Categorías: Economía

Los Ángeles: ¿El siguiente gobierno fallido?

Bruce Bialosky | 9 de marzo de 2014

Al analizar algunos gobiernos, es fácil ver por qué son fracasos. Venezuela es uno que viene a la mente. Argentina es más difícil de analizar, pero su reciente giro a la izquierda y un gobierno más autoritario, una vez más ha llevado a la economía al borde del colapso. Detroit es el ejemplo perfecto de un gobierno fracasado en los Estados Unidos. La pregunta es: ¿Será Los Ángeles el próximo gobierno en comenzar a desmoronarse?

He creído que Los Ángeles ha sido un desastre desarrollándose por mucho tiempo. Tiene un gobierno que impulsa a los negocios a salir con una estructura fiscal opresiva que puede ser cinco veces mayor que las ciudades vecinas en su seno. Luego siguen con un proceso de auditoría torcida que intenta extraer aún más ingresos para alimentar a su bestia burocrática. Las carreteras se han deteriorado de tal manera que la casa de "sol y diversión" de la cultura del coche – donde la conducción es en gran medida una necesidad para navegar por una ciudad dispersa –ahora son consideradas las #1 en ser las peores del país. Los problemas siguen y siguen haciendo el mayor factor positivo su clima fantástico.

Ahora, yo no soy el único que está citando las fallas de Los Ángeles como una ciudad. Una comisión establecida por el Presidente del Consejo Municipal de Los Ángeles, Herb Wesson, y un ex secretario de Comercio, Mickey Kantor, ha intervenido al decir que Los Ángeles es un desorden y un desastre esperando a suceder. La comisión, llamada “Los Ángeles 2020”, publicó el primero de sus dos informes que detallan el estado de la Ciudad.

El principio del informe, al menos, habla con sinceridad, casi. Se llama “Una época para la verdad”. Algo de lo que se describe es que el 28% de los angelinos ganan un salario de pobreza. Si se incluye a los desempleados, afirman que el 40% de los residentes viven en la miseria. Los Ángeles es la única de las siete áreas metropolitanas principales del país en tener una disminución neta de empleo en la última década. Las industrias principales se están yendo; ninguna se está moviendo aquí. Doce compañías de la lista Fortune 500 solían llamar a Los Ángeles su casa, y ahora sólo cuatro lo hacen. El sistema escolar gradúa sólo el 60% de sus estudiantes de la secundaria y sólo el 32% clasificó para cualquiera de los sistemas UC o la Universidad Estatal de California. El sistema de pensiones ha destinado el 10% de las necesidades futuras de los trabajadores de la ciudad. Estos son sólo algunos de los hechos devastadores establecidos por la comisión.

No sabemos lo que dirá el informe final, pero tienen algunas de nuestras propias conclusiones. Uno de ellas es que Los Ángeles ha perdido la mayor parte de su influencia dentro de su propio estado. Joel Kotkin, profesor de desarrollo urbano y uno de nuestros más grandes cronistas de los problemas urbanos de hoy, ha documentado esto. Ha mostrado cómo toda la base de poder del Estado se ha desplazado hacia el norte de California, con casi todos los políticos influyentes del presente y el futuro previsible, vienen del norte.

Lo que la comisión no hizo en su primero de dos informes fue señalar con el dedo. No se espera ya que la comisión esta plagado de miembros de la élite del poder de Los Ángeles. Pero aquí están algunos de los hechos más destacados:

1. Aparte de Richard Riordan, quien era republicano y se desempeñó como alcalde durante dos mandatos hace trece años, casi no hay republicanos elegidos en Los Ángeles. Normalmente puede haber un miembro del Consejo de la Ciudad de los 15 asientos.

2. A pesar de que el candidato favorito de algunos sindicatos – sobre todo el que ejecuta el Departamento de Agua y Energía – Wendy Greuel perdió la contienda por la Alcaldía, se trata de una ciudad dirigida por sindicatos con cada de los oficiales elegidos en deuda con los sindicatos de la ciudad y la SEIU. 

3. El distrito escolar aunque es independiente del gobierno de la ciudad está a cargo de un consejo escolar de siete miembros que se desmayarían al ver a un republicano.

¿Te suena familiar? Una ciudad a cargo de los liberales, izquierdistas y sindicatos de empleados públicos está dirigiendo la ciudad al suelo. Las personas son conducidas fuera de las fronteras de Los Ángeles por dos factores principales que no han cambiado y sólo empeorado durante los 45 años que he vivido aquí: 1) el sistema escolar apesta y cualquier persona con los medios se traslada a las comunidades vecinas y / o utiliza los colegios privados; y, 2) los impuestos a las empresas son tan devastadores que las empresas no se mueven aquí o se mueven, llevándose ingresos y puestos de trabajo con ellos.

Con tantos impuestos altos podrías pensar que recibimos servicios de calidad superior, pero no lo hacemos. Como se indicó anteriormente, la locura con los coches en California (controlado exclusivamente por los demócratas) tiene las peores carreteras del país, con Los Ángeles siendo uno de los pilares de ese desastre. El presupuesto de la ciudad está constantemente fuera de control debido a los salarios altos de los sindicales y beneficios de jubilación. El presupuesto de la ciudad, que hace diez años gastaba el 3% en las pensiones, ahora gasta un asombroso 18%. Eso ha hecho que nuestros tiempos de respuesta para el fuego y la policía para cumplir con la norma nacional sólo el 58% del tiempo.

Si tienes una ciudad dirigida por los demócratas durante 50 años con un sistema de escuela dirigida por los liberales por el mismo período de tiempo, y ambos están en deuda con los sindicatos de empleados públicos donde ocurre un descenso continuo, ¿a qué te suena eso? A Detroit. Las principales diferencias entre Los Ángeles y Detroit son dos: mientras que su población se estrelló con un 80% que salió en busca de mejores ambientes, la población de Los Ángeles no. Ha sido rellenado por los inmigrantes legales e ilegales que producen ingresos mínimos a excepción de la mano de obra barata para los liberales de limosina que se quedan aquí. Y, en segundo lugar, tenemos un cielo azul, clima cálido y acceso fácil al Océano Pacífico. 

La segunda parte del informe a salir será fascinante de leer. ¿Van a hacer recomendaciones sustanciales que muy probablemente serán ignorados por los funcionarios electos? ¿Cuándo se dará cuenta el establecimiento que está jugando una mano perdedora y cambiará las reglas del juego? Detroit demostró que incluso en un país como Estados Unidos los gobiernos pueden fracasar por una mala administración. ¿Será Los Ángeles el próximo en fallar?