Categorías: Historia estadounidense

Los ateos no pueden encontrar ateos para apoyar el ateísmo

Gary DeMar | 5 de julio de 2013

Los ateos, específicamente, la Freedom from Religion Foundation [La fundación para liberarse de la religión], se encuentran prestos para tomar una posición pública y declarar su creencia de que Dios no existe. Las consecuencias a largo plazo de esta creencia son horrendas de pensar en ellas, pero voy a guardar mis comentarios sobre ese tema para otra ocasión.

Primero fue el grupo de los American Atheists [Ateos estadounidenses] quien estableció un monumento al "no Dios" (a = "no" + teísmo = "dios" [ateísmo]), pero no pudieron encontrar ni un solo ateo entre los Padres Fundadores de Estados Unidos.

Es fácil encontrar Fundadores teístas que criticaban la forma en que la religión era practicada por el clero.

Jesús criticaba aun más severamente a los líderes religiosos de Israel que al gobierno romano. En Mateo 23, el capítulo entero es una acusación de ellos: ¡Serpientes! ¡Camada de víboras! ¿Cómo escaparán ustedes de la condenación del infierno?” (v. 33; Mateo 3:7 y Lucas 3:7). El Antiguo Testamento los condena igualmente (Isaías 1).

Así que encontrar gente como Thomas Jefferson, John Adams, Benjamín Franklin, George Washington y Thomas Paine que eran críticos de la manera en que el cristianismo se practicaba en su día no es ni inusual ni sorprendente. De hecho, es muy bíblico.

La última campaña atea por la Freedom From Religion Foundation se llevó a cabo el 4 de julio para hacer frente a la gente de la compañía Hobby Lobby quienes colocaron anuncios en los periódicos de todo el país promocionando el legado religioso en la fe cristiana de los Estados Unidos. La Freedom From Religion Foundation publicó una serie de sus propios anuncios que promocionan la "Constitución atea" que hace referencia a Jesucristo ("Hecho en el Año de Nuestro Señor ..."):

 "El anuncio es una respuesta directa a una serie de anuncios del 4 de julio patrocinados anualmente por Hobby Lobby desde 2008, que abiertamente promueve el mito de que los Estados Unidos fueron fundados en Dios y en el cristianismo. . . 

"Los anuncios citan a Fundadores estadounidenses sobre sus fuertes puntos de vista en contra de la religión en el gobierno, y con frecuencia opiniones críticas sobre la religión en general. El anuncio presenta a dos revolucionarios y deístas, Thomas Paine y Benjamín Franklin, y los primeros cuatro presidentes: George Washington, John Adams, Thomas Jefferson y James Madison".

El problema con las pretensiones de esta organización atea la Freedom from Religion Foundation, es que ninguno de los hombres que incluye en su lista era un ateo. Un deísta (del latín deus = "dios" o "deidad") cree en Dios. En el libro Common Sense [Sentido común] de Thomas Paine (1776), Paine se basó en la Biblia en su apoyo a la independencia de Estados Unidos de Gran Bretaña. Paine (1737-1809) expone en su libro Common Sense una extensa discusión del libro de los Jueces 8:22-23 en el que describe "al Rey del Cielo" como el "propio soberano" de Israel. Luego utiliza varias páginas, citando, discutiendo y presentando la aplicación de la importancia de 1 Samuel 8 a la situación de su día. Concluye esta sección del libro Common Sense con estas palabras: "En resumen, la monarquía y la sucesión han sentado (no sólo tal o cual reino) por el mundo con sangre y ceniza. Es una forma de gobierno que la palabra de Dios da testimonio en contra, y la sangre estará presente en ella".

Él hace que el siguiente argumento del Nuevo Testamento: "Dad al César lo que es del César", es la doctrina bíblica de los tribunales, sin embargo, no es en apoyo del gobierno monárquico, porque los judíos en ese momento no tenían un rey, sino que estaban en estado de subordinados a los Romanos".

Más tarde Thomas Paine, escribió The Age of Reason [La Edad de la Razón], casi dos décadas después de la publicación de su Common Sense [Sentido Común]. Fue después de esa publicación que Paine perdió su credibilidad entre la gente de su época. John Adams escribió lo siguiente en su diario de fecha 26 de julio de 1796: 

"La religión cristiana es, por encima de todas las religiones que siempre prevalecieron o existieron en tiempos antiguos o modernos, la Religión de la Sabiduría, la virtud, la equidad, y la humanidad, que el mezquino[1] de Paine diga lo que quiera, es la resignación a Dios, que es la Bondad hacia el hombre".[2]

El Padre Fundador Elias Boudinot escribió The Age of Revelation [La Era de la Revelación], como respuesta al libro Age of Reason de Paine.

Samuel Adams le escribió a Paine una reprimenda dura, diciéndole, "Cuando me enteré que habías cambiado de pensar y ahora estabas a favor de la defensa de la infidelidad, me sentí muy asombrado y más entristecido que habías intentado una medida tan perjudicial hacia los sentimientos y tan repugnante a los verdaderos intereses de tan gran parte de los ciudadanos de los Estados Unidos".[3]

En su introducción al libro Common Sense [Sentido Común], Gregory Tietjen escribe que "las expresiones explícitas de incredulidad de Paine despertaron a los fieles a la furia y Paine se ganó una enemistad que destruyó la buena reputación que disfrutaba por sus actividades anteriores a favor de la causa estadounidense. . . . [S]us polémicas contra el presidente Washington le habían destruido la lealtad de muchos patriotas, y sus creencias religiosas le habían ganado la ira de los cristianos fieles".[4] Aun los cuáqueros que generalmente eran tolerantes le negaron sepultura en un cementerio cuáquero.

Hay mucho más que se puede contar. Nuestros fundadores no eran perfectos, y muchos de ellos no eran cristianos, pero no había un ateo entre ellos.

Anotaciones:

  1. Sinvergüenza, canalla
  2. John Adams, The Diary and Autobiography of John Adams [Diario y autobiografía de John Adams], ed. L.H. Butterfield (Cambridge, MA: The Belknap Press of Harvard University Press, 1962), 3:233–234.
  3. William V. Wells, The Life and Public Services of Samuel Adams [La vida y servicios públicos de Samuel Adams] (Boston: Little, Brown and Co., 1865), 3:372–373. Letter to Thomas Paine on November 30, 1802. 
  4. Gregory Tietjen, “Introduction,” [“Introducción”], Common Sense [Sentido Común], xii.