Categorías: Apologética y Teología

¿Estuvo Jesús enterrado por tres días y noches completos?

Gary DeMar | 3 de abril de 2015

Ha habido un considerable debate sobre la mejor manera de interpretar el tres días y tres noches del lenguaje en Mateo 12:40, ya sea como tres días de 24 horas de exactamente 72 horas o partes de tres días y tres noches. Puesto que no se puede conseguir los tres días completos si se comienza el viernes, algunos intérpretes han abogado por un enfoque de dos días de reposo y una crucifixión el miércoles y una resurrección el sábado. ¿Qué dice la Biblia?

El Nuevo Testamento afirma repetidamente que Jesús se levantó en "el tercer día" o "en tres días" (Mateo 16:21; 17:23; 20:19; 26:61; 27:40; 27:64; Marcos 9:31; 10:34; 14:58; 15:29; Lucas 9:22; 13:32; 18:33; 24:7; 24:21; 24:46; Juan 2:19, 20; Hechos 10:40; 1 Corintios 15:4). Sólo una vez encontramos lo siguiente: "Porque así como Jonás estuvo tres días y tres noches en el vientre del monstruo marino, así estará el Hijo del Hombre tres días y tres noches en el corazón de la tierra" (Mateo 12:40). Al dejar que la Biblia hable por sí misma, es decir, dejando que la Biblia se interprete a sí misma usando el texto de la Escritura, podemos descartar la afirmación de que hay contradicciones o ambigüedades insolubles. 

En Lucas 18:31-33 vemos una declaración de todo incluido sobre los eventos que condujeron a la resurrección: "Tomando aparte a los doce discípulos, Jesús les dijo: ‘Miren, subimos a Jerusalén, y se cumplirán todas las cosas que están escritas por medio de los profetas acerca del Hijo del Hombre. Pues será entregado a los Gentiles, y será objeto de burla, afrentado y escupido; y Lo azotarán, y después Lo matarán, y al tercer día resucitará’". En primer lugar, observen que el entorno geográfico es Jerusalén. Esto será importante para determinar el punto de partida del lenguaje de los tres días y tres noches de Mateo 12:40.

En segundo lugar, Jesús debe ser "entregado a los gentiles". Esto comienza cuando es arrestado por el "séquito romano" y los "oficiales de los principales sacerdotes y los fariseos" en el Jardín de Getsemaní (Juan 18:3, 12). Esto se lleva a cabo en la noche del jueves ante el "día de la preparación", que es el viernes, un día antes del día de reposo (Marcos 15:42). Es en este punto que algunos afirman que hubo un sábado especial distinto del séptimo día, el día de reposo. 

Antes de entrar en los detalles de desentrañar la evidencia, noten que Mateo 12:40 no dice que Jesús sería enterrado en una tumba durante tres días y tres noches. De hecho, no hay ninguna mención de una crucifixión o una resurrección. Parece que sus discípulos no entendieron la frase "corazón de la tierra" equivalente a un entierro. Cuando Jesús menciona que Él morirá y resucitará, Pedro dice: "¡No lo permita Dios, Señor! Eso nunca Te acontecerá" (Mateo 16:21). ¿Por qué Pedro no dice algo similar cuando Jesús usó el lenguaje de "tres días y tres noches" antes?

En el libro de Joe Kovaks tituladoShocked By the Bible: The Most Astonishing Facts You’ve Never Been Told” [“Sorprendido por la Biblia: Los hechos más sorprendentes que nunca se te han contado”], 1 hay una discusión de cuando Jesús fue crucificado para encajar con unas 72 horas de entierro de tres días y tres noches completas. Kovaks toma la posición de que Jesús fue crucificado el miércoles y resucitó de entre los muertos el sábado. Tradicionalmente, se dice que Jesús fue crucificado el viernes y levantado la madrugada del domingo, el primer día de la nueva semana. Pero esto causa problemas con el entierro de 72 horas, tres días literales.

Algunos han argumentado que una parte de un día y una parte de la noche puede significar un día y una noche. Pero Jesús pasó sólo las noches del viernes y sábado en la tumba. Falta una noche completa si contamos desde el viernes. Y si Él resucitó de entre los muertos el sábado, como algunos sostienen, entonces también nos falta un día.

Para conseguir armonía con los tres días y las tres noches completas de Mateo 12:40 y tres plenos días de 24 horas, algunos han trasladado la crucifixión al miércoles, alegando que el jueves fue un día de reposo especial, un "Shabat de Pascua" y no la habitual del viernes a sábado. Joe Kovaks sostiene esta postura y también lo hizo R. A. Torrey quien escribió:

"Para resumirlo todo, Jesús murió casi al atardecer del miércoles. Setenta y dos horas más tarde, exactamente tres días y tres noches, al inicio del primer día de la semana, el sábado al atardecer, Él resucitó de la tumba". 2

