Categorías: Temas sociales

El ex capellán de los SEALs podría ser expulsado de la Armada por creencias cristianas

Todd Starnes | 9 de marzo de 2015

Un capellán que una vez ministró a los Navy SEALs [fuerzas de operaciones especiales de la fuerza naval] podría ser expulsado de las fuerzas armadas después de que fue acusado de no "mostrar tolerancia y respeto" en las sesiones de asesoramiento privadas en lo que respecta a las cuestiones relativas a la fe, el matrimonio y la sexualidad, especialmente la homosexualidad y el sexo antes del matrimonio, según los documentos obtenidos en exclusiva por Fox News.

El Capitán de corbeta Wes Modder, que está avalado por las Asambleas de Dios, también ha sido acusado de ser incapaz de "funcionar en un entorno diverso y pluralista" en la Comandancia Naval de Entrenamiento de Energía Nuclear en Goose Creek, Carolina del Sur. 

"En múltiples ocasiones él discriminó en contra de los estudiantes que eran de diferentes credos y orígenes", el comandante al cargo del capellán el Capitán de navío Jon R. Fahs escribió en un memorando obtenido por Fox News.

Modder es un condecorado veterano del ejército de 19 años. Antes de convertirse en un capellán de la Armada, sirvió en la Infantería de Marina. Sus funciones incluyeron períodos de servicio con la Unidad Expedicionaria de la Marina 11 y el Comando Naval de Guerra Especial – donde se desempeñó como capellán de la Fuerza de los Navy SEALs.

Su historial está lleno de elogios y endosos – incluyendo los del Capitán de navío Fahs.

En la evaluación más reciente de Modder, Fahs declaró que el capellán era "el mejor de los mejores", y un "líder profesional consumado" digno de una promoción temprana.

Entonces, ¿cómo es que el Capellán Modder pasa de ser lo "mejor de lo mejor" a no ser apto para servir en el ejército estadounidense en un lapso de cinco meses?

La Armada no regresó las llamadas en busca de comentarios – así que lo único que podemos hacer es confiar en sus acusaciones escritas y pruebas.

Michael Berry, un veterano militar y abogado con Liberty Institute un despacho de abogados que se especializa en casos de libertad religiosa está representando a Modder. Acusó a la militar de cometer una gran injusticia contra el capellán en una carta a la Armada. Me dijo que responderán firme y enfáticamente a las acusaciones – que ellos niegan categóricamente.

"Estamos empezando a ver casos donde los capellanes son acosados", dijo Berry. "Ellos tienen que preguntarse, '¿me quedo fiel a mi fe o mantengo mi trabajo?'"

Él dijo que Modder está siendo castigado por su fe cristiana.

"Ellos quieren que los capellanes sean unos glorificados consejeros de campamento de verano y no hablen la verdad y el amor en la vida de la gente", me dijo Berry. "Hay algunos elementos anti-religiosos en nuestras fuerzas armadas. Cada vez que alguien quiere vivir su fe abiertamente – hay gente que dice que eso es ofensivo". 

Modder me dijo que fue devastado por las acusaciones. Él cree que los cargos han sido inventados.

"La militar ahora quiere un capellán 2.0 en lugar de un capellán de legado", dijo Modder. "Quieren un capellán que se adapte a la política que contradice las Escrituras". 

Los problemas de Modder comenzaron el 6 de diciembre, cuando un asistente en su oficina se presentó al trabajo con un par de representantes de igualdad de oportunidades y una denuncia de cinco páginas que documenta quejas contra el capellán.

El Teniente de fragata pasó a detallar las preocupaciones con respecto a los puntos de vista de Modder sobre "las relaciones / matrimonios del mismo sexo, la homosexualidad, las diferentes normas de respeto para los hombres y las mujeres, el sexo antes del matrimonio y la masturbación".

