Categorías: Educación

Una Universidad pagada por el Estado enseña que los cristianos son más tontos que los ateos

Greg Campbell | 26 de julio de 2014

Aunque los fanáticos liberales parlotean a menudo de una provisión ficticia de la Constitución que establece una sólida separación entre la iglesia y el Estado, los cristianos de los Estados Unidos continúan bajo asedio por parte de una oleada de secularismo militante que busca destruir el libre ejercicio de las creencias espirituales de los norteamericanos. 

Esta guerra contra la religión es una guerra política y cultural contra los principios judeo-cristianos sobre los cuales se fundó nuestra nación, y contra los que deciden practicar una fe cristiana.

Con el antisemitismo legitimado en la relación cada vez más débil de nuestro gobierno con Israel y un asalto continuo contra la fe cristiana aquí en casa, parece que solamente los musulmanes están relativamente seguros de la persecución religiosa, gracias a un gobierno hipersensible que se dedica más a mantener una apariencia de sensibilidad que a procurar realmente proteger la libertad religiosa.

Los círculos académicos son quizás los peores ofensores en esta Guerra contra los cristianos. En un ejemplo reciente vemos que el odio ciego y el fanatismo que tristemente se han hecho demasiado comunes entre las instituciones académicas financiadas por el Estado.

Campus Reform informa: 

Una clase de la Universidad Estatal de Ohio (OSU) al parecer ha determinado otra diferencia fundamental entre los cristianos y los ateos: sus cocientes de inteligencia [IQ]. 

Un examen en línea de la clase de Psicología 1100, suministrada a Campus Reform por vía confidencial pedía a los alumnos escoger el que les pareciera más probable, considerando que «Theo tiene un IQ de 100 y Aine un IQ de 125». 

 ¿La respuesta correcta? «Aine es un ateo, mientras que Theo es un cristiano».

De acuerdo con un estudiante de la clase, que prefirió permanecer anónimo, la pregunta era parte de un examen en línea. A los estudiantes se les requería completar cierta cantidad de exámenes a lo largo del curso, pero se les animaba a terminarlos todos para prepararse para el examen final.

«Yo comprendo que las universidades tienen un sesgo liberal en las cosas, por eso no me sorprendió ver la pregunta, que es una cosa triste» -le dijo el estudiante a Campus Reform en una entrevista telefónica-. «Pero ¿cómo puede uno medir realmente qué religión tiene el IQ más alto?»

Psicología 1100 es una clase obligatoria del requisito de educación general, que se puede enseñar principalmente por un maestro asistente no graduado. 

Aunque el estudiante dijo que los exámenes estaban basados en los libros de texto empleados en las clases, un empleado del Departamento de Psicología de la OSU que deseaba permanecer anónimo dijo que los exámenes eran creados a menudo por el maestro asistente. 

El empleado añadió que el Departamento de Psicología estaba «muy abierto al diálogo con los estudiantes» si estaban preocupados por los puntos o por una pregunta de examen.

La OSU prohíbe explícitamente la discriminación en los predios contra cualquier individuo basándose en «la edad, el ancestro, color, discapacidades, identidad o expresión de género, información genética, estatus militar, origen nacional, raza, religión, sexo, orientación sexual, estatus de VIH, o estatus de veterano», de acuerdo con la política de la Universidad. 

«Las universidades tolerarán cualquier religión aparte del cristianismo» -dijo el estudiante de la OSU-. «Si las universidades realmente quisieran darle a todo el mundo un trato justo, deberían evitar hacer comentarios acerca de ninguna religión». 

El Dr. Mike Adams, un profesor conservador cristiano muy franco de la Universidad de Carolina del Norte, dijo: «Cualquier grupo está protegido de palabras ofensivas en el predio, excepto los cristianos conservadores».

Adams añadió además que aplicar este principio a otras clases de grupos en los predios sería tabú.

«Entonces ¿sería permisible obligar a los negros a asistir a unas clases que enseñaran que los negros tienen un cociente de inteligencia inferior al de los blancos?» -dijo en una entrevista con Campus Reform. 

Esta no es la primera vez que un investigador ha empleado la psicología para sugerir que los que tienen valores sociales más conservadores o incluso religiosos tienen un cociente de inteligencia inferior. Un estudio del año 2011 publicado en Psychological Science decía que «una inteligencia general inferior... en la niñez temprana predice un mayor racismo en la adultez, y este efecto es logrado en parte mediante una ideología conservadora».

«Cuando surgió la ciencia, lo hizo en Occidente, y lo hizo en las naciones cristianas. Lo hizo porque el cristianismo —con sus ideas sobre un universo ordenado y su énfasis en la obtención de conocimiento como un valor social— [era] necesario para que la ciencia se desarrollase y floreciera», dijo Adams. «Que los intolerantes anticristianos usen la ciencia para atacar al cristianismo es más que una hipocresía farisaica: es una intolerancia institucional profundamente implantada. 

La OSU rehusó comentarle a Campus Reform sobre esta historia.

Por supuesto que la OSU evitaría comentar sobre una historia tan indignante.

Esta nación fue fundada bajo un principio de tolerancia religiosa que ha sido grandemente disminuido. Desde el secularismo militante de las fuerzas armadas hasta obligar a la gente a celebrar la homosexualidad en contra de sus deseos, este país está envuelto en un juego de suma cero y una guerra que enfrenta a los liberales intolerantes con las personas que quieren vivir sus vidas en paz con su fe.