Categorías: Judicial

Libertad religiosa a cambio de «un pequeño» compromiso: las reglas de una corte de Nuevo México para el compromiso

Por el staff de OneNewsNow.com | 22 de agosto de 2013 

Un juez de la Corte Suprema de Nuevo México ha determinado que un fotógrafo de bodas debió haber hecho fotos de una ceremonia homosexual, llamando a tal obligación «el precio de la ciudadanía».

Alliance Defending Freedom (ADF), que representa a Elane Photography, emitió un comunicado de prensa en la noche del jueves, que incluía las palabras del juez Richard C. Bosson.

En el dictamen, el juez Bosson dijo que a veces las personas «deben llegar a un compromiso, aunque sea a uno pequeño, para dar espacio a los valores opuestos de otras» en lo que él llamó una «sociedad multicultural, pluralista». 

«Las expresiones bajo presión por parte del Gobierno son un rasgo de las dictaduras, que no tiene lugar en un país libre» dice el abogado de la ADF Jordan Lorence. «Esta decisión es un atentado al derecho de nuestro cliente y de todo estadounidense a vivir libre».

La corte dijo en su dictamen que la pareja tenía que «encauzar su conducta, no sus creencias, de manera que dejen espacio a otros estadounidenses que crean en algo diferente». Lorence interpreta eso como que significa que las leyes anti-discriminación de Nuevo México pueden ser empleadas para discriminar a los cristianos.

«Las leyes de discriminación simplemente no pueden ser aplicadas de esta manera, para obligar a la gente a presentar mensajes con los que no están de acuerdo» -dijo a OneNewsNow.

»Decisiones como ésta socavan las libertades de expresión y de conciencia protegidas por la Constitución y que todos nosotros damos por sentadas» -continúa el abogado-. «Los Estados Unidos fueron fundados en base a la libertad fundamental de cada ciudadano de vivir y trabajar de acuerdo con sus creencias, y no forzado por el Gobierno a expresar ideas y mensajes que decida no apoyar».

Elaine Huguenin y su esposo le negaron a una pareja lesbiana su solicitud de que les fotografiara su boda en 2006. Una de las mujeres, Vanessa Willock, presentó una querella ante la Comisión de Derechos Humanos del estado, la cual le ordenó a los fotógrafos pagar aproximadamente $6,000 por discriminación por la orientación sexual.

Lorence dijo que la ADF estaba considerando una apelación a la Corte Suprema de los EE.UU. para «arreglar este mal».   

La ADF ya había perdido el caso ante una corte inferior antes que fuera apelado ante la Corte Suprema de Nuevo México en agosto pasado.