Los estadounidenses viven bajo temor

Nena Arias |18 de diciembre de 2017

“Porque no nos ha dado Dios un espíritu de cobardía sino de poder, de amor y de dominio propio.”
2 Timoteo 1:7

Hay muchas cosas que nos amenazan en el mundo de hoy. ¿Por qué los humanos experimentan miedo? ¿De dónde viene el temor?

Honestamente, y con justa razón, debo decir que algunas amenazas son muy reales, no imaginarias. Especialmente los ataques terroristas inspirados por ISIS que están aumentando y volviéndose más audaces en varias partes del mundo y ahora en nuestra nación de Estados Unidos. Los estadounidenses están más temerosos hoy de un ataque terrorista desde los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, según una nueva encuesta del New York Times.

Existe el temor a la amenaza de ataques nucleares ahora que algunos países están utilizando su capacidad nuclear para intimidar. Las luchas económicas de las naciones y de los individuos son grandes temores y presentan mucha incertidumbre, lo que hace que las personas vivan con el temor de un colapso en nuestra economía. ¿Qué tal el robo de identidad? Los informes dicen que aproximadamente 15 millones de residentes de los Estados Unidos tienen sus identidades robadas utilizadas de manera fraudulenta cada año con pérdidas de dinero que suman más de $ 50 mil millones. Eso es aproximadamente el 7% de todos los adultos que se les roba su identidad por usuarios no autorizados que resultan en aproximadamente $ 3,500 en pérdidas.

lassedesignen - FotoliaNo podemos negar que en la última década los picos de las amenazas han sido repentinos en lugar de un ascenso gradual. Todos percibimos la aceleración en estos acontecimientos. Si agregas el hecho de que las personas han perdido la fe en su gobierno, entonces están descubriendo que lo que venga tendrán que enfrentar por sí mismos. Las personas, que en el pasado nunca habrían concebido la idea de comprar armas, ahora se están armando, almacenando alimentos, suministros de supervivencia y aprendiendo a trabajar y vivir de la tierra y sin la red de electricidad en caso de que tengan que ser autosuficientes.

¿Estamos ayudando a crear una cultura de miedo en la nación que se supone que es la nación más libre del mundo? Solo piensa en nuestra forma de vida. ¿Alguna vez pensaste que verías que las tiendas ofrezcan toallitas antisépticas para proteger a sus clientes de los gérmenes en los carritos de supermercado? Los padres protegen obsesivamente a sus hijos llevándolos a la escuela y recogiéndolos todos los días por temor a las amenazas que acechan y de las que escuchamos a diario en las noticias. Los parques infantiles están cercados para evitar que ocurra algo malo. En nuestras escuelas hay alarmas para proteger las aulas de los tiradores escolares que llegan con armas de alto calibre para asesinar a lo loco. Algunas escuelas están pagando para capacitar a sus maestros y personal en el uso de armas y les permiten que estén armados. Los avisos se anuncian en todos los canales de noticias por cable sobre los peligros que acechan.

Un temor más que me gustaría mencionar que se ha apoderado de nuestra cultura es la filosofía podrida hasta el núcleo de tener que ser políticamente correcto en todo o arriesgarse a ser excluido, perder amigos y empleo, e incluso ser demandado.

No necesito seguir enumerando los temores existentes porque creo que entiendes la situación. ¿Qué nos está empujando al precipicio cultural, emocional y espiritualmente? Queridos lectores, no es tan complicado entender cómo hemos llegado a esta condición deplorable. En realidad es muy sencillo. La clave se encuentra incluso en las leyes de la naturaleza; no podemos plantar malezas venenosas y esperar cosechar manzanas. El profeta Isaías nos dijo esto hace mucho tiempo:

¡Ay de los que a lo malo llaman bueno; y a lo bueno, malo! Consideran las tinieblas como luz, y la luz como tinieblas. Consideran lo amargo como dulce, y lo dulce como amargo. ¡Ay de los que son sabios ante sus propios ojos, y de los que son prudentes según ellos mismos! Isaías 5:20-21

¿Los estadounidenses tienen miedo de las cosas equivocadas? ¡Sí, así es! Estados Unidos ha traicionado los valores bíblicos que le dieron su origen. Cuando las personas confían más en su propio entendimiento e ignoran a Dios y le faltan el respeto, se les deja a sus propias estrategias inadecuadas que siempre las amenazarán y finalmente las destruirán.

Mateo 10:28 dice: “No teman a los que matan el cuerpo pero no pueden matar al alma. Más bien, teman a aquel que puede destruir tanto el alma como el cuerpo en el infierno.”

Estados Unidos, coloca tu temor en el lugar correcto y todo estará bien porque Dios tiene el control.