Categorías: Temas sociales

Una iglesia de Iowa está disponible para contrarrestar las «coerciones» patrocinadas por el estado

Charlie Butts | 22 de agosto de 2013

Una iglesia de Iowa está lista y en espera para ayudar a los pequeños negocios y funcionarios eclesiásticos que son blanco de la «comisión de derechos humanos» en todo el estado.

El matrimonio homosexual se hizo legal en Iowa después que la Corte Suprema de ese estado apoyara por unanimidad una decisión de una corte inferior a favor de seis parejas del mismo sexo a las que les habían negado licencias matrimoniales y que sostenían que la negativa era inconstitucional. Desde entonces, varios dueños de negocios pequeños de Iowa han sufrido la reacción de las comisiones de derechos humanos sancionadas por el estado, con acusaciones de «discriminación» contra los comportamientos sexuales que violan su libertad de conciencia religiosa.

El pastor Cary Gordon, de Cornerstone World Outreach en Sioux City, ha emitido una nota de prensa para las iglesias de todo el estado, ofreciéndoles asistencia legal si es necesaria. 

«Si son acusados por [esas comisiones], lo único que necesitan es llamar a las oficinas de nuestra iglesia y dejarnos saber lo que está ocurriendo» -dijo a OneNewsNow-. «Estamos en arreglos con el Liberty Institute de Tejas, y vamos a asegurarnos de que tengan la mejor defensa. Y creo que muchos propietarios de negocios están muy preocupados por las Comisiones de Derechos Humanos [CDH] de Iowa, a causa de sus operaciones provocativas que básicamente están destinadas a enredar a la gente.»

Gordon señala un informe del periódico Des Moines Register del año pasado, que citaba 27 casos en que dueños de apartamentos fueron provocados por la Comisión de Derechos Humanos de Iowa para que violaran las ordenanzas de no discriminación, para así poder acusarlos de discriminar ilegalmente contra los que solicitan alojamiento. Tiene razones para creer que la CDH puedan llevar a cabo operaciones similares de provocación. 

«… Depués, cuando el propietario del negocio es notificado de que va a ser acusado por esto, se pone nervioso y descubre que uno tiene que desembolsar $20,000  a fin de contratar a un abogado para que lo defienda, la CDH regresa y le dice: Bueno, mire, si usted hace una donación para nuestra causa, le quitaremos los cargos.»

El pastor dice que los negocios e iglesias no tiene por qué ser víctimas de coerción, pues el Liberty Institute les provee asistencia legal gratuita. 

Gordon es el mismo pastor cuya familia fue amenazada de muerte por un activista de derechos humanos, que había sido nominado para la Comisión de Derechos Humanos de Sioux City y tiene autoridad para llevar a juicio.