Debemos permanecer proactivos

Ramón Arias | 20 de febrero de 2017

Como nación, Estados Unidos nació polarizada ideológicamente y, como todas las civilizaciones, ha abrazado el pluralismo moral y el multiculturalismo. Ahora tiene que lidiar con la interpretación de lo que es la verdad, la realidad, la humanidad y los valores. El otro obstáculo a superar es averiguar cuya interpretación de éstos es exacta. El cristianismo, el judaísmo y el islam son monoteístas, que afirman que hay un solo Dios. El ateísmo, el gnosticismo y el existencialismo creen lo contrario del teísmo, el panteísmo (la creencia de que toda realidad es espiritual y el resto es una ilusión), y el espiritismo y el politeísmo (que dice que la naturaleza tiene un espíritu). No debemos olvidar añadir el postmodernismo, que afirma que la verdad es relativa. ¿Entonces que tenemos? Tenemos un enorme desafío que exige una confrontación sabia pero firme en el mundo de las ideas, porque las ideas tienen consecuencias.

¿Quiénes somos? Me alegra que hayas preguntado. Hay dos grupos en la nación que pueden ayudar a guiar al país en la dirección correcta: son los verdaderos conservadores y los cristianos bíblicos, y no son necesariamente los mismos a pesar de tener muchos objetivos sociales comunes.

Históricamente, la cosmovisión bíblica es la única que proporciona la perspectiva correcta y respuestas a la verdad, la realidad, la humanidad y los valores. Los seres humanos pueden confundir las interpretaciones bíblicas, pero no elimina el fundamento seguro, y esa es la buena noticia ya que siempre podemos volver a esos principios probados y verdaderos y reconstruir.

El cristiano profesante hará bien en atender la instrucción de Jesús a sus discípulos que pensaban que el Reino de Dios iba a alcanzar al Imperio Romano y el resto de las naciones en una manifestación instantánea y poderosa y todo lo que tenían que hacer era esperar a Jesús para hacerlo. Jesús les dijo una parábola, Lucas 19:11-27, para descartar esta falsa percepción que tenían acerca de cómo el Reino de Dios iba a ser establecido en la tierra. En la parábola, Jesús les dijo: "... inviertan esto por mí mientras estoy de viaje." Vs. 13. (NTV) y el NBLH dice "Negocien con esto hasta que yo regrese".

Invertir o negociar tienen el mismo significado, y nunca significa estar inactivo. Jesús usó la parábola para enfatizar que todos sus discípulos, a lo largo de la historia, se espera sean productivos enriqueciendo culturalmente a su sociedad que sólo puede lograrse mediante un compromiso continuo. En otras palabras, no esperes que Dios haga lo que Él ha encargado a Su pueblo para cumplir y ha dado todas las provisiones y equipado a cada uno para llevar a cabo sus tareas de manera efectiva. Nadie está exento.

Charles H. Spurgeon (1834-1892) aún hoy, es conocido como un predicador Bautista perspicaz. Él no sólo estaba en contra de los cristianos evitando la participación cultural y social, sino que condenaba su visión pesimista del mundo y cómo es una fórmula para la destrucción. Spurgeon creía que el plan de Dios para el mundo era tener todo Su conocimiento fluyendo a través de Su pueblo:

David no era un creyente en la teoría de que el mundo empeorará y empeorará, y que las dispensaciones terminarán con oscuridad general e idolatría. El sol de la Tierra debe caer en medio de la noche diez veces si algunos de nuestros hermanos proféticos deben ser creídos. No así esperamos, sino que esperamos un día en que los moradores de todas las tierras aprendan la justicia, confíen en el Salvador, sólo te adorarán, oh Dios, y “glorificarán Tu nombre”. La noción moderna ha amortiguado grandemente el celo de la iglesia para misiones, y mientras más pronto se demuestre que eso no es bíblico, mejor para la causa de Dios. No se une a la profecía, ni honra a Dios, ni inspira a la iglesia con ardor. Por lo tanto, sea impulsado lejos.1

Es vital que tomemos la Biblia por encima de todos los demás libros. Es la única fuente que revela cómo aplicar Su revelación a todas las áreas de la vida para fines y significado en el aquí y más allá.

“Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo el bien hagan callar la ignorancia de los hombres insensatos. Actúen como libres, y no como los que hacen de la libertad un pretexto para hacer lo malo sino como siervos de Dios”. 1 Pedro 2:15-16 (RVA-2015)

El futuro de Estados Unidos exige de los conservadores y cristianos que no renuncien por inacción a lo que acababan de ganar en las recientes elecciones. La tarea que tenemos ante nosotros es monumental, pero con Dios, de nuestro lado, nadie nos puede derrotar.

“Así que, hermanos míos amados, estén firmes y constantes, abundando siempre en la obra del Señor, sabiendo que su arduo trabajo en el Señor no es en vano”. 1 Corintios 15:58 (RVA-2015)