Categorías: Aborto

Este país prohibió el aborto ¡y ahora los partidarios del mismo no pueden dar crédito a sus ojos!

PersonhoodUSA | 25 de noviembre de 2014

«Ilegalicen el aborto y éste no se detendrá. Las mujeres sencillamente se lo harán de manera ilegal ¡y morirán!».

O al menos eso era lo que decían… Pero los hechos son cosa molesta, y ahora muestran que en Chile se cumple lo contrario.

De acuerdo con una nueva investigación del Instituto MELISA, desde que en Chile se prohibió el aborto no sólo ha mejorado la salud materna, sino que la cantidad de mujeres que procuran un aborto ilegal ¡se ha reducido vertiginosamente

Desde que Chile prohibió el aborto en 1989, la cantidad de muertes maternas  disminuyó de 41.3 a 12.7 por 100,000 mujeres (una reducción del 69.2%). Eso coloca a Chile en el segundo lugar en las Américas por tasa de mortalidad materna más baja (sí, correcto, mejor que los Estados Unidos).

El profesor Elard Koch, un epidemiólogo molecular y autor principal del estudio, dice que educar a las mujeres ha aumentado su capacidad de acceder a los recursos médicos existentes, y como esos recursos incluían a asistentes de parto capacitados, eso ha conducido directamente a una reducción de las muertes maternas durante el embarazo y el parto.

Según explica el Dr. Koch: «Es un experimento natural único, llevado a cabo en un país en vías de desarrollo». Durante el período de cincuenta años estudiado, la mortalidad materna general se redujo dramáticamente en un 93.8%, de 270.7 a 18.2 muertes por cada 100,000 nacidos vivos, haciendo de Chile un líder en resultados de los cuidados médicos maternos en las Américas.

Pero, espere. Si el aborto está prohibido legalmente, ¿no era de esperar que viéramos aumentar la cantidad de mujeres hospitalizadas por procedimientos ilegales de aborto? ¿No será que las mujeres están procurándose los abortos fuera de las instalaciones médicas adecuadas?

No. No solamente es Chile uno de los lugares más seguros del mundo para que las mujeres den a luz, sino que la cantidad de mujeres que de verdad buscan un aborto también está declinando. Según datos del Ministerio de Salud Pública chileno, el país muestra una tendencia continua en declive de altas hospitalarias debidas a complicaciones de abortos, sospechosos de haber sido inducidos ilegalmente en una proporción del 2% anual desde 2001. En contraste, no se ha observado una tendencia a la reducción de altas por abortos espontáneos ni embarazos ectópicos, que han permanecido constantes durante el mismo período.

La investigación del Dr. Koch encontró también que una muestra considerable de las mujeres con inclinaciones al aborto en Chile mostraban un perfil de vulnerabilidad marcado por la coacción y el temor, los que eran responsables de casi el 70% de las razones por las que las mujeres consideraban abortar. Además, la investigación mostró que los programas de apoyo dirigidos a las mujeres vulnerables podían prevenir la mayoría de los abortos ilegales, con un resultado de nacidos vivos (con o sin adopción) de entre el 69 y el 94%, en dependencia del grupo de riesgo.

No es mera coincidencia que Malta, la República de Irlanda y Chile, todos ellos países que han prohibido el aborto, tengan tasas de mortalidad materna inferiores a las de los Estados Unidos. En África, donde ocurre el 56% de todas las muertes maternas, la mortalidad relacionada con el aborto es menos de la mitad que en los países desarrollados. Sin embargo, ¡hay mayores restricciones al aborto en África que en los países desarrollados! Entonces ¿cuál es el asunto? En los países con mayores restricciones para al aborto, menos mujeres tienen que buscar tratamiento por un «aborto inseguro» que en los países en los que el aborto es «seguro y legal». 

Los resultados del experimento natural de Chile son una mala noticia para los cabilderos pro-aborto. ¡Pero son una noticia excelente para las madres y los no nacidos!