Categorías: Temas sociales

Son los liberales seculares los que no valoran la vida humana, no los estadounidenses conservadores

Pamela Adams | 28 de septiembre de 2016

(Constitution.com) – El profesor D. Watkins escribió recientemente un artículo titulado «¿Por qué a los policías no les importa matar negros? Porque la historia estadounidense enseña que no somos completamente humanos». Hasta cierto punto tiene razón, aunque no de la manera en que él cree.

Su primera presunción es que los policías la tienen tomada con los negros. Sin embargo, la evidencia científica desmiente por completo esa teoría. El profesor de la Universidad de Harvard Roland Fryer examinó los tiroteos relacionados con la policía y determinó que los negros  tenían un 20% menos de probabilidades de ser tiroteados que los blancos. El profesor Fryer es un instructor de economía negro que creyó que podía hallar evidencia para sostener las afirmaciones de Watkins. Quedó sorprendido con los resultados.

La segunda presunción del Sr. Watkins es que nuestra historia enseña que los negros no son completamente humanos. En ese punto está en lo cierto, pero por la razón equivocada. Desde el momento en que la evolución invadió nuestros libros de ciencia se nos ha enseñado que algunas razas son menos humanas que otras. Darwin creía que las distintas razas eran resultado de  diferentes etapas de la evolución. Él situaba a los caucásicos [los blancos] en la cima, con los asiáticos y los africanos más abajo en la escala de la evolución.

Los eugenistas como Margaret Sanger se convirtieron en seguidores de la teoría evolutiva de Darwin. Ella creía que las minorías no eran humanas por completo y que podían ser eliminadas con facilidad. Esta era una creencia que compartía su correligionario eugenista Adolf Hitler, que tenía una opinión similar con respecto a los judíos.

La teoría de la evolución propició su afirmación desvergonzada de que los negros y otras minorías eran «maleza humana» que necesitaba ser arrancada de la sociedad y destruida. Esa es la razón por la que Margaret Sanger situó con tanta presteza sus clínicas de aborto en los vecindarios negros. Ella creía por completo en la raza aria perfecta y usó el pretexto del «control de nacimientos» para promoverla.

Hillary Clinton proclama con orgullo  su admiración y respeto por Margaret Sanger y por su criatura más alabada, Planned Parenthood. Tan sólo ésta aborta cientos de bebés al día, y los bebés negros son los más numerosos. En la ciudad de Nueva York, se abortan más bebés negros que los que nacen. De acuerdo con el censo de 2010, sólo el 13.6% de los estadounidenses son negros, pero desde Roe contra Wade [legalización del aborto] los negros han sido objeto de casi el 30% de los abortos.

Como es usual, Watkins con toda intención deja de analizar cómo se ve a sí misma la comunidad negra. Si ellos piensan que los policías deliberadamente victiman, acosan y matan a los individuos únicamente en base al color de la piel, ¿a qué atribuyen todos los crímenes de negros contra negros? En un fin de semana promedio en Chicago, más de 50-60 negros serán tiroteados por otros negros. ¿Ellos también se consideran subhumanos unos a otros?

Los policías patrullan las áreas donde existe el crimen. A eso se le llama vigilancia de lugares calientes, que se concentra en los sitios más propensos a desencadenar la violencia. Se pasan las noches respondiendo llamadas de gente que marca el 911 para pedir ayuda. La vasta mayoría de sus patrullas y de esas actividades son en barrios de minorías. Los tiroteos ocurren todas las noches en las ciudades grandes, y las víctimas casi siempre son negros. Pero no son los policías los que disparan. Son otros negros. Cuando llega la policía y trata de investigar, nadie parece haber visto nada. De hecho, muchos de los espectadores se pasan el tiempo gritándoles a los policías mientras sus seres queridos yacen muertos en el piso a causa de las balas de otro hombre negro. 

Las estadísticas nos muestran que la causa principal de muerte entre los jóvenes negros de 15 a 34 años son otros jóvenes negros. Los negros tienen más ventaja en la calle frente a un policía blanco que frente a sus vecinos. ¿Quién exactamente es el que cree que los negros no son por completo humanos?

El Sr. Watkins está en lo cierto; se nos ha enseñado esto como parte de nuestra historia porque está basado en una creencia científica errónea. Pero dejemos de apuntarnos con el dedo y darle vueltas a lo que todo el mundo sabe que es el problema. ¿Cuál es la solución?

Sólo hay una respuesta al problema de que la gente cree que su prójimo es menos humano. Se llama la Biblia.

Génesis 1:27 dice: «Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó».

Ahí lo tienen. Ahí mismo. Si usted cree que la historia estadounidense es la culpable de enseñar que los negros no son humanos por completo, entonces tiene que empezar a exigir que a las escuelas se les permita enseñar el Creacionismo. Los creacionistas creen que todo ser humano es descendiente de Adán y Eva. No importa la raza, el credo ni el color que tengan. Todos nosotros fuimos creados iguales a la imagen de Dios

Estudios recientes del ADN han descubierto que todos los seres humanos pueden ser rastreados hasta una sola mujer. Es impresionante que esto haya sido puesto en claro por la Biblia todo el tiempo.

«Y llamó Adán el nombre de su mujer, Eva, por cuanto ella era madre de todos los vivientes»  (Génesis 3:20).

Todo el ADN de los individuos humanos se diferencia apenas en un 0.1%.  Esto es algo microscópico, comparado con la diferencia del 1.2 – 3.1% que vemos en los primates de los cuales supuestamente evolucionamos.

Sí, los esclavistas cristianos del Sur seleccionaban versículos de la Biblia para apoyar la esclavitud. Todos queremos encontrar evidencias que justifiquen nuestro comportamiento pecaminoso. Ellos no son más culpables que Watkins, que seleccionó detalles de tiroteos con la policía para promover su agenda. Los cristianos sureños ignoraron la historia de la Creación y la Regla de Oro de la misma manera en que Watkins ignora los horrores del aborto y del crimen de los negros contra negros.

La otra cara de la moneda es que fueron los abolicionistas cristianos los que lucharon por, sufrieron y murieron para darles la libertad a los esclavos.

Tenemos que decidir. ¿Vamos a seguir desgarrándonos unos a otros con verdades a medias, por motivos personales y propaganda, o vamos a buscar la verdad y resolver el problema? ¿Vamos a continuar señalando los eventos que promueven nuestra causa o vamos a tratar con el problema completo? 

La decisión es tuya, Estados Unidos.

Este es solo mi pequeño aporte.