El papel vital de un padre

Nena Arias | 10 de junio de 2019

El hombre justo no se aparta de su integridad;
¡dichosos sus hijos, que siguen sus pasos!
(Proverbios 20:7)

No todas las personas han tenido la bendición de conocer y crecer con un buen padre. Pero aquellos que han tenido una relación sana con su padre terrenal han sido altamente bendecidos.

Dios ciertamente sabía lo que estaba haciendo cuando estableció el orden de la familia y la procreación con componentes masculinos y femeninos dentro de los límites del matrimonio, pero también lo que cada uno hace para contribuir a la formación y educación adecuadas de sus hijos. Es por esto por lo que es triste que nuestra cultura parezca no valorar el papel de los padres. La evidencia de degradar la valiosa influencia de los padres para moldear a sus hijos está en todas partes, no solo en la cultura popular sino en los medios de comunicación e incluso en la política del gobierno.

La mayoría de los hombres pueden impregnar a una mujer, pero ser un verdadero padre lleva toda una vida de esfuerzo y dedicación con los valores adecuados. Los padres juegan un papel muy importante en la vida de cada niño que no puede ser ocupado por otros. Este rol puede tener un gran impacto en un niño y ayudar a que el niño se convierta en la persona que debe ser.

Los padres son mucho más que simples proveedores y el segundo adulto en el hogar. Los padres brindan el rol masculino de protección, fortaleza, seguridad, apoyo económico y, lo más importante, deben ser los sacerdotes de su hogar que brindan orientación espiritual. Sus habilidades de crianza y contribución son muy diferentes de las de una madre. La diferencia es vital para el desarrollo saludable de los niños.

Después de la instrucción adecuada, los padres pueden enseñar y alentar una variedad de enfoques para lidiar con la vida que hacen hincapié en las reglas y el deber en la disciplina que enseña la diferencia entre el bien y el mal, especialmente con el ejemplo. Les dan a sus hijos ideas sobre el mundo de los hombres y cómo piensan y ven el mundo. Si es una niña, puede aprender de su padre cómo un hombre debe tratarla con respeto y pureza de amor. Si es un niño, aprende a tratar al sexo opuesto con respeto y emulará las habilidades de liderazgo adecuadas de su padre. Las investigaciones muestran que un padre casado es sustancialmente menos propenso a abusar de su esposa o hijos que los hombres en cualquier otra categoría.

La combinación del estilo de crianza de un padre y la de una madre crean un equilibrio para equipar a sus hijos para que enfrenten al mundo con un enfoque sano y completo de la vida.

Los niños quieren agradar a sus padres. Un padre involucrado promueve el crecimiento interior y fuerza. Inculca una sensación general de bienestar y confianza en sí mismo.

Los padres no solo influyen en quienes somos dentro sino que la forma en que un padre trata a su hijo influirá en lo que busca en otras personas. Los padres compasivos, en su mayoría, crean hijos compasivos.

Las niñas modelan sus relaciones con los demás según el carácter de su padre, los niños se modelan a sí mismos después del carácter de su padre. Los niños buscarán la aprobación de sus padres desde una edad muy temprana. Cuando un padre está ausente, los niños miran a otras figuras masculinas para establecer las "reglas" sobre cómo comportarse y sobrevivir en el mundo.

Así que hoy, si tu padre todavía está vivo, dile que lo amas y dale las gracias por estar allí.