El regalo de la elección no debe ser desperdiciado

Ramón Arias | 26 de diciembre de 2016

La cristiandad estadounidense y los conservadores recibieron un regalo histórico de Navidad en los resultados de las elecciones de 2016. Fue un buen día para Estados Unidos cuando los electores votaron para avanzar con la decisión de la abrumadora mayoría en el Electoral College (Colegio Electoral). Hemos sido testigos de la implementación de 2 Crónicas 7:14 en plena acción.  Los creyentes en toda la nación oraron y ayunaron cuando entendieron lo que estaba en juego; las peticiones fueron redactadas y firmadas y los cristianos alrededor del mundo apoyaron y oraron para el resultado de la elección.

Los ideólogos de la izquierda están fuera de sí mismos; quieren eliminar el Colegio Electoral y simplemente ir con el voto popular. Ellos están impulsando el punto de que Clinton ganó con más de 2.8 millones de votos. Sin embargo, lo que no reconocen es que 4.2 millones de votos en California y 1.6 millones en el Estado de Nueva York fueron para Clinton, es decir, un total de 5.8 millones de votos en sólo dos estados. ¿Tenemos que recordarles cuán liberales son esos dos estados? ¿Pueden imaginar el futuro de esta nación controlada por un puñado de estados liberales? La promoción de ocho años de Obama de la ideología de la izquierda casi colapsó a este país con su visión de transformarlo fundamentalmente.

Ahora echemos un vistazo a la parte que los medios controlados izquierdistas no le están diciendo a la gente: Hay 3,141 condados y equivalentes en los 50 estados y el Distrito de Colombia. Donald Trump ganó una abrumadora victoria de 7.5 millones de votos en 3,084 condados, ¿no dirías que fue un verdadero triunfo?

El Político publicó los resultados de las elecciones de estado por estado.

La izquierda (humanistas, liberales, progresistas, socialistas, marxistas y comunistas), continuará persiguiendo con lo que hacen mejor, esparciendo mentiras de cómo tienen el mejor plan nacional para esta "nación profundamente dividida". Estados Unidos nació como una nación dividida y la ideología izquierdista nunca ha producido una sociedad estable, lo contrario es la verdad y la historia está ahí para demostrarlo. Cuando miramos a los Estados Unidos por los condados, también revela una historia muy impactante: Estados Unidos rechaza el socialismo en todas sus malas manifestaciones. La triste verdad es que los cristianos estadounidenses también están divididos, y millones de ellos votaron para avanzar la cosmovisión anti-bíblica para esta nación y el mundo.

Los conservadores y los cristianos no deben olvidar que la izquierda va a exigir compromisos que les beneficien, y que la tentación debe ser resistida y expuesta. Los valores estadounidenses no son iguales a los de la izquierda.

Los cristianos vieron el mayor daño que venía sobre la nación, “Pero cuando en su angustia clamaron al SEÑOR, él los libró de sus aflicciones”. Salmos 107:6 (RVA-2015). “Invoca Mi nombre en el día de la angustia; Yo te libraré, y tú Me honrarás”. Salmos 50:15 (NBLH)  Es de vital importancia nunca olvidar que con cada oración que Dios responde siempre hay una responsabilidad de nuestra parte. Estados Unidos necesita sanidad, y eso no puede ser provisto por medios políticos o económicos. Estamos atravesando tiempos muy angustiosos, y la gente responsable debe descubrir la verdad sobre los valores de este país de nuevo. Esos valores se encuentran en la Biblia. Ella es la fuente de la sabiduría espiritual, intelectual, y la comprensión de lo que debemos hacer y comportarnos en consecuencia; en sus páginas encontramos el plan perfecto y la autoridad para responder a todas las preguntas relacionadas con el progreso genuino para el individuo, y para los asuntos nacionales y mundiales.

Dios es el único que puede engrandecer a los Estados Unidos. Él quiere usar a Su pueblo para cumplir la tarea de dar testimonio al mundo de que Sus caminos son perfectos para que también pueda sentir el impacto y recibir Sus grandes bendiciones. No debemos perder de vista el panorama general y dentro de nuestros planes para el próximo año, en la parte superior de nuestra lista, debe estar un sincero deseo de conocer Su voluntad para que podamos seguir Su gobierno en la tierra como en el cielo. Y nos equipa con todo lo que necesitamos: “Así ha dicho el SEÑOR, quien hizo la tierra, el SEÑOR que la formó para afirmarla —el SEÑOR es su nombre—: ‘Clama a mí, y te responderé; y te revelaré cosas grandes e inaccesibles que tú no conoces’. Jeremías 33:2-3 (RVA-2015)

¡Esta es la única manera de tener un gran y significativo Año Nuevo!