Categorías: Judicial

Matrimonio: La decisión de la Corte Suprema en cifras

Jennifer Marshall | 27 de junio de 2013

La mañana después de dos importantes (y problemáticas) decisiones de la Corte Suprema sobre los casos de la Disposición 8 y la Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA), le mostramos cómo están las cosas. Esta es la conclusión más importante: el debate sobre el matrimonio está exactamente tan vivo hoy como lo estaba ayer por la mañana…y eso significa que es el momento de redoblar nuestro empeño en defensa del matrimonio por todo Estados Unidos.

Aquí tiene algunas cifras clave tras las decisiones de ayer:

50 El número de estados cuyas leyes matrimoniales siguen igual tras las decisiones relativas al matrimonio tomadas por la Corte. 

38 El número de estados con leyes que definen el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer. Entre ellos se incluye California, donde el alcance de la decisión sobre la actual Disposición 8, más allá de unos demandantes concretos, será objeto de un continuo debate y, lo más probable, de más litigios.

12 El número de estados que ahora pueden obligar al gobierno federal a que reconozca su redefinición del matrimonio. La Corte derogó la Sección 3 de la DOMA, lo que significa que éste debe reconocer a los matrimonios homosexuales en aquellos estados que redefinan el matrimonio.

1 El número de secciones de la Ley de Defensa del Matrimonio derogadas ayer (la Sección 3). La Sección 2, que garantiza que ningún estado será obligado a reconocer la redefinición del matrimonio de otro estado, sigue estando en vigor.

0 El número de estados obligados a reconocer la redefinición del matrimonio de otros estados.

Una importante noticia que puede que Ud. no esté oyendo es que la Corte Suprema de Estados Unidos no redefinió el matrimonio en toda la nación. Eso quiere decir que el debate en torno al matrimonio continuará. Por tanto, los estados son libres de ratificar las normativas que reconocen que el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer, de modo que los niños tengan una madre y un padre. 

Serán los estados los que marquen el camino incluso cuando estemos trabajando para reinstaurar una normativa matrimonial clara a nivel federal. Y en los estados, el respaldo al matrimonio como la unión de un hombre y una mujer sigue siendo firme.

Aun así, la Corte debería haber respetado la autoridad de los ciudadanos de California y del Congreso.

En cuanto a la DOMA, la Corte no respetó la autoridad del Congreso para redefinir el matrimonio para cuestiones relativas a los programas y beneficios federales. Es decir, la Corte interpretó erróneamente el federalismo.

Y en cuanto a la Disposición 8, los ciudadanos de California, que votaron dos veces para aprobar dicha Disposición, deberían haber podido contar con su gobernador y el procurador general para defender la Constitución del Estado. De eso se trata cuando se habla de autogobierno democrático.

Por eso, ahora más que nunca, tenemos que dejar claro por qué el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer importa: para los hijos, para la sociedad civil y para el gobierno limitado. Es por eso por lo que la Fundación Heritage ha trabajado con sus socios para presentar un folleto en inglés titulado “Lo que Ud. necesita saber sobre del matrimonio”.