Modder dijo que el oficial joven sólo había estado trabajando con él durante aproximadamente un mes y constantemente lo atosigaba con preguntas relacionadas con la homosexualidad. No tenía idea de que el oficial era de hecho gay – y casado con otro hombre. 

"Su carta de queja de cinco páginas era desmedida", dijo Modder. "Me dijo que tenía un patrón de comportamiento de discriminar contra la orientación hacia el mismo sexo".

Al capellán ni siquiera se le dio la oportunidad de defenderse. Fue retirado inmediatamente de deberes y le pidieron que limpiara su oficina. 

"Fue insultante y fue devastador", dijo Modder. "Me sentí discriminado. ¿Cómo pudo ocurrir algo así en esta etapa de mi carrera?" 

Zollie Smith, el director ejecutivo de las Asambleas de Dios, Misiones en EE.UU., me dijo que se mantienen firmes detrás del capellán.

"Estamos detrás de él 100 por ciento", dijo.

En retrospectiva, Berry cree que el oficial le estaba tendiendo una trampa a su cliente – y al hacerlo, puedo haber cometido un delito.

"Creo que algo de lo que el teniente ha alegado podría constituir un delito militar – declaraciones falsas – tomando lo que dijo el capellán y distorsionarlo o interpretarlo erróneamente – en un intento de conseguir que castigaran al capellán ", dijo. "Él abusó de la posición que se le dio como asistente de un capellán".

Él cree que el oficial tal vez obtuvo acceso al archivo privado de asesoramiento. 

"Para ser claros, el Capellán Modder no niega que durante las sesiones pastorales privadas y de uno a uno y sesiones de asesoramiento, expresó su profunda creencia religiosa sinceramente de que: los actos sexuales fuera del matrimonio son contrarios a la enseñanza bíblica; y el comportamiento homosexual es contrario a la enseñanza bíblica; y la orientación homosexual o la tentación, a diferencia del comportamiento, no es pecado", dijo Berry.

Modder dijo que muchos estadounidenses pueden impactarse fuertemente al descubrir cuánto ha cambiado la cultura militar en los últimos años.

"Esta nueva generación es muy secular y muy abierta sexualmente", dijo. "Los valores que los militares una vez sostenían – al igual que los Boy Scouts de América – están cambiando. La cultura quiere esto. La cultura está chocando con la verdad. Esa es la raíz de todo esto".

Modder recordó un incidente que ocurrió cuando llegó por primera vez a la base. Estaba a punto de realizar la invocación en una ceremonia de graduación cuando el capitán lo llevó aparte. 

"Él me miró y me dijo, 'Oye capellán – no ores en el nombre de Jesús'", recordó.

Modder dijo que entiende la tormenta que está a punto de entrar – pero él se mantiene firme. 

"Cada fibra de mi ser quiere huir de esto – pero si lo hago no estoy siendo obediente al Señor," me dijo. "Tengo que luchar por la justicia y esto es algo que no puedo alejarme de".

La realidad es que muchos otros capellanes podrían encontrarse en el lugar del Capellán Modder. La iglesia católica romana y la Convención Bautista del Sur tienen posiciones casi idénticas sobre las cuestiones que la Armada ha encontrado problemática con Modder.

"Va a ser un camino difícil para mí", dijo. "Pero es lo que Dios me ha llamado a hacer".

En última instancia, se trata de dejar un legado y un ejemplo para su familia – su esposa y cuatro hijos pequeños.

El día en que fue relevado de su cargo, el hijo de 14 años de edad, del Capellán Modder se coló para ayudar a empacar el despacho de su padre. Unos pocos hombres alistados de alto rango estaban allí también.

A medida que se fueron alejando, el muchacho le dijo a su padre que los alistados habían hablado con él.

"Le dijeron a mi hijo que 'puede estar orgulloso de su padre porque él está manteniendo la fe'", dijo Modder. "Todo el comando sabe que el Capellán Modder está manteniendo la fe".