¿Deberían las personas racionales que abrazan la vida y libertad ser demócratas?

Ramón Arias | 8 de mayo de 2017

“El necio no toma placer en el entendimiento,
sino solo en exponer lo que tiene en su corazón”.

Proverbios 18:2 (RVA-2015)

El presidente del Democrat National Committee (Comité Nacional Demócrata) (DNC), Tom Pérez, no le importa ocultar la agenda ideológica radical de su partido político. Ahora, exige que los demócratas dejen de ocultar la agenda que es bien conocida, y esa está en línea con Planned Parenthood (Planificación Familiar) o salir del Partido Demócrata.

Los porcentajes de los demócratas que son pro-vida son significativos y han sido leales a su postura por razones propias. ¿Cómo justifican apoyar una marca política que con tal celo promueve la cultura de la muerte? Sé que hay republicanos, solo en nombre, que también se unen a los demócratas en una decisión tan repulsiva de matar a los no nacidos como el derecho de una mujer, e ignorando totalmente los derechos de aquellos en el vientre de la madre.

El Huffpost, en un artículo relacionado, informó:

El presidente del Democrat National Committee (Comité Nacional Demócrata), Tom Pérez, se convirtió en el primer jefe del partido en exigir pureza ideológica sobre los derechos al aborto, prometiendo el viernes apoyar sólo candidatos demócratas que respalden el derecho de una mujer a elegir terminar su embarazo.

"Cada demócrata, como cualquier estadounidense, debe apoyar el derecho de una mujer a tomar sus propias decisiones sobre su cuerpo y su salud", dijo Pérez en un comunicado. "Eso no es negociable y no debe cambiar ciudad por ciudad o estado por estado".

"En un momento en que los derechos de las mujeres están bajo asalto de la Casa Blanca, el Congreso Republicano y en los estados de todo el país", añadió, "debemos hablar por este principio tan fuerte como siempre y con una sola voz".

Prestemos atención a la profundidad de esta vieja declaración del mantra: "Todo demócrata, como cualquier ciudadano, debe apoyar el derecho de una mujer a tomar sus propias decisiones sobre su cuerpo y su salud", "Eso no es negociable" y "debemos hablar a favor de este principio tan fuerte como siempre y con una sola voz".

¿Estás de acuerdo con la cosmovisión perturbada de Pérez? La misma pregunta se aplica a cualquier estadounidense que abraza la cultura de la muerte, independientemente de su afiliación política o denominación cristiana. Tom Pérez sólo quiere candidatos que se basen en los principios demócratas de vamos a continuar la masacre de los niños no nacidos en el vientre de la madre porque cerca de 60 millones de bebés no nacidos muertos, desde enero de 1973, no son suficientes.

Sólo los moralmente ciegos no entenderían y verían la ironía de los demócratas y sus aliados, que abogan por el derecho de una mujer a elegir matar a su bebé en su vientre. Según ellos, ¿a quién le importa si a las niñas se les niega el derecho a la vida, a la libertad y a la búsqueda de la felicidad? No podemos olvidar que Hillary Clinton, durante el debate presidencial, declaró que los bebés en el vientre materno no tienen derechos constitucionales.

Hablando de Hillary, el pasado martes el 2 de mayo recibió el premio "Champion of the Century" (campeona del siglo) de Planned Parenthood. Ese día Steven Ertelt escribió para Lifenews:

¿Cómo se ve un premio de Planned Parenthood? ¿Se parece a un premio Grammy, excepto con la cabeza de un bebé y salpicada con pintura roja?

O tal vez se parece más a uno de esos disfraces de vagina tontos que los defensores del aborto usan con frecuencia para tratar de pintar a las personas pro-vida como anti-mujeres cuando todo lo que nos preocupa es asegurarnos de que las personas no mueran antes de nacer.

Independientemente del premio, la campeona del aborto, Hillary Clinton, recibirá un reconocimiento de las empresas del aborto planificado esta noche.

