que varias organizaciones caritativas y líderes afiliados a la Hermandad habían estado financiando a los terroristas de Hamas» -afirmó Haney-. «Pero lo ve como más importante que un segundo juicio».

El experto en seguridad nacional es inconmovible en que una designación así es imperativa si es que los EE.UU. van a tomar las riendas y a ganar la guerra contra el terror, y no van a seguir de vacaciones del conflicto como lo han hecho durante los pasados ocho años de la Administración Obama.

«Si se designa a la organización de la Hermandad Musulmana, eso no solo dará un incentivo para la segunda parte del juicio a la Fundación de la Tierra Santa, sino que también dará un aviso a la gente que está en la Hermandad Musulmana y que tiene influencia en el Gobierno de los EE.UU. de que ya no tendrán acceso a posiciones de influencia ni autoridad en la arena social, la arena política ni la arena de la implementación de la ley, que son las tres áreas en las cuales han estado operando apenas sin obstáculos durante los últimos ocho años, por lo menos» -concluyó Haney.