Categorías: Documentos históricos

Proclamación del Día de Acción de Gracias de 1815 - James Madison

DÍA DE ACCIÓN DE GRACIAS DE 1815
POR EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA – UNA PROCLAMACIÓN

El Senado y la Cámara de Representantes de los Estados Unidos han expresado su deseo, mediante una resolución conjunta, de que se recomiende un día para ser observado por el pueblo de los Estados Unidos con solemnidad religiosa como día de acción de gracias y de reconocimiento devoto a Dios Todopoderoso por Su gran bondad, manifestada al restaurarles las bendiciones de la paz. 

Ningún pueblo debería sentir más la obligación de celebrar la bondad del Gran Ordenador de los Eventos del Destino de las naciones que el pueblo de los Estados Unidos. Su buena providencia originalmente lo condujo a una de las mejores partes de la morada dada a la gran familia de la raza humana. Él lo protegió y cuidó durante todas las dificultades y pruebas a las que fueron expuestos durante sus primeros días. Bajo Su cuidado paternal, sus hábitos, sus sentimientos y sus búsquedas lo prepararon para que, a su debido tiempo, transitara hacia un estado de independencia y autogobierno. En la ardua lucha en la cual lo obtuvo, resultó favorecido con muchas muestras de Su bondadosa intervención. Durante el intervalo que siguió, Él lo fortaleció y lo dotó de todos los recursos que le han permitido afirmar sus derechos nacionales, e incrementar su carácter nacional en otro arduo conflicto, que está ahora felizmente concluido con una paz y reconciliación con los que han sido nuestros enemigos. Y al mismo Autor Divino de Toda Buena Dádiva y Don Perfecto le estamos endeudados por todos esos privilegios y ventajas, religiosas y civiles, de las cuales se disfruta tanto en esta tierra favorecida.

Es por bendiciones como esas, y más especialmente por la restauración de la bendición de la paz, que ahora recomiendo que el segundo jueves de Abril próximo sea apartado como un día en el cual el pueblo de todas las denominaciones religiosas pueda, en sus asambleas solemnes, unir sus corazones y sus voces para ofrecer de buena voluntad a su Benefactor Celestial su homenaje de acción de gracias y sus canciones de alabanza.

Dada en la ciudad de Washington el 4º día de marzo, Año del Señor 1815 y de la Independencia de los Estados Unidos el treinta y nueve.
JAMES MADISON