Categorías: Educación

A una escuela le dicen que llame a los muchachos «Pingüinos Púrpuras» porque «Muchachos y muchachas» no incluye a los transgenéricos

Katherine Timpf | 8 de octubre de 2014

A los maestros de Nebraska les han dado instrucciones de preguntar a los estudiantes cuáles son sus pronombres preferidos.

Un distrito escolar de Nebraska ha dado instrucciones a los maestros de dejar de referirse a los estudiantes con «expresiones genéricas» como «muchachos y muchachas» y usar en su lugar otras que «incluyan todos los géneros», tales como «pingüinos púrpuras».

«No usen expresiones como “muchachos y muchachas”, “ustedes, muchachos”, “damas y caballeros” y otras expresiones genéricas parecidas para llamar la atención de los niños», instruye un documento de entrenamiento entregado a los maestros de las Escuelas Públicas de Lincoln.

«Creen nombres de aula y después pidan que todos los “pingüinos púrpuras” se reúnan en la alfombra», aconseja el documento.

El documento también advierte que no se pida a los estudiantes que «formen filas de niños o niñas», y sugiere que se les pidan alinearse según prefieran «patinetas o bicicletas/leche o jugo/perros o gatos/verano o invierno/hablar o escuchar».

«Siempre pregúntese… “Esta formación ¿creará un espacio genérico?”» dice el documento. Las instrucciones fueron parte de un listado llamado «12 pasos en el camino de la inclusión genérica», desarrollado por Gender Spectrum, una  organización que «provee educación, entrenamiento y apoyo para ayudar a crear un ambiente sensible al género e inclusivo para niños de todas las edades».

Otros aspectos de la lista incluyen preguntar a los estudiantes por sus pronombres preferidos y adornar el aula con carteles en la puerta que digan: «Todos los géneros son bienvenidos». 

Si los maestros de todas formas hallan «necesario» mencionar que los géneros existen, afirma el documento, deben relacionarlos como «muchachos, muchachas, ambos o ninguno». Además, instruye a los maestros interferir e interrumpir si alguna vez escuchan a un estudiante hablar de los géneros como «muchachos y muchachas», de modo que el estudiante pueda aprender que eso está mal. 

«Señale y pregunte cuando escuche a otros referirse a los géneros de manera binaria», dice. «Pregunte cosas como… “¿Qué te hace decir eso? Yo pienso en eso de manera algo diferente”. Provea narrativas diferentes que estimulen a los estudiantes a pensar de manera más amplia en sus conceptos de género». 

A los maestros también se les entregó un folleto creado por el Centro de Sanidad del Género, que les explica que «La identidad de género… no puede ser observada ni medida, solo informada por el individuo» y un gráfico informativo titulado «The Genderbread Person» que fue producido por  www.ItsPronouncedMetroSexual.com.

A pesar de la controversia, el Superintendente de Lincoln, Steve Joel, ha declarado que se siente «feliz» y «satisfecho» con los documentos de entrenamiento. 

«Nosotros no nos involucramos en política», dijo al programa de radio  Drive Time Lincoln radio show, de la estación KLIN.

«No nos involucramos en las preferencias de género. Estamos educando a todos los muchachos… y no podemos juzgar», dijo. 

Katherine Timpf es una reportera de National Review Online.