Categorías: Educación

En qué se equivoca el Secretario de Educación de Obama con respecto a los que educan en casa

Lindsey Burke | 21 de septiembre de 2016

En unos señalamientos hechos el viernes, el Secretario de Educación John King le dijo a la audiencia que le preocupaba que los estudiantes educados en casa «no tenían todas las opciones que eran buenas para los muchachos». (Foto: Jim Weber / ZUMA Press  /  Newscom)

(The Daily Signal) – La educación en casa ha ido ganando popularidad en los años recientes, y ahora abarca alrededor del 3.4 por ciento  de la población en edad escolar. Esto es más del doble del por ciento (1.7%) de familias que educaban en casa en 1999.

Estas son buenas noticias para las familias que han preferido dar a sus hijos una educación personalizada, hecha a la medida, así como para los millones de familias en todo el país cuyos niños están prosperando como resultado de haber escogido la educación en casa.

Sin embargo, en sus observaciones del miércoles a los reporteros, en un desayuno auspiciado por The Christian Science Monitor, el Secretario de Educación John King — aunque admitió que había familias que educaban en casa a las que les iba bien  — le dijo a la audiencia que se preocupaba por que los estudiantes educados en casa no recibían «la variedad de opciones que son buenas para todos los niños». De acuerdo con Politico:

King dijo estar preocupado porque «los estudiantes que son educados en casa no están recibiendo el tipo de experiencia instructiva que recibirían en la escuela» a menos que los padres «sean muy dedicados al respecto».

King dijo que la experiencia de la escuela incluye el establecer relaciones con los demás niños, con los maestros y mentores, elementos que son difíciles de alcanzar en la educación en casa, a menos que los padres se concentren en eso.

La declaración de King de que él está preocupado por que los estudiantes educados en casa no estén recibiendo la «rápida experiencia instructiva que recibirían en la escuela» es problemática desde diferentes ángulos.

Primero: él presupone que los estudiantes educados en casa no están en la escuela. Como dijera notoriamente Milton Friedman en «Libre de Escoger», «no toda la “enseñanza” es educación, ni toda la “educación” es enseñanza».

Muchos estudiantes educados en casa reciben algunas de las enseñanzas más rigurosas e intelectualmente desafiantes que existen. Muchas familias se atienen a un programa de estudios clásico y riguroso. Otras prefieren educar en casa porque sus niños quieren opciones más difíciles que las que les da la escuela pública que tienen asignada.

Las investigaciones sugieren que los estudiantes educados en casa están mejor preparados para la universidad. Institutos como Hillsdale y Grove City han llegado a tener fama por su rigor y por la alta proporción de alumnos que han sido educados en casa. Al revés del análisis de King, los estudiantes educados en casa están «en la escuela» y les va muy bien.

Segundo: examinemos lo que King menciona como «rápida experiencia instructiva» que reciben los estudiantes en el conjunto de la educación de hoy de kindergarten al grado 12º [K-12].

De acuerdo con la más reciente Evaluación Nacional del Progreso Educacional, efectuada por el Departamento de Educación, sólo una tercera parte de los alumnos de octavo grado pueden leer con soltura. Aproximadamente dos de cada10 ni siquiera se gradúan de la preparatoria. Los Estados Unidos están en un puesto medio en las evaluaciones internacionales, como el Programa de Evaluación Internacional del Estudiante. En pocas palabras: hay bastante que mejorar en el sistema de educación pública tradicional.

Tercero: las familias que educan en casa tienen contactos sorprendentes para asegurar que los niños establezcan relaciones con sus iguales y con mentores, otra de las preocupaciones de King.

Las cooperativas y ligas deportivas de educación en casa son apenas unos pocos ejemplos. Y las redes de educación en casa se están haciendo cada vez más sofisticadas.

El antiguo mariscal de campo Tim Tebow pudo jugar fútbol cuando era un estudiante educado en casa en Florida, porque el estado permite que los estudiantes educados en casa jueguen en los equipos deportivos de las escuelas públicas. Tebow llegó a ser el primer estudiante educado en casa que ganó el codiciado Trofeo Heisman.

La ubicuidad de la Internet significa que los padres que educan en casa tienen un amplio mundo de contenido académico disponible en la punta de sus dedos, incluyendo todo lo referente a cursos preparatorios para la universidad en línea, hasta academias de codificación de computadoras, así como un medio para conectar con otras familias que educan en casa.

Uno de los catalizadores que ha propiciado el auge de la educación en casa es un sentir, entre muchos padres, de que la educación pública no está satisfaciendo las necesidades de sus hijos.

Los recientes esfuerzos federales por establecer normas y pruebas nacionales por medio del Common Core han  aumentado la preocupación de muchos padres de que no tienen voz ni voto en lo que se refiere a lo que se enseña en la escuela pública a la que asiste su hijo. Además los especialistas de Matemáticas y de Lengua Inglesa  en reiteradas oportunidades han expresado su preocupación de que el Common Core no prepara a los estudiantes para la educación superior.

Los burócratas de la educación gubernamental hacen bien en preocuparse por la educación en casa, pero no por las razones que dice King. Es más probable que estén preocupados porque los padres  — sea que estén capacitados para educar en casa o porque puedan escoger algunos de los 59 programas selectos de educación que hay ahora — van a preferir algo que no sea un proveedor de educación del gobierno.