No se trata del candidato que nos gusta

Ramón Arias | October 24, 2016

El día de la elección se aproxima y la votación temprana ya inició.  Al igual que todas las elecciones presidenciales, ésta no es muy diferente; y está tomando el centro del escenario. La razón es evidente, ya que ese puesto afecta significativamente el resto de la nación para bien o para mal, en todos los ámbitos de la vida.

Todos los cristianos profesantes y patriotas genuinos no deben lavarse las manos y quedarse sin votar y con la conciencia tranquila. Como ya he dicho antes, no hay tal cosa como la neutralidad en las elecciones. Es un hecho que, cada ciudadano vota por el tipo de país que quiere.

En el tercero y último debate presidencial la primera cuestión que Hillary Clinton y Donald Trump enfrentaron fue sobre el Tribunal Supremo de EE.UU. En el discurso de apertura el moderador Wallace declaró:

El primer tema es del Tribunal Supremo. En el último debate los dos hablaron brevemente sobre el tribunal, pero quiero profundizar en esto porque el próximo presidente casi seguro tiene al menos una asignación y probablemente o posiblemente dos o tres más, eso significa que, en efecto, determinará el balance de la corte para lo que podría ser el próximo cuarto de siglo. En primer lugar, ¿a dónde quieren que la Corte lleve al país? Y en segundo lugar, ¿cuál es su punto de vista sobre la forma en que la Constitución debe ser interpretada? ¿Las palabras de los fundadores significan lo que dicen o es un documento viviente que se aplicará con flexibilidad, de acuerdo a las circunstancias cambiantes? (Énfasis añadido)

Cada estadounidense tiene que entender la profundidad de lo que es nombrar jueces al Tribunal Supremo y las siguientes dos preguntas. Así es cómo respondieron Clinton y Trump:

Clinton: Muchas gracias Chris y gracias a UNLV por patrocinarnos en este debate…creo que cuando hablamos de la Suprema Corte, es lo que realmente plantea la cuestión central en esta elección. Es decir, ¿qué tipo de país vamos a ser?... . Para mí, eso significa que necesitamos un Tribunal Supremo que sostendrá firme los derechos de la mujer, y los derechos de la comunidad LGBT [homosexual] ... tengo grandes desacuerdos con mi contrincante sobre estas y otras cuestiones que vendrán ante la Corte Suprema. Pero siento que en este momento de la historia de nuestro país, es importante que no revoquemos la igualdad en el matrimonio, ni a Roe v. Wade,

Wallace: Sr. Trump, la misma pregunta  ¿a dónde quiere que la Corte lleve al país? Y ¿cuál es su punto de vista sobre la forma en que la Constitución debe ser interpretada?

Trump: … El Tribunal Supremo, es de lo que se trata. En nuestro país es tan, tan, tan imperativo que tengamos los jueces correctos…. Necesitamos un Tribunal Supremo que, en mi opinión, va a defender la segunda enmienda y todas las enmiendas y he nombrado a 20 jueces de ese calibre. Los jueces que voy a nombrar serán pro-vida. Tendrán una tendencia conservadora. Protegerán la segunda enmienda. Son grandes eruditos en todos los casos y son personas de gran respeto. Interpretarán la constitución de la forma en que los fundadores querían que se interpretara y creo que eso es muy importante. No creo que deberíamos tener jueces designados que decidan lo que ellos quieren oír. Es todo acerca de la Constitución, y eso es tan importante. La Constitución de la forma en que debería ser. Y esas son las personas que voy a nombrar.

Wallace: Bueno, vamos a tomar otro tema que los divide, y los jueces que, el que gane esta elección nombrará, podría tener un efecto dramático. Ese es el tema del aborto. Sr. Trump, usted es pro-vida. Y yo quiero preguntarle específicamente. ¿Quiere que el tribunal, incluyendo los jueces que va a nombrar, revoquen a Roe v. Wade, que incluye, de hecho, y establece el derecho de la mujer al aborto?

Trump: Bueno, si eso fuera a ocurrir, porque yo soy pro-vida y voy a nombrar a los jueces pro-vida, pensaría que el asunto tendría que volver a los estados individuales.

Trump: Si ponemos a otros dos o tal vez tres jueces, eso es realmente lo que va a suceder. Eso sucederá de forma automática en mi opinión. Debido a que estoy poniendo jueces pro-vida en el tribunal. Voy a decir esto.  El asunto se volverá a los estados y los estados tomarán una determinación.

Clinton: Bueno, yo apoyo firmemente a Roe v. Wade que garantiza a la mujer el derecho constitucional para tomar esta decisión tan íntima, y en muchos casos, decisiones muy difíciles con respecto a su salud que nadie se puede imaginar…. Donald ha dicho que está a favor de desfinanciar a planificación familiar. Incluso apoya el cierre del gobierno para cortar los fondos de planificación familiar. Voy a defender la planificación familiar. Voy a defender Roe v. Wade y voy a defender los derechos de la mujer a tomar sus propias decisiones sobre su salud.

Wallace: Voy a darle la oportunidad de responder. Pero yo quería preguntarle Secretaria Clinton, quiero explorar ¿hasta qué punto cree que el derecho al aborto se extiende?  Se le ha citado diciendo que el feto no tiene derechos constitucionales. También votó en contra de la prohibición de abortos de nacimiento parcial a finales del plazo de embarazo, ¿por qué?

