Categorías: Inmigración

Una amnistía les costaría a los contribuyentes billones, señala un informe de la Academia Nacional de Ciencias

Robert Rector | 4 de noviembre de 2016

 

(dailysignal.com) – Los costos a largo plazo de los inmigrantes y sus descendientes para los contribuyentes se detallan en un nuevo informe de la Academia Nacional de Ciencias. 

Los resultados del informe indican que, si se estableciera una amnistía para los inmigrantes ilegales, el Gobierno tendría que aumentar los impuestos de inmediato en $1 billón 290 000 millones y colocar esa suma en una cuenta bancaria de altos intereses para cubrir las futuras pérdidas fiscales generadas por los que reciban la amnistía y sus hijos. 

Para resarcir los costos futuros, cada hogar de los EE. UU. que actualmente paga un impuesto sobre la renta tendría que para, como promedio, una suma redonda e inmediata de más de $15 000. 

El informe de la Academia Nacional de Ciencias, «Consecuencias Legales y Financieras de la Inmigración», da un pronóstico del balance fiscal  para los inmigrantes y sus descendientes en más de 75 años. 

El balance fiscal de un individuo es igual a todos los impuestos del gobierno, menos los beneficios recibidos. Los beneficios e impuestos federales, estatales y locales se incluyen en los estimados. 

El informe de la ANC, publicado hace unas pocas semanas, muestra que los balances fiscales de los inmigrantes fluctúan de manera considerable. Los inmigrantes de bajo nivel educacional imponen costos fiscales sustanciales que se extienden mucho hacia el futuro. Los beneficios gubernamentales que recibirán excederán en gran manera a los impuestos que pagarán. 

The NAS report, released a few weeks ago, shows that the fiscal balances of immigrants vary greatly according to education level: Immigrants with low education levels impose substantial fiscal costs that extend far into the future. The government benefits they will receive greatly exceed the taxes they will pay. 

Esto tiene una importancia crítica, ya que los actuales inmigrantes ilegales tienen niveles educacionales muy bajos. 

Alrededor de 10 millones de adultos inmigrantes ilegales están en la actualidad en los EE. UU. Casi la mitad carecen de un diploma de secundaria. En total, los inmigrantes ilegales adultos tienen seis veces más posibilidades de carecer de ese diploma que los residentes nacidos en los EE. UU. 

Los inmigrantes ilegales reciben actualmente servicios gubernamentales de rutina como carreteras, alcantarillado, policía y protección contraincendios. Los hijos de los inmigrantes ilegales reciben en la actualidad educación pública con grandes subsidios, con un costo promedio de $12 000 por niño al año. 

Los hijos de los inmigrantes ilegales nacidos en los EE. UU son elegibles para los mismos beneficios de beneficencia que los niños nacidos a los ciudadanos de los EE. UU. (como sellos de comida, Medicare, Obamacare y la Asistencia Temporal para Familias Necesitadas) 

Debido a que las familias inmigrantes ilegales ya reciben muchos beneficios y servicios del gobierno, ya en la actualidad imponen un costo financiero a los contribuyentes. Los beneficios que reciben exceden a los impuestos pagados. 

La amnistía o  «ciudadanía merecida» les daría, a los actuales inmigrantes ilegales, acceso a un nivel adicional de caros programas y beneficios gubernamentales. 

Todas las propuestas de ley sobre una reforma migratoria «integral» o una «ciudadanía merecida» que se han debatido en el Congreso desde 2006 les hubieran concedido a casi todos los actuales inmigrantes ilegales la elegibilidad para recibir en el futuro beneficios de la Seguridad Social y  de Medicare luego de 10 años de trabajo. Esas propuestas de ley les hubieran concedido a los beneficiarios de una amnistía acceso a casi todo el sistema de beneficencia de los EE. UU luego de una modesta espera. 

En efecto, una amnistía les daría a los actuales inmigrantes ilegales acceso a los mismos beneficios gubernamentales que los inmigrantes que están aquí de manera legal. Por lo tanto, con un sencillo cálculo, el balance fiscal a largo plazo de un inmigrante ilegal, después de la amnistía, sería más o menos igual al costo de un inmigrante legal actual de la misma edad y nivel educacional. 

El informe de la ANC no hace distinción entre inmigrantes legales e ilegales. Sin embargo, como se señala, el informe sí provee una proyección fiscal para inmigrantes con diferentes niveles educacionales. Debido a que el nivel educacional de un inmigrante ilegal adulto se conocido aproximadamente, las proyecciones de la ANC nos permiten extrapolar los futuros costos fiscales de los inmigrantes ilegales si se les concediera una amnistía o una «ciudadanía merecida» como grupo. 

Basándose en el nivel educacional de los inmigrantes ilegales, las cifras de la ANC predicen que  el costo fiscal neto (beneficios menos los impuestos) para 10 millones de inmigrantes ilegales adultos después de recibir amnistía, tendría un valor neto presente negativo de $1 billón 290 000 millones. 

El concepto de «valor neto presente» es complejo; asigna un valor mucho menor a os gastos futuros que a los gastos actuales. Una forma de entender el valor neto presente es que él representa la cantidad total de dinero que deberá recogerse hoy y puesta en una cuenta de banco que gane el 3% de interés por encima de la tasa de inflación, para cubrir costos futuros. 

Como se señala arriba,  eso significa que si la amnistía fuera implementada, el gobierno tendría que aumentar inmediatamente los impuestos en $1,29 billones y poner esa suma en una cuenta de banco de alto rendimiento para resarcir las futuras pérdidas fiscales que serían generadas por los amnistiados y sus hijos. 

Y para resarcir los costos futuros, cada hogar norteamericano que actualmente paga impuestos federales sobre la renta tendría que pagar una suma inmediata de más de %15 000. 

Por supuesto, si el Gobierno federal concediera una amnistía, en realidad no aumentaría los impuestos actuales en $1,29 billones ni pondría ese dinero en una cuenta de banco de alto rendimiento para financiar los costos futuros. En lugar de eso, según lo que acostumbran los gobiernos, los costos seguirían sin financiar y se trasladarían para años futuros. 

Convertir una cifra de valor neto presente en aplazamientos futuros requiere información sobre la distribución exacta de los costos en el tiempo. Desafortunadamente, esos datos nos los provee la Academia Nacional de Ciencias. No obstante, un estimado a grosso modo de los aplazamientos netos futuros que deberán ser pagados por los contribuyentes (en dólares contantes de 2012) por los inmigrantes ilegales tras la amnistía, está alrededor de los $3,6 billones en 75 años. 

Los partidarios de la amnistía han sugerido que los inmigrantes de baja calificación generan resultados económicos positivos en gran escala que benefician a los trabajadores de los Estados Unidos. El informe de la ANC no halla evidencia de semejantes efectos. 

Por otra parte, el informe muestra claramente que el flujo continuo de inmigrantes de baja calificación a los EE. UU. creará una carga fiscal considerable para los del presente y del futuro. 

Aún más: conceder una amnistía hace más probable un flujo mayor de inmigrantes ilegales a los Estados Unidos, lo cual añadiría más costos.