Categorías: Aborto

Margaret Sanger, la esterilización y la esvástica

Mike Richmond

«Para dar a ciertos grupos disgénicos en nuestra población su opción de la segregación [campos de concentración] o la esterilización», abogó la fundadora de Planned Parenthood [Planificación Familiar], Margaret Sanger, en abril de 1932  («A Plan For Peace», Birth Control Review; véase el «Apéndice» para este importante artículo íntegro). ¿Qué país fue el pionero de la esterilización forzada en el siglo XX, Alemania o los Estados Unidos de América? El programa alemán se inició en enero de 1934, pero el Estado norteamericano de Indiana aprobó una ley de esterilización forzada para deficientes mentales en 1907 (cuando Adolf Hitler tenía 18 años de edad). Antes que el programa alemán comenzara, al menos siete Estados norteamericanos (incluyendo California) tenían leyes de «esterilización forzada». Antes de 1930 se realizaron entre 200 y 600 esterilizaciones forzadas por año (en los Estados Unidos) pero en la década de 1930 la tasa aumentó a 2000 - 4000 por año. (1)

¿Quién «inspiró» a los arquitectos de la ley de esterilización alemana?

«Los líderes del movimiento alemán de esterilización dijeron repetidamente que su legislación se había formulado después de un estudio minucioso de lo reportado por el Sr. Gosney y el Dr. [Paul] Popenoe sobre el experimento de California. Hubiera sido imposible, expresan, emprender semejante aventura, que implicó a alrededor de 1 millón de personas, sin basarse en una experiencia previa.» (2)

¿Quién es el Dr. Paul Popenoe? Fue un líder del movimiento eugenésico de los Estados Unidos que escribió (en 1933) el artículo «La esterilización eugenésica» en la revista (BCR) que Margaret Sanger inició. ¿Cuántos estadounidenses estimó el Dr. Popenoe que debían ser sometidos a la esterilización? Entre cinco y diez millones de estadounidenses. «La situación [en los EE.UU.] empeorará en lugar de mejorar, si no se toman medidas para controlar la reproducción de los discapacitados mentales. La esterilización eugenésica representa una de esas medidas que es practicable, humanitaria y segura en sus resultados.» (3) 

¿Quién es Ernst Rudin?

Ernst Rudin fue el director del más destacado instituto alemán de investigación eugenésica (el Instituto Kaiser Wilhelm de Genealogía, en Munich, Alemania). «El 2 de junio de 1933, el ministro del Interior del Reich [alemán], Wilhelm Frick, anunció la formación de un Comité de Expertos en Asuntos de Población y Política Racial… para planificar el curso de la política racial nazi. El comité reunió a la élite de la teoría racial nazi: Alfred Ploetz… Ernst Rudin, director del Instituto Kaiser Wilhelm de Genealogía en Munich;.... » (4) El 14 de julio de 1933 las recomendaciones del Comité se convirtieron en ley: la ley de esterilización («Ley para la Prevención de una Descendencia Genéticamente Enferma»). La fecha de inicio para que entrara en vigor esta ley fue el primero de enero de 1934. ¿Cuál era la opinión de Ernst Rudin sobre Adolf Hitler y la eugenesia («higiene racial»)?

El académico William H. Tucker (The Science and Politics of Racial Research, 1994, University of Illinois Press) nos cuenta sobre Ernst Rudin (p. 121): 

En un discurso ante la Sociedad Alemana de Rassenhygiene [Higiene Racial] Ernst Rudin, un profesor de psiquiatría que había sido uno de los miembros originales de la organización y era ahora su líder, recordó los primeros e infructuosos días en que los higienistas raciales trabajaron en vano para alertar al público sobre el valor especial de la raza nórdica como «creadores de cultura» y el peligro de los intentos «no naturales» por preservar la salud de los que tenían defectos hereditarios. Ahora la Rassenhygiene [Higiene Racial] estaba recibiendo al fin la atención que merecía, y Rudin prácticamente babeaba sobre el hombre cuyos esfuerzos produjeron este cambio: «La importancia de la Rassenhygiene [Higiene Racial] no fue evidente para todo alemán consciente hasta la actividad política de Adolf Hitler y ha sido sólo a través de su obra que nuestro sueño de 30 años de llevar la Higiene racial a la práctica, se ha hecho realidad.» Al calificar como un «deber de honor» (Ehrenpflicht) para la sociedad la ayuda en la implementación del programa de Hitler, Rudin proclamó: «Difícilmente podemos expresar nuestros esfuerzos más clara o apropiadamente que con las palabras del Führer: “Cualquiera que no sea física y mentalmente saludable no debe trasmitir estos defectos a sus hijos. El Estado debe cuidar que sólo los saludables produzcan hijos. En cambio, debe considerarse reprensible el privar al Estado de niños saludables.”» (E. Rudin, "Aufgaben and Ziele der Deutschen Gesellschaft fur Rassenhygiene," Archiv Fur Rassen- und Gesellschafts- biologie 28 (1934): 228-29)

