Los cristianos izquierdistas están optimistas

Ramón Arias | 3 de abril de 2017

“La sabiduría del prudente está en entender su camino, Pero la necedad de los necios es engaño”.  Proverbios 14:8 (RVA-2015)

Un artículo reciente (27 de marzo de 2017) de Scott Malone, tenía este encabezado: "La izquierda religiosa surge como fuerza política en Estados Unidos en la era Trump". El punto de enfoque es el creciente interés de lo que la izquierda cristiana tiene que decir y sus planes para la acción social.

Malone cita a Serene Jones presidente del New York's Union Theological Seminary (Seminario Teológico Unión de Nueva York):

"La elección de Trump ha sido un llamado de clarín a los progresistas en las iglesias protestantes y católicas en Estados Unidos para salir de un lugar de profesar políticas progresistas primordiales para realmente tomar acción".

Jones reconoce que las elecciones presidenciales de 2016 fueron un cambio para alejarse del dominio político de la izquierda la cual está en un pánico total. No sólo la izquierda religiosa está experimentando el revés, sino todos los progresistas / liberales / socialistas y comunistas también están luchando para retomar el control y esto se puede ver mejor en los principales medios de comunicación con todas las tonterías que están proyectando como "noticias" con la esperanza de que puedan convencer a los verdaderamente desinformados.

Debes estar consciente de que la izquierda religiosa no es un fenómeno nuevo, como Malone comenta con precisión, y la presidencia de Trump los ha sacudido. Malone continúa:

El activismo progresista religioso ha sido parte de la historia estadounidense .... El último surgimiento del activismo religioso izquierdista ha acompañado a los albores de la presidencia de Trump.

Algunos en la izquierda religiosa están inspirados por el Papa Francisco, el líder católico romano que ha sido un crítico franco de las políticas anti-inmigrantes y un campeón de ayudar a los necesitados.

La inspiración para la izquierda religiosa para la justicia social proviene de una visión ideológica fallida de la vida y sus instituciones sociales, que fue implementada por la Iglesia Católica Romana durante 500 años en América Latina y otras naciones donde domina. La razón principal de la migración masiva de los países latinos es sobre todo para superar la pobreza, que es el subproducto de la corrupción profunda que la Iglesia Católica Romana nunca ha podido superar, aunque la mayoría de la población profesa esa fe y ahí radica la raíz de sus problemas.

Los problemas sociales al sur de la frontera, hasta la punta del continente, no fueron creados por las políticas de Trump. Lo que la izquierda religiosa necesita desesperadamente es calibrar sus lentes de visión del mundo para que puedan entender y luego explicar por qué sus perspectivas socialistas están produciendo tanta miseria y devastación en países como Venezuela y Brasil, por mencionar sólo dos. Si sus ideas izquierdistas son la respuesta para la creación de una sociedad perfecta ¿por qué no estamos viendo resultados positivos? ¿Qué podemos decir de Cuba? ¿Entiendes lo que la izquierda cristiana ha contribuido a su condición? Sólo las "estrellas" millonarias de Hollywood que están controladas por el gobierno regresan y nos dicen lo maravillosa que es la vida en esos infiernos después de sus visitas. Ciertamente, la élite académica de la izquierda puede enseñar “las maravillas” de un paraíso socialista, ignorando al mismo tiempo la verdad revelada por una historia de los horrores ocasionados a las sociedades socialistas y la obvia evidencia de la muerte y la destrucción.

La izquierda cristiana puede estar optimista debido al creciente interés de personas de ideas afines. Ella ve una oportunidad para aumentar su activismo político usando cualquier cosa, incluyendo agitaciones sociales para despertar el descontento entre aquellos que dependen de los beneficios de un "gobierno generoso" que debe robarle a la clase obrera de sus ingresos honestos y que ya por si están sobrecargados. El mantra de "danos", "aliméntanos", "haznos felices", y te daremos nuestro voto debe terminar pero sólo se hará más fuerte.

Lo que cada cristiano profesante de todas las denominaciones debe conocer en profundidad es el valor de los principios económicos bíblicos que gobiernan éticamente el libre mercado. Los cristianos deben abandonar las enseñanzas falsas de hacerse ricos rápido sólo "reclamando" las bendiciones financieras de parte de Dios.

La historia ya ha condenado el fracaso de la moral y la ética socialista en todas las áreas del desarrollo humano que es opuesta a los estándares bíblicos. A mediados del siglo XX, el resultado socialista fue la esclavización de la clase productiva mediante la promoción de su evangelio de la envidia. La verdadera libertad sólo puede lograrse aceptando la obra liberadora de Jesucristo y luego seguir su ejemplo de obedecer los mandamientos de Dios.

Los países están empobrecidos no por falta de recursos naturales, sino por la falta de conocimiento bíblico y su aplicación a todas las áreas de la vida. La historia nos está gritando para que evaluemos los resultados ineficaces de los países ricos si queremos ayudar a detener los ciclos maliciosos de la pobreza. Los resultados son siempre los mismos, enriqueciendo a la élite corrupta. 

Las meras buenas intenciones promueven mucho mal en el nombre de Dios y estas deben ser expuestas. Los cristianos bíblicos y las personas bien intencionadas deben tener un verdadero conocimiento sobre los fracasos del socialismo y las inigualables realidades de la economía bíblica que satisfacen las necesidades de las masas que sufren.

La realidad es que el socialismo sólo puede aumentar la pobreza y la miseria dondequiera que se aplique. El sistema de asistencia socialista es la esclavitud para todos, con una excepción temporal para la élite. Cuando comprendamos que el humanismo es una visión de mundo en bancarrota para todas las áreas, nos veremos obligados a abrazar de nuevo el consejo completo revelado en la Biblia como el único modelo confiable para un renacimiento de esperanza, fe y amor en las naciones.

La izquierda religiosa no tiene la visión bíblica de quién es Dios ni el papel histórico de Cristo para la raza humana o para el propósito de cada individuo. Se niegan a creer que Él es la única fuente verdadera de toda ley perfecta. El optimismo de la izquierda se basa en las arenas movedizas. La buena noticia es que ellos y el resto del cristianismo estadounidense pueden tener la comprensión necesaria una vez que la Biblia es aceptada como la autoridad final y abandonan de una vez y por todas su rebeldía hacia el Todopoderoso.

El reloj de tiempo histórico está avanzando, y no debemos pensar que podemos falsificar nuestra salida con ideologías baratas. Nuestro compromiso con un entendimiento bíblico sólido nos dará la capacidad intelectual necesaria para responder a todos nuestros críticos. La Resurrección de Cristo debería ser suficiente para motivarnos a invertir la tendencia hacia el declive.

“Nadie se engañe a sí mismo. Si alguien de ustedes se cree sabio según este mundo, hágase necio a fin de llegar a ser sabio. Porque la sabiduría de este mundo es necedad ante Dios. Pues escrito está: ‘El es el que prende a los sabios en su propia astucia’. Y también: ‘El Señor conoce los razonamientos de los sabios, los cuales son inútiles’. Así que nadie se jacte (se gloríe) en los hombres, porque todo es de ustedes”. 1 Corintios 3:18-21 (NBLH)