Categorías: Política

A raíz de la controversia pro-vida, un congresista va a proponer una «Ley de Vida desde la Concepción»

Cortney O'Brien | 4 de febrero de 2015

Mientras los ecos de la Ley de Protección de los Niños Nonatos Capaces de Experimentar Dolor [Pain-Capable Unborn Child Protection Act] todavía resuenan en el Congreso, el representante Alex Mooney (Republicano - Virginia Occidental)  está encabezando un nuevo esfuerzo legislativo pro-vida. Al llegar el viernes, Mooney presentará la «Ley de Vida desde la Concepción», que protegerá a los niños por nacer desde su primera etapa de vida.

Los grupos pro-vida expresaron su desdén por el Congreso a principios de este mes, cuando los republicanos se negaron a apoyar la prohibición de abortos a partir de las 20 semanas, diciendo que era demasiado radical. La propuesta de ley fue reemplazada con otra más moderada, que proponía prohibir el uso de fondos gubernamentales para los abortos. La jugada fue mucho más impactante porque el Partido Republicano ha obtenido una mayoría en el Congreso gracias, en parte, a que prometieron defender a los no nacidos. En otro pedazo de ironía trágica, la Marcha anual por la Vida estaba teniendo lugar simultáneamente fuera del National Mall. Ahora, a raíz de aquella controversia, el representante Mooney ha decidido presentar un proyecto de ley más atrevido a favor de la vida.

La «Ley de Vida desde la Concepción» implementaría la protección al derecho a la vida de cada persona humana nacida y por nacer, según el texto de la misma. Cita la 14ª Enmienda como el medio para la protección. 

Mooney habló con Townhall sobre esta pieza de legislación inminente y dijo que la belleza de la propuesta de ley radicaba en su simplicidad.

«Es un proyecto de solo dos páginas, así que no es como otros proyectos de por aquí que tienen cientos y cientos de páginas».

Después leyó un extracto significativo del proyecto, que garantiza el derecho a la vida para toda persona, empezando desde la concepción:

«Los términos “persona humana” y “ser humano” incluyen a todos y cada uno de los miembros de la especie Homo sapiens en todas las etapas de la vida, incluyendo el momento de la fertilización, la clonación u otro momento en el cual un miembro individual de la especie humana comience su existencia». 

En otras palabras, es una pieza de legislación que se basa en la ciencia pura, no en la política:

«Usted no tiene que ponerse lentes religiosos, no tiene que ponerse lentes políticos. Puede mirar esto simplemente como un biólogo».

Mientras los que se oponen al aborto continúan criticando al Congreso por dejar caer la Ley de Protección a los Capaces de Experimentar Dolor, Mooney dice que es un factor que ha contribuido a determinar el tiempo de su propuesta:

«Sí, lo es. Quiero que esto se mueva rápido. Quiero que el pueblo estadounidense y mis electores vean que muchos de nosotros estamos luchando por el asunto del derecho a la vida». 

La «Ley de Vida desde la Concepción» fue presentada inicialmente el año pasado por el representante Jim Jordan (Republicano – Ohio), que le preguntó a Mooney si él estaba interesado en tomar el relevo este año. Basándose en el historial pro-vida de Mooney, al parecer Jordan hizo una elección sabia. Mooney ha estado activo en el movimiento pro-vida desde su época en la Universidad Dartmouth, cuando fue presidente del grupo pro-vida del campus. Nos contó cómo se paraba en la cafetería de su escuela y repartía materiales sobre el desarrollo del bebé por nacer.

«Siempre he creído en la defensa de la vida humana. No convencí, a ninguno de los que me pasaron por el lado en la cafetería de la escuela, de que la vida empezaba con la concepción y que el aborto estaba mal, pero seguro que los dejé pensando en ello».

Mooney tiene la esperanza de hacer lo mismo con su legislación pro-vida.

Considerando que el proyecto de ley obtuvo 130 co-patrocinadores el año pasado, incluyendo un demócrata opuesto al aborto, Mooney tiene la esperanza de que podrá tener un apoyo similar esta vez.

Otra nota importante: cuando Roe contra Wade fue aprobada en 1973, los jueces pasaron por alto las leyes estatales pro-vida y legalizaron el aborto sin determinar cuándo comenzaba exactamente la vida humana. Mooney dijo que este proyecto de ley desenmascarará su ignorancia y revertirá aquella trágica decisión de la corte. Le devolverá a los Estados la potestad para determinar de nuevo sus propias protecciones para los no nacidos. 

Para los críticos que sin duda van a denunciar su legislación como demasiado extremista, Mooney tiene una respuesta sencilla:

«Es un hecho biológico. Es en la concepción cuando comienza la vida. La mayoría de los estadounidenses lo entiende y está de acuerdo con eso».