Categorías: Judicial

A la Universidad de la Libertad le han negado su libertad

Cortney O'Brien | 2 de diciembre de 2013

En 1971, el pastor Jerry Falwell, padre, estableció la Liberty University [Universidad de la Libertad] en Lynchburg, Virginia, que hoy es la universidad cristiana más grande del mundo. Falwell fundó la escuela con la esperanza de capacitar a los estudiantes a «salir por todos los caminos de la vida a impactar a este mundo para Dios». Los colores de la escuela son el rojo, el blanco y el azul. No es de extrañar, pues, que cuando esta institución amante de la libertad se enfrentara con el mandato al empleador de la Affordable Care Act [ObamaCare], que le hubiera obligado a proveer a sus trabajadores con un seguro de salud o de lo contrario pagar una multa, respondiera planteando varios retos a la provisión. Sin embargo, ahora la Corte de Apelaciones del 4º Circuito de los EE.UU., de Richmond, Virginia, ha rechazado los argumentos de Liberty.

El caso de la Universidad Liberty que la Corte ha decidido pasar por alto (Liberty contra Lew,13-306) implicaba varios retos a la ACA que la Corte o bien se había negado a revisar o que no habían sido apelados ante la Corte cuando hace dos años los jueces dictaminaron sobre los primeros retos constitucionales a la ley. Aunque estuvieron de acuerdo en revisar el mandato individual, la Corte se negó a revisar el mandato al empleador.

La Corte finalmente aprobó el mandato individual basándose en el poder impositivo del Gobierno, después de dictaminar que la provisión estaba fuera de la potestad del Congreso bajo la Cláusula de Comercio.

Además de cuestionar el mandato al empleador de la ACA en Liberty University vs. Lew, la escuela también cuestionó el mandato a la contracepción de la ley de cuidados médicos, el cual violaría la conciencia religiosa de la universidad al exigirle que proveyera a los empleados drogas abortivas. La corte negó este reto al decir que había sido planteado «demasiado tarde».

El Movimiento por los Nuevos Derechos Civiles dice que esto es «un golpe a los conservadores religiosos» y criticó el reto inicial de la escuela. 

En un estremecedor acto de soberbia, la Universidad Liberty realmente desafió el dictamen de la Corte Suprema de 2012, que halló que el Obamacare era constitucional, y cuestionó directamente el dictamen de la Corte que consideró al mandato individual un impuesto. En Liberty vs. Lew, la Universidad también cuestionó el mandato al empleador, incluyendo el mandato de contracepción de la Affordable Care Act.

Independientemente de lo que piense el Movimiento por los Nuevos Derechos Civiles, esto no es sólo un golpe a los conservadores religiosos, sino a todos los amantes de la libertad. Piense en el efecto que ya está teniendo en los negocios, que están vacilando en contratar más de 50 empleados, el momento en que los empleadores serán obligados a proveer seguro a sus trabajadores. 

Aproximadamente el 31 por ciento de los negocios de franquicia y el 12 por ciento de los que no lo son, dijeron que ya habían reducido las jornadas de los trabajadores a causa de la futura ley. Adicionalmente, el 27 por ciento de las franquicias y el 12 por ciento de los negocios sin franquicia ya han reemplazado a los empleados a tiempo completo con otros a tiempo parcial, a causa de la ley, según halló el informe.

Los empleadores no deberían sentirse limitados por el gobierno ni preocupados por expandir sus negocios. La última vez que examiné esto, el espíritu emprendedor de los estadounidenses no había llegado a ningún callejón sin salida.

En cuanto al mandato de contracepción, el mismo viola claramente los mismísimos ideales en base a los cuales se fundó la Universidad de la Libertad. El colegio cristiano debe tener la libertad de abrazar la libertad religiosa y practicar los postulados de su fe sin interferencia del gobierno.

Finalmente, ¿desde cuándo es soberbia mantenerse firme en defensa de la libertad de uno? El gobierno, con su entremetimiento federal, tiene orgullo más que suficiente para todos.

Si la ACA continúa en su camino de obstrucción a la libertad, Libertad tendrá que cambiar su nombre al tiempo pretérito.