Y ella claramente lo merece.

Hillary Clinton hizo todo lo posible durante las elecciones presidenciales para defender la corporación de aborto Planned Parenthood. En cada vuelta Clinton señaló su apoyo para el aborto sin límites y dijo que los niños no nacidos no tienen derechos constitucionales.

Se presentó frente a un importante mitin de Planned Parenthood para animar al los activistas del aborto a que salieran en fuerza significativa para detener al candidato pro-vida Donald Trump. Eso no funcionó muy bien.

A pesar de su fracaso como candidata presidencial —no una sino dos veces— los mejores amigos de Hillary Clinton de Planned Parenthood la coronarán como su campeona del siglo de todos modos.

Crédito: Kim Love/FlickrNunca ha sido un secreto sobre lo intensamente arraigado que el Partido Demócrata ha estado con la industria del asesinato masivo llamado "aborto". Por una parte, me complace la apertura del nuevo presidente de la DNC para trazar claramente la línea entre aquellos que están a favor de su agenda de destrucción social y aquellos que abrazan los derechos de vida y libertad dados por Dios bajo Sus principios.

Si tu eres un demócrata o un partidario de su agenda social ¿te perturba su posición? Te invito a visitar la información que tenemos en este sitio: Estados Unidos no rechazará el aborto hasta que lo vea.

Es científicamente correcto decir que una vida humana individual comienza en la concepción, cuando el óvulo y el esperma se unen para formar el cigoto, y este ser humano en desarrollo siempre es un miembro de nuestra especie en todas las etapas de su vida. - Dr. Micheline Matthews-Roth

Todas las acciones humanas están arraigadas en principios morales, y ninguno de nosotros es independiente de ellos o inmune a sus efectos. Si hubiera una sola lección que podríamos aprender de miles de años de civilizaciones humanas sería que su colapso fue el resultado de la inmoralidad. No importa la fuente, la vida moral de una civilización en la historia que se derrumbó está siempre en el primer plano. Analiza los "37 Indicios de una civilización que se dirige a la ruina".

"La receta para la abolición del hombre que C. S. Lewis propuso proféticamente puede resumirse de la siguiente manera: (1) silenciar el lenguaje moral, (2) suprimir las emociones morales, (3) sujetar a la humanidad a manipulaciones morales y eugenésicas. Esta es una receta para el desastre, una receta para la muerte". — de "The Abolition of Man Today" de Adam C. Pelser en la edición actual del Christian Research Journal

Los animales, las plantas y la vida marina no pueden imponer la moralidad a la sociedad; sólo los humanos hacen eso. Los cristianos se suicidan culturalmente al pensar que no deberían involucrarse en asuntos sociales y sólo esperan que sus predicadores y pastores les enseñen asuntos "espirituales". Bueno, les tengo malas noticias y buenas noticias: el Dios de la Biblia es un Dios moral, y Su Palabra es la revelación de Su carácter moral. El origen de Estados Unidos desde 1620 todavía permanece y se puede retomar para reconstruir. Pero no estará allí por mucho tiempo si el pueblo de Dios se niega a ser relevante en este mundo. Es hora de activarse para cambiar la cultura que desafía la razón bíblica y el sentido común para vivir como Dios manda; después de todo, sólo tenemos esta vida y una sola oportunidad para hacerlo bien. Debemos conocer bien el camino y conducir a otros por la senda correcta

“El que camina en justicia y habla con rectitud, el que aborrece el lucro de la opresión, el que sacude sus manos para no recibir soborno, el que tapa sus oídos para no oír de hechos de sangre, el que cierra sus ojos para no ver la iniquidad, él vivirá en las alturas, y una fortaleza de roca será su alto refugio. Su pan le será provisto y su agua no faltará”. Isaías 33:15-16 (RVA-2015)

En otras palabras, no hay que ignorar las realidades sociales ni abrazar el mal, ¡no hay lugar para la apatía cultural si deseamos un futuro mejor!