Esta postura requiere otro sábado durante la semana, además del séptimo día (sábado). No hay un sábado extra a mitad de semana (Lucas 23:54-25:2). Ralph Woodrow escribe: "Sólo se indica un día de reposo: la crucifixión fue el día antes de ‘el día de reposo’; las mujeres prepararon sus especias y reposaron en ‘el día de reposo’; y en el primer día de la semana (lo que todos están de acuerdo fue el día después de ‘el día de reposo’), ellas encontraron la tumba vacía. Es simple: el día antes del día de reposo, el día de reposo, y el día después del día de reposo". 3 Si había un sábado especial, ¿por qué se esperaron las mujeres hasta el final del día de reposo regular (sábado) para visitar la tumba cuando pudieron haber ido el viernes? Al quinto día, el cuerpo de un hombre muerto habría estado en un proceso de descomposición significativo. Si Lázaro apestaba a los cuatro días (Juan 11:39), ¿cómo sería el olor de un cadáver que había sido sepultado por cinco días? Para concluir, Jesús fue crucificado en el "día de preparación" (viernes), es decir, un día antes del día de reposo semanal (sábado).

Otro problema con el punto de vista del miércoles es que los discípulos que se reunieron y caminaron con Jesús en el camino a Emaús lo hicieron en el día de Su resurrección (Lucas 24:13). Los discípulos le cuentan a este "extraño" (para ellos) de la crucifixión y muerte de Jesús (24:20) y dicen que "es el tercer día que esto ha acontecido" (24:21). Si Jesús hubiera sido crucificado el miércoles, entonces el domingo hubiera sido el quinto día cuando esto aconteció. El tercer día fue domingo, el primer día de la semana. Una crucifixión en Jueves lo habría convertido en el cuarto día.

Aún si Jesús fue crucificado el viernes y resucitó el sábado, todavía estamos perdiendo una tercera noche (primera noche, viernes, segunda noche, el sábado). Los intentos de resolver esta aparente contradicción se centran en la suposición errónea de que "el corazón de la tierra" es una referencia al tiempo que Jesús pasó en la tumba. He aquí algunos puntos a considerar:

  1. Mateo 12:40 es el único lugar en las Escrituras donde "tres días y tres noches" y "corazón de la tierra" se utilizan juntos.
  2. Si Jesús fue enterrado en el "corazón de la tierra" y "corazón" es una metáfora de "centro" o "en medio de", entonces Jesús no fue enterrado en el corazón literal (centro) de la tierra. Por lo que sabemos de la sepultura de Jesús, fue sepultado encima de la tierra (Mat. 28:2) en una tumba excavada en la roca (Marcos 15:46) donde se podía entrar y salir fácilmente.
  3. Jerusalén fue considerado el "corazón de la tierra": "Así dice el Señor DIOS: 'Esta es Jerusalén; yo la coloqué en el centro de las naciones y de los territorios a su alrededor'" (Ezequiel 5:5; Ezequiel 38:12; Hechos 1:8). De hecho, "cada gran pueblo de la antigüedad, como regla general, considera su propia ciudad central o el lugar más santísimo como necesariamente el centro de la tierra". Muchos de los mapas antiguos lo confirman. El más famoso es el Mapamundi de Hereford o "mapa del mundo" (c. 1285) en la catedral de Hereford. La Biblia, por supuesto, está haciendo un punto teológico no uno geográfico ya que cualquier punto del planeta podría ser el centro de la tierra, en términos relativos.
  4. Jesús continuamente señalaba a Jerusalén como el lugar donde sería traicionado y crucificado: "Desde entonces Jesucristo comenzó a declarar a Sus discípulos que debía ir a Jerusalén y sufrir muchas cosas de parte de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los escribas, y ser muerto, y resucitar al tercer día" (Mateo 16:21). ¿Cuándo empezó a "sufrir muchas cosas"?: "Ahora subimos a Jerusalén, y el Hijo del Hombre será entregado a los principales sacerdotes y escribas, y Lo condenarán a muerte; y Lo entregarán a los Gentiles para burlarse de El, Lo azotarán y crucificarán, pero al tercer día resucitará" (20:17-19).
  5. Desde el momento en que Él fue "entregado" en la noche del jueves en el Huerto de Getsemaní, que incluía su traición y "estar en agonía" tomó la copa del sufrimiento (Is. 51:17) que Él iba a padecer (Lucas 22:39-46), al día en que Él "se levantó" constituye "tres días y tres noches" en el corazón o en el centro de la tierra, es decir, en Jerusalén. La palabra griega que a menudo se traduce como "mundo" se traduce mejor como "tierra".

Así pues, no hay contracción, no hay necesidad de cambiar el día de la crucifixión de viernes a miércoles o para contar los días parciales como días completos. El sufrimiento de Jesús comenzó el jueves y Su resurrección ocurrió en el tercer día en Jerusalén – "el corazón de la tierra". 

Nota a pie de página:

  1. Joe Kovaks, Shocked By the Bible: The Most Astonishing Facts You’ve Never Been Told, (Nashville: Thomas Nelson, 2008).
  2. R. A. Torrey, Difficulties in the Bible [Dificultades en la Biblia] (Nueva York: Fleming H. Revell, 1907), 107-108. 
  3. Ralph Woodrow, Three Days & Three Nights—Reconsidered in the Light of Scripture [Tres días y tres noches – reconsiderados a la luz de la Escritura] (Riverside, CA: Ralph Woodrow Evangelistic Association, 1993), 6-7.