Categorías: Judicial

Hobby Lobby logra una victoria importante frente al Mandato del Obamacare

Sarah Torre | 28 de junio de 2013

Ya avanzada la tarde, una corte federal le concedió una victoria importante a la familia Green y a las tiendas Hobby Lobby, Inc., al darle a la compañía una orden de restricción temporal para el mandato coercitivo del Obamacare, que les exige a los empleadores proveer cobertura de seguro para medicamentos abortivos. La decisión llega justamente un día después que una extensa opinión de la Corte de Apelaciones del 10º Circuito en pleno, remitiera de vuelta el caso a la Corte Distrital para que reconsiderara la apelación de Hobby Lobby, de un bloqueo temporal al mandato.

«Hobby Lobby y la familia Green se enfrentaban a la terrible opción de violar su fe o pagar cuantiosas multas a partir de este lunes por la mañana», subrayó el abogado principal del Fondo Becket para la Libertad Religiosa, Kyle Duncan. «Nos place que tanto el 10º Circuito como la Corte Distrital les han evitado esa carga injusta colocada sobre su libertad religiosa». 

Hobby Lobby es un negocio familiar cerrado, que la familia Green busca operar de acuerdo con principios cristianos. Con su sede en Oklahoma City, Hobby Lobby ha crecido desde un garaje de 300 pies cuadrados hasta más de 500 comercios en 41 estados, y emplea a más de 13,000 personas. La familia Green no sólo está comprometida a servir a sus clientes y empleados, sino también a invertir en las comunidades, gracias a su colaboración con numerosos ministerios cristianos.

La compañía de la familia Green, que cierra todos sus sitios los domingos, busca operar conforme a principios cristianos, incluyendo el ofrecer  un plan de salud para empleados que esté acorde con esos valores. Sin embargo, el mandato del Obamacare obligaría a Hobby Lobby a proveer y pagar cobertura para drogas abortivas, a pesar de las objeciones religiosas de los Green. 

Como señaló la 10ª Corte de Apelaciones de Circuito en su opinión de ayer, la familia Green se enfrentaba a multas devastadoras a menos que cumpliera con el mandato. A falta de un aplazamiento temporal del mandato, como el concedido esta tarde, Hobby Lobby hubiera enfrentado multas de hasta $1.3 millones al día, comenzando ya desde este lunes. Incluso si la compañía hubiera dejado de ofrecer por completo un seguro de salud, perjudicando a sus empleados al despojarles de valiosos beneficios, el Obamacare de todas formas hubiera golpeado a Hobby Lobby con una multa de alrededor de $26 millones al año después de 2014.

La exención religiosa del mandato, ofensivamente estrecha, no se aplica a una gran cantidad de organizaciones religiosas, por no decir nada de negocios familiares como Hobby Lobby. De hecho, la interpretación más reciente que ha hecho la Administración de su «acomodación» excluye explícitamente a las familias que entran en negocios para proveer para ellas y sus empleados. 

Más de 200 demandantes están actualmente involucrados en más de 60 procesos judiciales contra este mandato del HHS [Servicios de Salud Humana]. De los 28 casos que han recibido dictámenes meritorios, 21 han recibido suspensiones temporales de la implementación del mandato mientras sus casos son revisados. La mayoría son negocios familiares aplastados por la regla coercitiva.

Los empleados y los individuos deben estar en condiciones de escoger el plan de salud que mejor satisfaga las necesidades de sus familias y respete su libertad. Los empleadores deberán poder organizar y hacer crecer negocios que creen puestos de trabajo de acuerdo con sus valores, ni amenazas de penalidades por parte del gobierno. 

El primer paso en el camino hacia la recuperación de la libertad es rescindir el mandato del Obamacare, que atenta contra la conciencia. Proteger las libertades de los americanos de una manera más general requerirá la completa abolición del Obamacare.