Categorías: Educación

El ataque de The Huffington Post hacia el candidato que favorece el estudio en casa resulta contraproducente

Dr. Joel McDurmon | 29 de abril de 2014

 

Hemos informado anteriormente de la proyección valiente de E. Ray Moore del tema de educación en el hogar hasta el nivel de la carrera de la procuraduría general del estado. La medida atrevida ha, como se puede imaginar, enviado a estatistas y liberales en un círculo infinito de conmoción y consternación: "No calcula. No calcula". En algún lugar entre la desconexión total y sangre política en el agua, los tiburones liberales están dando vueltas agitando las aguas nacionales, con lo que, sin saberlo, la valentía y el mensaje de Moore está ante miles de espectadores. ¡Ja!

El último intento de un golpe de The Huffington Post muestra a una minoría y un metrosexual burlándose del viejo de la raza blanca. Mientras que la versión de texto es relativamente sano, el vídeo que le acompaña cuenta con los dos gruñendo y burlándose de la talla de Keith Maddow o Rachel Olberman pero sin el talento. 

El dúo del The Huffington Post es casi tan vacío de competencia también. Van desde la burla ridícula y la denuncia de "anticuado, pasado de moda, fuera de la realidad" para decir esto:

INVITADO: No quiero descartar su punto de vista por completo, porque yo creo que muchos de los padres que son religiosos luchan con la pregunta acerca de "¿Pongo a mis hijos en una escuela privada con una tradición religiosa, o me los pongo en la escuela pública?"

HOST: No, creo que es una conversación justa. . . . Creo que el derecho de defender a tus hijos de los males de la educación pública, si usted piensa que hay algo problemático en la educación pública, es absolutamente lo que uno debe defender. Creo que si usted tiene un sistema de creencias que la escuela no habla u honra, usted debe hacerlo en casa o en otra escuela. Creo que es totalmente razonable, y creo que muchas de las tradiciones de la gente ha estado haciendo eso durante años. Yo le ofrezco respeto.

Exactamente. Entonces, ¿cuál era tu punto exactamente?

Así que se burlan y se burlan, pero de manera inconsciente giran alrededor y apoyan la plataforma política de Moore al final. Lo sentimos. 

Mi sospecha es que ninguno de estos héroes estarán en la línea de promoción con su cabecera liberal en cualquier momento.

Sin embargo, la promoción de The Huffington Post de exactamente publicar lo que el candidato E. Ray Moore ha dicho, con enlaces útiles a su ministerio y los vídeos de YouTube, es justo el tipo de promoción que los educadores en el hogar y activistas de educación en casa como yo aman. Gracias, Sra. Huffington, por brindar el lugar para esto:

Un candidato de Carolina del Sur a vicegobernador piensa que los padres cristianos deben retirar a sus hijos de la escuela pública "sin Dios" y "pagana".

Dirigiéndose a una multitud en un mitin el 12 de abril en Charleston, el republicano E. Ray Moore dijo que los cristianos enfrentan actualmente una guerra cultural provocada por las enseñanzas no religiosas de las escuelas públicas.

"No podemos ganar esta guerra en la que estamos siempre y cuando sigamos entregando a nuestros hijos al enemigo para educar", dijo Moore, tras explicar que había educado en casa a su hijo.

Y continuó así: "No se puede arreglar, el modelo socialista, y tenemos que abandonar eso. Como conservadores y cristianos, si ustedes creen que van a ganar esta guerra en la que se encuentran, y dejan a sus hijos en las escuelas, no va a suceder". 

Moore previamente fundó un proyecto llamado Exodus Mandate [Mandato Éxodo], que se describe en su página web como un "ministerio cristiano para alentar y ayudar a las familias cristianas a abandonar el sistema escolar de Faraón (es decir, las escuelas del gobierno) para la tierra prometida de las escuelas cristianas o la educación en casa".

Gracias también a Rebecca Klein para escribir esto, y gracias a los dos cabezas de chorlito que metieron la pata con su segmento tan perfectamente.

Y gracias a E. Ray Moore por su fidelidad y valentía en la lucha por el camino a seguir con las escuelas y educación escolar en casa cristianas.