Categorías: Temas sociales

Un conservador negro sobre la conversación que «muchos, sean blancos o negros» no «quieren sostener»

Benjamin Weingarten | 22 de agosto de 2014

Jason Riley, de la Junta Editorial del Wall Street Journal, ha sido una de las voces más prominentes y contrarias de los medios de prensa a raíz de la muerte a tiros de Michael Brown y el subsiguiente caos en Ferguson, Missouri. 

Haciéndose eco de los temas de su nuevo libro «Please Stop Helping Us» [«Por favor, dejen de ayudarnos»], que recibió extensa cobertura en TheBlaze Books, durante una reciente aparición suya en el programa Meet the Press (que se resume abajo), parece que Riley hizo sentir muy incómodo al panel del programa por decir que el verdadero problema representado en Ferguson es en sí la criminalidad de los negros.

Como el panel de Meet the Press interrumpió rápidamente a Riley en medio de su respuesta a la pregunta de Andrea Mitchell, contactamos a Riley y le preguntamos qué habría dicho si le hubieran permitido hablar libremente. He aquí lo  que nos dijo (el énfasis es de Riley):

No veo cómo se pueden reducir esas tensiones que existen entre esas comunidades de barrios pobres y la policía… en un ambiente en que la tasa de criminalidad de los negros es lo que es; quiero decir, que eso es lo que motiva esto.

Los negros son solo el trece por ciento de la población, pero son responsables de algo así como la mitad de todos los asesinatos en los Estados Unidos. La mitad. Quiero decir que en todos los tipos de delitos violentos, en todas las clases de delitos contra la propiedad, uno ve arrestos de negros que son dos o tres veces mayores que su número en la población. Y hasta que se… resuelva ese problema de la delincuencia de los negros –esa criminalidad de los negros– no sé cómo se van a resolver todos esos otros asuntos de los que la gente quiere hablar, que implican tensiones entre la comunidad negra y las agencias de la ley, o que involucran la caracterización racial y así.

Lo que motiva esas tensiones es la delincuencia de los negros. Lo que motiva esa percepción de los jóvenes negros son esas estadísticas criminales.

Y si se quieren cambiar esas percepciones, hay que cambiar el comportamiento que provoca esas percepciones. Y eso no es una conversación que muchos individuos, blancos o negros, quisieran tener. Ellos quieren hablar de tasas de encarcelamiento, pero no de tasas de criminalidad. Quieren hablar de tensiones en la comunidad negra, pero no quieren hablar del comportamiento que provoca esas tensiones.

Y yo creo que necesitamos tener una conversación honesta sobre la criminalidad de los negros, si es que deseamos adelantar en la solución de una serie de malas consecuencias para los negros que vemos en esos barrios pobres.

Entre otros puntos tocados en la entrevista, Riley también habló de lo que él llama «la industria de los derechos civiles», al explicar: 

Muchos de la industria de los derechos civiles, como yo le llamo, y de la dirigencia política negra tienen un interés marcado en… esta idea de que el hombre negro está tan aplastado por la sociedad blanca que eso es lo que produce estos resultados. Y así obtenemos esta especie de agitadores profesionales como [Al] Sharpton y Jesse Jackson que ponen manos a la obra… y eso sirve a sus propios intereses.

Riley continuó:

Si uno anda por ahí hablando de cómo el racismo blanco es el responsable de todas esas consecuencias malas para los negros, le dan un programa de televisión… Si uno anda hablando de la responsabilidad personal y el comportamiento de los negros… no le dan ningún programa de televisión. 

Riley también tuvo ocasión de emprenderla con el interés político que él nota detrás de las palabras y las acciones del presidente Obama y de Eric Holder, diciendo: 

En lo que respecta a los líderes políticos negros, ellos también tienen un interés personal aquí. Y eso es en el caso de Holder y Obama, que promueven la participación de los negros; que mantiene el apoyo de los negros, el apoyo político. Así que en Holder y Obama tenemos a gente que no lo piensan ni un segundo para dividirnos mediante líneas raciales cuando les conviene a sus intereses políticos.

Holder ha estado dando vueltas por el país diciendo que los republicanos blancos quieren marginar a los negros con las leyes de identificaciones para los votantes. Ha estado diciendo que las críticas a la Administración son motivadas por la raza. Y yo creo que él tiene objetivos políticos en mente con eso. Y el hecho de que esté atizando el resentimiento racial no le preocupa. Eso es acallado por sus objetivos políticos, que es alcanzar a sus votantes negros y decirles lo que ellos quieren escuchar, o lo que él cree que los llevará a las urnas para apoyar al presidente Obama.