El asesinato del Goliat de Estados Unidos

Nena Arias | 19 de marzo de 2018

“De las tropas de los filisteos salió un paladín que se llamaba Goliat, de Gat. Este tenía de estatura casi tres metros... Entonces se detuvo y gritó al ejército de Israel,… ¡Escojan de entre ustedes un hombre que venga contra mí!... Y el filisteo añadió—: ¡Yo desafío hoy al ejército de Israel! ¡Denme un hombre para que luche contra mí! Cuando Saúl y todo Israel oyeron estas palabras del filisteo, se amedrentaron y tuvieron mucho temor.”
1 Samuel 17:4,8,10-11 

Un desafiante Goliat ha lanzado un reto a nuestro país y a todas nuestras instituciones y amenaza la supervivencia de Estados Unidos. Este Goliat le está causando una crisis espiritual y moral y está produciendo mucha confusión, agitación, corrupción, inestabilidad y decadencia. Nuestro país presenta los síntomas que todas las grandes civilizaciones tienen antes de una caída desastrosa. ¿Estará presenciando nuestra generación el fin de Estados Unidos?

¿Qué es este Goliat que amenaza la destrucción de EE.UU.? El Goliat es la rebelión contra el Dios de la Biblia y sus estatutos. No hay otra explicación aceptable.

La situación actual de nuestro país debería estar causando mucha consternación en cada ciudadano y debería estar sonando una gran alarma de advertencia en cada cristiano estadounidense. ¿Por qué los cristianos estadounidenses? Porque los cristianos deberían estar más alerta y discernir para ver el mundo como Dios lo ve, y no se ve bien para nosotros. Estados Unidos se está convirtiendo rápidamente en una nación que Dios ya no puede seguir aprobando, protegiendo o bendiciendo sin importar cuán generosa sea nuestra nación. A Dios no lo estamos impresionando.

La decadencia espiritual y moral de Estados Unidos ha tardado en llegar, desde que los valores justos de Dios comenzaron a ser reemplazados por una mentalidad humanista / liberal, y el Dios de la Biblia, el Diseñador y Creador de EE.UU., fue puesto en un estante en las mentes de demasiados estadounidenses. Gran parte de la revolución y la agitación en Estados Unidos de los años de 1960 fue causada por el hecho de que los jóvenes no vieron la esencia en todo el establecimiento en general, especialmente en la espiritualidad de EE.UU., así que comenzaron una búsqueda entre muchas religiones paganas, el uso de las drogas y el sexo fuera de control con la esperanza de encontrar más satisfacción y una respuesta espiritual a su vacío. Sus vacíos hicieron que quisieran destruir a este país, pero no tenían otra alternativa que poner en su lugar. Cambiar solo para cambiar nunca es una buena acción sin saber a dónde se va a ir, esto causará irse a la deriva.

Sin un respeto humilde por Dios, no puede haber respeto duradero para nadie. Sin Dios, todo es aceptable. Vemos mucha evidencia de esto en nuestro entorno moderno que rechaza cada vez más a Dios y se involucra en una inmoralidad y un desorden impresionante. Nuestra cultura moderna, que niega a Dios, promueve el aborto antes que tener muchos hijos porque "todos los que me aborrecen aman la muerte" (Proverbios 8:36).

La declinación creciente es evidente en el colapso de la familia, en la educación, en la moralidad, en el mundo del entretenimiento y las artes, por nombrar solo algunos. Con pocas excepciones, cada aspecto de la vida estadounidense está en declive / decadencia. El declive de la familia revela que casi la mitad (48 por ciento) de los niños estadounidenses nacen de una madre que no está casada. El cuarenta y tres por ciento de los niños estadounidenses viven sin un padre en el hogar. Los estadounidenses tienen tan pocos niños que la tasa de fertilidad ha caído a un mínimo histórico. En la educación: en comparación con casi toda la historia de los Estados Unidos, la escuela estadounidense promedio enseña mucho menos sobre temas importantes como la historia estadounidense, la gramática, la literatura, la música y el arte. En cambio, las escuelas están enseñando mucho más sobre la "justicia social", el ambientalismo y el sexo. Los niños aprenden muy poco de las cosas importantes. Las escuelas públicas son los talleres de los liberales, sin mencionar la mayoría de las universidades.

¿Qué podemos decir sobre el final de los roles masculinos y femeninos? El matrimonio es matrimonio y el género no significa nada, o eso dice el argumento. Están diciendo que no importa cómo se cría un niño. Un padre no tiene nada único que ofrecer a un niño que una madre no puede proporcionar y viceversa. En varias escuelas secundarias de todo el país, los niños son elegidos como la reina del baile de fin de curso. Esto es una rebelión completa declarada contra el orden de Dios.

La gente piensa que solo al decidir que no hay lo correcto e incorrecto eso lo hace así. Al menos dos generaciones de jóvenes estadounidenses han aprendido que las categorías morales no son más que preferencias personales. Dios no figura en su ecuación y piensan que no tiene nada que decir sobre nada. A los estadounidenses se les enseña a confiar en sus sentimientos para determinar cómo comportarse, y por eso algunos sienten que son un hombre un día y otro día sienten que son mujer, o al menos eso creen.

¿Puedes estar preguntando dónde está el cristianismo en todo esto? La debilidad de la iglesia hoy en día se debe en gran parte a su preocupación por la prosperidad material y al crecimiento de los números en su iglesia en lugar de las bendiciones espirituales de Dios. Dios es quien revela sus estándares morales a los humanos; no estamos autorizados para crear nuestra propia moralidad.

Como puedes ver, el Goliat de EE.UU. es una descarada rebelión hacia Dios y la única manera de matar a ese gigante es volver a honrar a Dios y Su Palabra. Estados Unidos necesita una reforma bíblica en todo el sentido de la palabra. Si reconoces que la sociedad estadounidense está en decadencia, es tu obligación luchar con la ayuda de Dios para corregirla. Entonces David dijo a Goliat:

“Yo voy contra ti en el nombre del SEÑOR de los Ejércitos. El SEÑOR te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré.”

1 Samuel 17:45-46