¿Quién es el autor William H. Tucker? Es un profesor asociado de psicología de la Universidad Rutgers, en Camden, Nueva Jersey. Aparentemente Tucker es de cierta forma de centro-izquierda en términos de política, dado que se queja de «la reducción dramática y los recortes incendiarios de gastos de Reagan.»

¿Cuántos alemanes fueron «esterilizados de manera forzada»? La mayoría de los estimados están en el rango de los 250 - 500 mil. Los alemanes comenzaron 27 años más tarde que los EE.UU., pero en unos pocos años los sobrepasaron con creces.

¿Defendió Ernst Rudin la esterilización de los estadounidenses? 

Tres meses antes que la ley de esterilización alemana fuera aprobada, el artículo de Rudin «La Esterilización Eugenésica: Una Necesidad Urgente» fue publicado en la revista que Margaret Sanger había iniciado (BCR) y que continuó influenciando hasta su clausura en 1940.

Al dirigirse a un público estadounidense, Rudin es mucho más cauteloso en la elección de sus palabras:

El siguiente ensayo trata sólo de la esterilización como una práctica voluntaria, es decir, cuando es realizada con el consentimiento del paciente mismo o de sus tutores legales… 

Pero a medida que el ensayo avanza, la máscara comienza a deslizarse: 

Mi experiencia me ha llevado a la conclusión de que una propaganda sistemática y cuidadosa debe realizarse cuando la esterilización sea aconsejable. Tal propaganda debe, por supuesto, ser gradual y estar dirigida en primera instancia a los directores médicos de las instituciones y las escuelas, a los funcionarios médicos de la salud y finalmente a los profesionales privados...

Magaret Sanger sostuvo correspondencia con Ernst Rudin y nunca denunció sus ideas eugenésicas.

La conexión con Planned Parenthood – ¿Quién es Lothrop Stoddard?

Margaret Sanger nombró a Lothrop Stoddard miembro del consejo de la Birth Control League [Liga para el Control de la Natalidad], la precursora de Planned Parenthood. ¿Qué pensaba Stoddard de la eugenesia nazi? El autor Stefan Kuhl escribe: (5) 

Cuando los nazis llegaron al poder, argumentó Stoddard, comenzaron a aumentar «el tamaño y la calidad de la población.» Simultanearon las iniciativas destinadas a estimular la reproducción de los ciudadanos «sanos» con una «contención drástica de los elementos defectuosos.» (7) Stoddard personalmente fue testigo de cómo los Nazis estaban «eliminando las peores estirpes de la población germánica de una manera científica y verdaderamente humanitaria.» 

Lothrop Stoddard y el «problema judío» 

No es un secreto que Adolf Hitler y los nazis favorecieron que los judíos estuvieran más sujetos que otros grupos al aborto y la esterilización inducidos. Stefan Kuhl escribe (pp. 61-62): 

Él [Lothrop Stoddard] incluso conoció personalmente a Adolf Hitler. William L. Shirer, un colega americano que estaba en Alemania desde 1934, se quejó de que el ministro del Reich para la propaganda [Joseph Goebbels] diera preferencia especial a Stoddard, porque sus escritos sobre el tema racial «aparecían en los manuales escolares nazis.»(8)

Kuhl continúa:

Stoddard afirmó en 1940 que «el problema judío» estaba «ya resuelto en teoría y pronto será resuelto en la práctica con la eliminación física de los propios judíos del Tercer Reich.»

Margaret Sanger, fundadora de Planned Parenthood, hizo de Lothrop Stoddard un miembro del consejo de la organización precursora de PP (la Birth Control League). ¿Por qué fue la Birth Control League transformada en Planned Parenthood? El «olor nazi» de la BCL era tan intenso, que se requirieron algunos «retoques».

