Los liberales usan la Biblia convenientemente

Nena Arias | 25 de junio de 2018

La hipocresía y el doble estándar de la izquierda son abrumadoramente sorprendentes. Nunca es más obvio como cuando usan la Biblia en sus esfuerzos por señalar un tema de ética, pero el resto del tiempo violan la Palabra de Dios en todos los niveles. La hipocresía se puede encontrar en muchas personas y lugares, pero es algo que la mayoría de nosotros detesta, incluso aquellos que la usan la repudian. Los hipócritas piensan que pueden salirse con la suya usando las falsedades, pero que rápidamente condenan a los demás por usarlas. Con sus actitudes, básicamente dicen "haz lo que decimos no lo que hacemos". La hipocresía es algo que la Biblia condena en gran manera. Mateo 5:37 dice: " Pero sea su hablar, ‘sí’, ‘sí’, y ‘no’, ‘no’. Porque lo que va más allá de esto, procede del mal”. Un hipócrita es alguien que se pone una máscara y pretende ser algo que él no es. La hipocresía es afirmar que conoce y sigue ciertas creencias, pero que se comporta de una manera que contradice esas creencias.

Para dejar las cosas claras, también hay hipocresía en el lado derecho de la política y los problemas sociales. Pero la hipocresía que vemos en los liberales sobre la inmigración ilegal mediante el uso de la Biblia para impulsar su agenda sobre la separación de los niños son las mismas personas que exigen que no se pueda imponer la moralidad a las personas. También exigen la separación entre la iglesia y el estado. Gritan a todo pulmón que la religión y la política no se mezclan y quieren que los cristianos permanezcan neutrales y le den la espalda a sus valores y su fe cuando se trata de asuntos públicos y nacionales.

Sobre la separación de un padre de su hijo en el tema de la inmigración, la hipocresía nunca es tan obvia como cuando se aborda el tema del aborto y cómo es realmente la separación de un niño de su madre, entonces la izquierda se indigna. Dicen: "¿Cómo se atreven ustedes los cristianos a imponernos la Biblia?" Pero en el tema de la inmigración ilegal, la izquierda se apresuró a hacer que el presidente Trump se vea mal al citar la Biblia fuera de contexto en su contra, porque, de repente para ellos, la Biblia está llena de sabiduría y debe ser obedecida. 

Curiosamente, los medios liberales discreparon con el uso que hizo Jeff Sessions de Romanos 13 apelando a la Biblia para enfatizar un punto. Luego escuchamos hipócritamente las voces liberales fuertes y claras en contra del uso de la Biblia. La verdad es que se supone que debemos examinar las Escrituras para resolver todos los problemas, pero no para usarla de manera incorrecta y fuera de contexto para poner palabras en la boca de Dios que Él nunca dijo.

La verdad es que la agenda liberal no quiere tener nada que ver con la Biblia en lo que respecta al aborto, las cuestiones del mismo sexo, el robo del gobierno y una miríada de otros temas morales y éticos.

Ali Velshi de MSNBC, dijo lo siguiente mientras hipócritamente sostenía una gran Biblia, en la que no cree, y la citaba en Mateo 19:14. “Pero Jesús dijo, —Dejen a los niños y no les impidan venir a mí, porque de los tales es el reino de los cielos.” Simplemente leyendo el contexto de ese versículo, podemos ver claramente que Jesús no está hablando de inmigración. La Biblia nunca debe ser interpretada sin el contexto de lo que se quiere entender con precisión.

Al leer el contexto de Mateo 19:14, se entiende claramente que se trata del reino de los cielos, no del cruce ilegal de fronteras. Puedes estar seguro de que la misma táctica de distorsión es lo que motiva a los liberales cada vez que usan la Biblia para "probar" su punto. ¿Por qué las organizaciones ateas no son rápidas para presentar demandas contra los liberales cuando usan la Biblia públicamente?

El verdadero problema en la situación de la inmigración ilegal es que las personas ingresan ilegalmente al país. Están violando las leyes de los Estados Unidos. Hay formas legales de ingresar a este país, pero estos intrusos se niegan a seguir la ruta legal. Todo lo que el presidente Trump está haciendo es aplicar las leyes de inmigración que ya están aprobadas por el Congreso para cerrar las fronteras porosas, lo que ha hecho que sea demasiado fácil para los ilegales y los malhechores entrar a nuestro país y causar estragos y abusos.

No permitirías que completos extraños arbitrariamente entren a tu casa y residan solo porque así lo quieran. Tendrías que tomar medidas fuertes y legales para sacarlos. La entrada ilegal de quienes no tienen autorización para ingresar a nuestro país no es diferente a la violación que se te haría a nivel personal.

Por otro lado, estamos siendo compasivos con los niños y adultos ilegales que están detenidos. Están siendo llevados y alimentados, vestidos, cuidados médicos y protegidos en acuerdo con los mandatos de la Biblia que hacemos con los necesitados y los extraños. Las palabras de Jesús se están siguiendo al pie de la letra.

Si una persona está dispuesta a infringir la ley en un caso (al ingresar ilegalmente a un país), lo hará en otros casos. Hacemos daño a las personas permitiéndoles salirse con la suya rompiendo la ley sin consecuencias; no temerán ni respetarán otras leyes. Nuestras leyes son las primeras en proteger a la ciudadanía de la injusticia. Estos violadores quieren venir a beneficiarse de los privilegios que legítimamente pertenecen a los ciudadanos de este país. Ya estamos viendo esta actitud en el sentido de que exigen una licencia de conducir. Conducen borrachos y cometen crímenes, evaden nuestras leyes fiscales y nuestras leyes penales.

La Biblia debe ser aplicada consistentemente tanto por los de la izquierda como de la derecha. Es nuestro manual de vida para guiarnos en todos los asuntos. Si la izquierda cree que la Biblia es buena para algunas cosas, tal vez verán la luz y la creerán para toda la vida.

Continuemos orando por una reforma bíblica que tan desesperadamente necesitamos.