¿Será EE.UU. 'grande' otra vez?

Nena Arias | 18 de junio de 2018

“El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán”.
Mateo 24:35

“Dios no es hombre para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no lo hará? Habló, ¿y no lo cumplirá?”
Números 23:19

“La hierba se seca y la flor se marchita; pero la palabra de nuestro Dios
permanece para siempre”.
Isaías 40:8

¿Estos versículos bíblicos de arriba te dan la idea de que Dios dice lo que quiere decir y quiere decir lo que dice? ¿Suena como que alguna vez pondría en peligro sus palabras para complacer a la gente o jugar a los favoritos? Sin embargo, Estados Unidos está viviendo bajo el engaño de que Dios puede bendecirlo nuevamente sin un arrepentimiento drástico y cambio de sus malos caminos. Estados Unidos parece estar bajo la supuesta idea de que porque estábamos 'bajo Dios' una vez y él nos hizo grandes, que solo por ese mérito nos da el derecho de volver a ser grandiosos sin cumplir sus requisitos para las bendiciones.

Jesús dijo en Mateo 5:17, “No piensen que he venido para abrogar la Ley o los Profetas. No he venido para abrogar, sino para cumplir”. Si Jesús, en forma humana, vino a cumplir la ley de Dios, ¿piensas que alguien más puede estar exento de respetar y obedecer los mandamientos de Dios, que estableció para siempre? Sabemos que la ley ceremonial ya se cumplió y ya no se necesitan sacrificios de animales para expiar el pecado. Pero acabamos de leer en Mateo 5:17 que Jesús no abolió la ley moral / ética de Dios y de la misma manera que Él lo hizo, debemos hacerlo también.

Consideremos brevemente los Diez Mandamientos para hacer un inventario personal y un inventario nacional para ver si merecemos ser bendecidos y grandes a los ojos de Dios.

El primer Mandamiento dice que no debemos tener otros dioses antes que Él. Tal como están las cosas ahora, no vamos a estar en un error al decir que Estados Unidos es idólatra en su adoración de celebridades y personas de poder, sino que también se inclina ante el dios del materialismo y el hedonismo (auto-placer) solo por nombrar algunos. No entraré en detalles para explicar esto, pero sabemos que esta es la verdad, Estados Unidos vive egoístamente para el "número uno": el ‘yo’ es su primer dios.

¿Qué tal tomar el nombre del Señor en vano, no solo a través de un lenguaje profano sino incluso al reclamar creer en Él mientras lo deshonran de muchas maneras y no se vive para complacerlo? Además, se hacen oraciones y súplicas en Su nombre que Él nunca puede conceder porque van en contra de Su Palabra y que sabemos que nunca la traicionará.

¿A caso respetamos un día de reposo como Él ha ordenado? La sociedad solía cerrar todas las actividades comerciales y relacionadas con el trabajo para permitir un día total de descanso, adoración a Dios y tiempo familiar. Eso ha dejado de ser hace mucho tiempo. Es algo del pasado debido a la avaricia y la explotación. Además, se supone que la tierra debe descansar en el séptimo año para permitirle reponer su fuerza algo que en su mayoría no se observa. El reposo del Señor también incluye el perdón de la deuda para aliviar la economía y no sobrecargar a las personas de deudas que nunca podrán pagar. El reposo del Señor es mucho más que un día de descanso, razón por la cual estamos corriendo hacia un precipicio de colapso financiero.

¿Qué hay de honrar a los padres? La falta de honrar a los padres es una desgracia en Estados Unidos, no solo entre los jóvenes, donde los grandes porcentajes ya no respetan la autoridad como solían hacerlo, sino que los adultos ya no honran a sus padres ancianos que prefieren internarlos en una institución en lugar de alterar su vida personal cuidando a sus padres ancianos que no necesariamente requieren atención médica.

El asesinato ya no se castiga como lo manda la Biblia. Las leyes y el sistema judicial prefieren cargar a los ciudadanos respetuosos de la ley con el cuidado de los delincuentes que cometen delitos capitales, en lugar de librar a la sociedad de estos criminales. ¿Qué podemos decir sobre el asesinato del nonato por conveniencia y el libertinaje?

El adulterio comenzó a hacerse más aceptable hace mucho tiempo en los Estados Unidos y ya no se le llama adulterio sino "relaciones extramatrimoniales", creando así zonas grises donde las personas no sienten la carga de sus pecados. El estigma del divorcio y las segundas nupcias por cualquier motivo es prácticamente inexistente en Estados Unidos.

Todos roban. El ladrón más grande es el gobierno que saquea nuestros bolsillos saqueando descaradamente y roba nuestra riqueza y la llama carga tributaria.

Por otro lado, tenemos una cultura de mentiras. A muchos se les permite salirse con la suya mintiendo y no cosechar todas las consecuencias de sus acciones. Cuanto mayor sea la imagen pública, más difícil es enjuiciar las mentiras. La confiabilidad está muy escasa y en un punto muy bajo en Estados Unidos.

Codiciar la casa del vecino y todas sus posesiones se le llama ahora perseguir el 'sueño americano'.

Creo que entiendes lo que está pasando, así que te pregunto: ¿Alguna vez EE.UU. será 'grande' otra vez? Estados Unidos no merece ser grande de nuevo a menos que se arrepienta y se aparte de sus malos caminos como Dios lo ha ordenado.

"Si se humilla mi pueblo sobre el cual es invocado mi nombre, si oran y buscan mi rostro y se vuelven de sus malos caminos, entonces yo oiré desde los cielos,
perdonaré sus pecados y sanaré su tierra."
2 Crónicas 7:14