Un gran elogio de Adolf Hitler

Margaret Sanger fue una defensora prominente de la eugenesia y la esterilización forzada. Stefan Kuhl escribe:

En 1934 uno de los miembros del equipo de Hitler escribió a León Whitney, de la Sociedad Americana de Eugenesia, y le pidió en nombre del Führer una copia de su libro recién publicado La razón de la esterilización. Whitney obedeció de inmediato y poco después recibió una carta personal de agradecimiento de Adolf Hitler. En su autobiografía inédita, Whitney cuenta que tuvo una conversación con Madison Grant sobre la carta del Führer. Como pensó que Grant podría estar interesado en la misiva de Hitler, se la mostró durante su siguiente encuentro. Grant se limitó a sonreír, tomó una carpeta de su escritorio y le dio a Whitney una carta de Hitler para que la leyera. En ésta Hitler le agradecía a Grant por haber escrito The Passing of the Great Race  y le decía que «el libro era su Biblia». Whitney llegó a la conclusión que, a juzgar por las acciones de Hitler, cualquiera podría creerlo. (Autobiografía inédita de Leon F. Whitney, escrita en 1971, Whitney Papers, APS, 204-5) (6)

El canto de sirena de la esterilización de Sanger 

Este artículo comenzó con una cita de Sanger, «para dar a ciertos grupos disgénicos en nuestra población su opción de la segregación o la esterilización.» Para asegurarte que esto no es una «cita fuera de contexto», lee el artículo completo (A Plan For Peace) en el «Apéndice». Aunque Margaret Sanger pudo no haber estado consciente de ello, un posible efecto secundario de un aborto inducido es la esterilidad. Si sólo el 4% de las mujeres sometidas a un aborto inducido sufren de esterilidad como un efecto secundario, entonces los EE.UU. han tenido más de un millón de esterilizaciones (a partir de abortos inducidos solamente), superando fácilmente el «record» nazi.


(1)  The Surgical Solution, Philip R. Reilly

(2)  Legal and Medical Aspects of Eugenic Sterilization in Germany, American Sociological Review, Marie E. Kopp, 1936:763

(3)  Eugenic Sterilization, Birth Control Review, Dr. Paul Popenoe, abril de1933

(4)  Racial Hygiene, Robert N. Proctor, p. 95

(5)  The Nazi Connection (Eugenics, American Racism, And German National Socialism), Stefan Kuhl, Oxford University Press, 1994, p. 62  

(6)  The Nazi Connection, p. 85

(7)  Into The Darkness: Nazi Germany Today, Lothrop Stoddard, 1940, pp. 190-191

(8)  Berlin Diary: The Journal of a Foreign Correspondent, William L. Shire (New York: Alfred Knopf, 1941):257


Apéndice

  1. El  Dr. Paul Popenoe

El autor William H. Tucker también identifica a Paul Popenoe como un investigador que favoreció la eugenesia. Tucker dice:

El biólogo Paul Popenoe, autor del texto estadounidense sobre eugenesia más utilizado y editor del Journal of Heredity, también revisó la nueva ley alemana. Al notar que Hitler había leído la obra alemana definitoria sobre la herencia escrita por Baur, Fischer y Lenz; Popenoe juzga que el programa del führer estaba basado "sólidamente en la aplicación de principios biológicos a la sociedad humana." (p. 123)

En abril de 1933 Paul Popenoe nos dice desde la BCR:

La esterilización eugenésica es una de las muchas medidas indispensables en cualquier programa moderno de bienestar social. Es parte integral de un sistema general de protección, de libertad condicional, y supervisión, para aquellos que, por razón de enfermedad mental o deficiencia, son incapaces de cumplir con las responsabilidades de la ciudadanía.

Ésta promueve la eugenesia mediante la eliminación definitiva de las líneas de descendencia que están propagando enfermedades y defectos mentales en la población.

Se estima de manera conservadora que en los Estados Unidos hay aproximadamente 5 millones de personas que serán confinadas en hospitales estatales como desequilibrados y que hay aproximadamente 5 millones más que son tan deficientes intelectualmente (con menos del 70% de la inteligencia promedio) que, en muchos casos, son más una carga que una ventaja para la raza. La situación empeorará en lugar de mejorar si no se toman medidas para controlar la reproducción de los discapacitados mentales. La esterilización eugenésica representa una de esas medidas que es practicable, humanitaria y segura en sus resultados.


