La navegación por el océano de la desinformación

Ramón Arias | 15 de agosto de 2016

La desinformación no es un fenómeno de nuestro tiempo; ha estado con la humanidad desde hace miles de años. Nuestra generación es la mejor posicionada para distinguir la verdad de la mentira, y la realidad de la ficción. El futuro de una nación depende siempre de la filosofía que las personas abrazan para que sea su verdad y su realidad; la pregunta es ¿cómo sabemos si es verdad o realidad? El encontrar la diferencia es la responsabilidad de cada uno de nosotros.

Los que quieren poner en práctica su visión social lo harán a través de todos los medios a su alcance para vender e imponer sus ideas, sobre todo si quieren destruir los valores tradicionales. Toda información bien o mal, precisa o imprecisa, una vez que la aceptamos, tendrá un impacto en nuestras vidas para bien o para mal.

Los más eficientes y calificados para navegar en este océano de información errónea son los cristianos bíblicos a través de su conocimiento de la Palabra de Dios. Ellos entienden con claridad el significado de 1 Crónicas 12:32 cuando menciona a los hombres de Isacar, "…expertos en discernir los tiempos, con conocimiento de lo que Israel debía hacer,..." La mayoría de las personas que viven en la tierra de la fantasía saben que las cosas no van bien, y sólo empeoran. Ellos no saben cómo cambiar lo  que se les viene que está en su contra, y el temor se apodera de sus corazones y sus mentes al mirar hacia un futuro incierto.

La comprensión de lo que Dios ha hecho en toda la historia ilumina el presente y llena el corazón y la mente con inquebrantable fe y esperanza para el futuro. No estoy hablando acerca de la fe y la esperanza ciega, sino lo que viene como resultado de razonar a través del conocimiento bíblico para entender la crueldad de lo presente y cómo llegamos aquí. Las soluciones se presentan en la Palabra revelada de Dios y Su pueblo que la conoce y planifica con ella a consecuencia para superar obstáculos insuperables. Se identifican con Job, de la Biblia, que experimentó batallas inimaginables, que incluía a su salud, la pérdida de su familia y todas sus riquezas, sin embargo, él proclamó: “Yo sé que Tú puedes hacer todas las cosas, Y que ninguno de Tus propósitos puede ser frustrado”. (Job 42:2) La agenda del mundo no les pertenece a los hombres, independientemente de lo fuerte que les duela admitir esa realidad, siempre van a perder rotundamente si persisten en la lucha contra Dios.

El apóstol Juan escribió a los cristianos de hace dos mil años: “Amados, no crean a todo espíritu, sino prueben los espíritus para ver si son de Dios, porque muchos falsos profetas han salido al mundo”. (1 Juan 4:1). Algunos de los que profesaban estar del lado de Dios presentaron información errónea a los primeros cristianos. Juan le dijo a los cristianos que no le creyeran a todos, sino que debían poner a todos a prueba, para verificar si la información del mensajero estaba de acuerdo con la perspectiva de Dios del mundo en las Escrituras. Los mismos principios se aplican a todas las áreas de la vida que son afectadas por miríadas de fuentes de información. Los cristianos no deben caer en la trampa de hacer caso omiso de que la ley moral de Dios gobierna todas las cosas.

La desinformación acerca de los problemas sociales, económicos e internacionales no pasan el escrutinio bíblico y seguirán dirigiendo a la gente por el camino equivocado hacia la destrucción si el curso no se detiene y se invierte; esto significa que necesitamos saber cuáles son los problemas, en detalle, que están dominando y corrompiendo la cultura. Los que eligen no tener en cuenta al Dios de la Biblia y Su soberanía continuarán expulsando la cultura bíblica si los cristianos se lo permiten. En la misma carta, Juan dijo: “Hijos míos, ustedes son de Dios y han vencido a los falsos profetas, porque mayor es Aquél que está en ustedes que el que está en el mundo. Ellos son del mundo; por eso hablan de parte del mundo, y el mundo los oye". (1 Juan 4:4-5).

Los medios de comunicación están divididos, a la izquierda y a la derecha. Los de la izquierda tienen miles de millones de dólares detrás de ellos para adoctrinar a la gente a aceptar su agenda globalista pensando que ellos son los dueños del mundo y pueden esclavizar a la gente bajo su mando. Los de la derecha no tienen los miles de millones de dólares detrás de ellos, pero ellos están haciendo incursiones con las personas a través del creciente impacto de los medios sociales. Tenlo por seguro, la verdad nunca puede ser derrotada, ¡nunca!

En caso de duda acerca de los planes de Dios, Su control de la historia, y el funcionamiento en tu vida y la nación ten en cuenta las preguntas que Dios le hizo Job:

“¿Dónde estabas tú cuando Yo echaba los cimientos de la tierra? Dímelo, si tienes inteligencia. ¿Quién puso sus medidas? Ya que sabes. ¿O quién extendió sobre ella cordel?¿Sobre qué se asientan sus basas, O quién puso su piedra angular". Job 38:4-6 (NBLH).

Mientras navegamos a diario a través del océano de la desinformación, especialmente durante la época de elecciones, seamos diligentes en hacer los deberes en todos los temas que están aniquilando el futuro de Estados Unidos. Hacer una lista detallada de los temas importantes y cruciales nos ayudará a comprender el espíritu (la cosmovisión) de cada candidato que pide nuestro voto. La información está ahí afuera y es accesible, haz tiempo para discernir los tiempos; haz tu parte, como yo voy a hacer la mía, para hacer la mejor decisión posible y dejar el resultado al único Dios Todopoderoso.