Un llamado a la oración para nuestro presidente

Nena Arias | 3 de junio de 2019

“Por esto exhorto, ante todo, que se hagan súplicas, oraciones, intercesiones y acciones de gracias por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que llevemos una vida tranquila y reposada en toda piedad y dignidad.”
1 Timoteo 2:1-2

La paz de una nación es más que esencial, es necesaria para todos: para que llevemos una vida tranquila y reposada en toda piedad y dignidad.” (v. 2).

En las Escrituras se nos indica que oremos por todos los que están en la Autoridad, pero ¿cómo hacemos eso exactamente? Para la comprensión humana la oración es un fenómeno ilógico. ¿Cómo podemos pronunciar palabras aquí en la tierra y que Dios las escuche en el cielo? Afecta a la mente, pero es una realidad que a través de las oraciones de fe podemos pedir la intervención divina de Dios en muchas cosas y Él interviene.

En nuestros tiempos, nunca hemos visto a un presidente en turno en este país tan atacado y difamado como el presidente Trump. Franklin Graham, el hijo del fallecido Billy Graham, ha hecho un llamado a la oración para nuestro presidente y es apropiado que lo hagamos. Cientos de líderes cristianos y miles de personas se han unido a esto y tú también puedes hacerlo.

Franklin designó el 2 de junio de 2019 para este llamado, pero todos los días es apropiado orar por los que tienen autoridad. Hay muchos que todavía no aceptan que Dios puso a Trump en el cargo por este tiempo y están luchando con todo lo que pueden para derribarlo. El presidente Trump necesita la protección de Dios y debemos apoyarlo en la oración. Ningún gobernante puede hacer un buen trabajo sin que Dios supervise cada decisión. Los gobernantes honestos y temerosos de Dios reconocerán que no son suficientes y no pueden hacerlo solos, por lo que se ven obligados a volverse a Dios y nosotros también debemos hacerlo.

Dependiendo de la fuerza de Dios es lo más sabio que cualquiera puede hacer, y debemos reconocer esto por nosotros mismos y por nuestro presidente. Las personas reales aprenden a reconocer que, a pesar de sus mejores esfuerzos, no tienen lo necesario. Debemos ponernos en la brecha con nuestro presidente y pedirle a Dios que intervenga a su favor contra todo el odio y el vitriolo que recibe a diario.

Oremos por la protección del presidente Trump y que Dios le conceda sabiduría, conocimiento y comprensión para tomar decisiones sabias. Además, que él mismo reconozca su necesidad de Dios a diario. Oremos para que tenga respeto por los principios de gobierno de Dios. Que busque sabios consejos de personas temerosas de Dios que nos guiarán a todos en la dirección correcta.

Somos amonestados en la Palabra de Dios de que siempre debemos orar y no perder ánimo, sin importar lo que se nos presente.

Gracias por acompañarnos diariamente en oración por nuestro presidente. Y también ora por nuestros líderes: nuestros jueces, jefes de policía, educadores, miembros de la junta escolar, oficiales militares, funcionarios electos y otros que sirven a nuestro país en el liderazgo. Al hacer esto, te estás poniendo en la brecha, interviniendo entre Dios y aquellos en autoridad.