B.  Un Plan para la Paz [A Plan for Peace]


Lo siguiente (A Plan for Peace, Margaret Sanger) fue publicado en la Birth Control Review (abril de 1932, pp. 107-108):

Un Plan para la Paz
por MARGARET SANGER

En primer lugar, poner en acción los catorce puntos del Presidente Wilson, bajo cuyos términos Alemania y Austria se rindieron a los Aliados en 1918.

En segundo lugar, lograr que el Congreso cree un departamento especial para el estudio de los problemas de población y nombrar a un Parlamento de Población, los directores que representarán las diversas ramas de la ciencia: este cuerpo estaría encargado de dirigir y controlar la población a través de las tasas de natalidad y de la inmigración, y de dirigir su distribución a lo largo del país, de acuerdo con las necesidades nacionales en consonancia con el gusto, la aptitud y el interés de las personas.

Los principales objetivos del Congreso de Población serán:

a. elevar el nivel e incrementar la inteligencia general de la población.

b. aumentar la población poco a poco, manteniendo la tasa de natalidad en su nivel actual de quince por mil, disminuyendo la tasa de mortalidad por debajo de su marca actual de once por mil.

c. mantener las puertas de la inmigración cerradas a la entrada de ciertos extranjeros cuya condición se sabe que es perjudicial para la resistencia de la raza, como los débiles mentales, los idiotas, los imbéciles, los locos, los sifilíticos, los epilépticos, los criminales, las prostitutas profesionales; y otros de esta clase cuya entrada se prohíbe en las leyes de inmigración de 1924.

d. aplicar una política severa y rígida de esterilización y segregación a ese tipo de población cuya descendencia está contaminada, o cuya herencia es tal que los rasgos objetables pueden transmitirse a la descendencia. 

e. proteger al país de futuras cargas de manutención de la prole numerosa que pueda nacer de padres débiles mentales, mediante el otorgamiento de pensiones a todas las personas con enfermedades transmisibles que voluntariamente consientan someterse a la esterilización.

f. dar a ciertos grupos disgénicos de nuestra población la opción de segregación o esterilización.

g. repartir tierras y granjas a estas personas segregadas, donde serán enseñados a trabajar por el resto de sus vidas bajo la supervisión de instructores competentes.

El primer paso sería, entonces, controlar la entrada y salida de los imbéciles, deficientes mentales, epilépticos.

El segundo paso sería hacer un inventario del segundo grupo, es decir, los analfabetos, los pobres, los desempleados, los delincuentes, las prostitutas, y los drogadictos; clasificarlos en departamentos especiales bajo la protección médica del gobierno, y segregarlos en granjas y espacios abiertos durante el tiempo necesario, para el fortalecimiento y desarrollo de la conducta moral.

Una vez reunida esta enorme parte de nuestra población y reubicada sobre la base de la salud en lugar del castigo, es seguro decir que quince o veinte millones de nuestra población serán convertidos en soldados defensores: defendiendo a los no nacidos en contra de sus propias discapacidades.

El tercer paso sería el de prestar una atención especial a la salud de las madres, para ver a aquellas mujeres que sufren de tuberculosis, de enfermedad cardíaca o renal, bocio tóxico, gonorrea, o cualquier enfermedad bajo la cual la condición del embarazo altere su salud; y colocarlas bajo el cuidado de enfermeras públicas, con el fin de instruirlas en métodos prácticos, científicos, de contracepción, con el fin de salvaguardar sus vidas --- reduciendo así la mortalidad materna.

Los pasos anteriores puede parecer que ponen más énfasis en un programa de salud que en las tarifas, las moratorias y las deudas, pero creo que la salud nacional es el primer factor esencial en cualquier programa para la paz universal.

Con el futuro ciudadano a salvo de contaminaciones hereditarias, con cinco millones de degenerados mentales y morales segregados, con diez millones de mujeres y diez millones de niños recibiendo el cuidado adecuado, podríamos entonces dirigir nuestra atención a las necesidades básicas para la paz internacional.

Entonces existirá un esfuerzo definitivo para lograr que el aumento de la población sea lento y según una tasa específica, con el fin de acomodar y ajustar cualquier crecimiento al mejor sistema social y económico.

Mientras tanto debemos organizar y unirnos en una Liga Internacional de Países con Baja Tasa de Natalidad para asegurar y mantener la paz mundial.

Resumen del discurso ante la New History Society, 17 de enero, Ciudad de Nueva York.