Clinton: Debido a que Roe vs. Wade, se establece muy claramente que puede haber reglamentos sobre el aborto siempre y cuando la vida y la salud de la madre se tengan en cuenta.

Wallace: Sr. Trump, su reacción. En particular, en este asunto de abortos de nacimiento parcial al final del plazo del embarazo.

Trump: Bueno, yo creo que es terrible. Si usted va con lo que Hillary está diciendo, en el noveno mes se puede sacar al bebé y arrancar al bebé fuera del útero de la madre justo antes del nacimiento del bebé. Ahora, se puede decir que eso es aceptable y Hillary puede decir que eso está bien, pero no está bien conmigo. Debido a que la base de lo que está diciendo y en base a dónde va y dónde ha estado, se puede arrancar al bebé y sacar el bebé fuera del útero en el noveno mes. En el último día. Y eso no es aceptable.

Trump: Y honestamente, nadie tiene el negocio de hacer lo que acabo de decir. Haciendo eso como uno o dos o tres o cuatro días antes del nacimiento. Nadie tiene que hacer eso.

No es suficiente que el mayor porcentaje de la población afirma que vamos en la dirección equivocada; necesitamos saber lo que nos llevó a nuestra condición actual. Considera algunas de las decisiones inconstitucionales hechas por la mayoría en el Tribunal Supremo:

El 25 de junio de 1962, la oración fue retirada de las escuelas públicas.

El 17 de junio de 1963, el tribunal decidió en contra de lecturas de la Biblia en las escuelas públicas.

Después de la decisión del 17 de junio de 1963, el Wall Street Journal comentó que el ateísmo era ahora "la creencia a la que el poder del Estado extendería su protección".

En esencia, la decisión del tribunal dio un estatus superior al ateísmo sobre la aceptación del Dios bíblico en Estados Unidos.

¿Se puede, con toda honestidad, decir lo que le sucedió al paisaje cultural de nuestro país desde entonces? La disminución radical de Estados Unidos en la atención hacia los niños, los jóvenes, las familias, la educación, y la vida nacional, es incomparable en su historia.

El 22 de enero de 1973, en una decisión de 7 a 2, el Tribunal Supremo dijo que la Constitución da a la mujer el derecho a decidir poner fin a la vida de su bebé no nacido. La cuestión no era acerca de la salud de la mujer como lo que ahora nos quieren hacer creer; por cierto, el embarazo no es una enfermedad. Sin embargo, la pena de muerte fue decretada en contra de los bebés que aun están por nacer. Siete jueces del Tribunal Supremo estuvieron de acuerdo en que en algún lugar de la penumbra de la Constitución se encontraron una verdad mágica. Desde entonces, a cerca de sesenta millones de bebés se les negó su derecho constitucional pero lo más importante es que se les quitó EL DON DE DIOS DEL DERECHO A LA VIDA Y A LA LIBERTAD.

El 26 de junio de 2015, la Corte dictaminó 5 a 4 que el matrimonio homosexual es un derecho constitucional. Cinco individuos decidieron ir en contra de miles de años [desde los albores de la historia humana] de la ciencia probada y relevancia cultural de la reproducción humana y las sociedades estables.

Desde el principio de su formación, el poder judicial ha re-creado o modificado  la Constitución. Jefferson acertadamente entendió y advirtió lo que iba a pasar con los jueces que tenían ideologías anti-estadounidenses:

"La opinión que le da a los jueces el derecho a decidir qué leyes son constitucionales y cuáles no, no sólo para sí mismos, en su propia esfera de acción, sino también para el Legislativo y el Ejecutivo en sus propios ámbitos, harían del poder judicial una rama despótica". — Thomas Jefferson (1804)

Los cristianos siempre han sido la mayoría en Estados Unidos, y sin embargo, la disminución de la nación atestigua el hecho de que una minoría ha estado dominando nuestro país. ¿Cómo es esto posible? Dos hechos evidentes responden a esa pregunta: la falta de visión bíblica y las enseñanzas bíblicas erróneas y distorsionadas.

Así que como se puede ver, esta elección no se trata de un candidato que nos guste, más bien, debemos conocer sus posiciones ideológicas sobre todas las cuestiones. El otro aspecto importante es, ¿con cuál de los candidatos podemos trabajar para volver a la nación de regreso a su base bíblica?

Desconfía del concepto desgastado de la democracia, Estados Unidos nunca fue fundada para ser una. Doce años antes de la Declaración de la Independencia, sin el nuevo experimento de gobierno nacional a la vista pero con una comprensión real de lo que es una democracia, John Adams dijo:

"La democracia pronto degenera en una anarquía, una anarquía de tal manera que cada uno hará lo que es correcto en sus propios ojos y la vida de las personas o la propiedad o la reputación o la libertad no estarán seguras, y cada uno de ellos pronto se amolda en un sistema de subordinación de todas las virtudes morales y habilidades intelectuales, todos los poderes de la riqueza, la belleza, el ingenio y la ciencia, a los placeres desenfrenados, la voluntad caprichosa, y la crueldad execrable de uno o unos pocos". — John Adams (1763)

La única forma de gobierno que es duradera, con resultados prometedores es el gobierno de Dios; es para el aquí y ahora en la historia humana; a tal fin, el pueblo de Dios ha sido llamado a trabajar en cada generación.

"Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo". Mateo 6:10

"No te pido que los quites del mundo, sino que los guardes del maligno". Juan 17:15