Involúcrate en la elección presidencial con una mente sobria

Ramón Arias | 9 de mayo de 2016

¿Sabes de algún tiempo en que Estados Unidos ha estado mejor socialmente bajo este concepto de un experimento gubernamental que nunca se había implementado en la historia humana? Nótese que mi pregunta no está relacionada con la economía por sí sola, sino a la idea de la totalidad de su estructura social.

Todas las elecciones presidenciales, en su mayoría, se centran en la economía. Sin embargo, a pesar de que la economía es una parte vital de cualquier estructura social también hay otros componentes que no deben pasarse por alto, que pueden hacer o deshacer a una nación.

Las estadísticas mundiales revelan que los gobiernos están más preocupados por su situación económica que muchas otras cosas debido a su constante crisis. Como es de esperarse, las masas de trabajadores son los primeros en sufrir bajo el peso de las políticas equivocadas. Es natural que su descontento les obliga a encontrar una manera de salir de una situación insoportable. En su desesperación, aceptan todo lo que promete "una solución rápida", sólo para descubrir que siguieron al flautista a su destino de destrucción.

Una vez más, Estados Unidos está en una encrucijada, y si bien la presente administración puede presumir de cuán grandes cosas ha hecho, pero no se menciona quienes son los beneficiados. La realidad es que las personas están muy preocupadas por la profundidad y la prolongación de nuestro caos social nacional.

¿Estás preocupado(a) por el futuro de los Estados Unidos? Si eres una persona razonable, deberías estarlo. También debes saber que todas las elecciones presidenciales han sido siempre una crisis que crece continuamente con los desafíos que conlleva. En esta elección presidencial hay una gran diferencia en que las cosas en la nación son mucho peor que antes; es el resultado de todas las generaciones del pasado que han cometido los mismos errores desastrosos de dejar un legado de problemas a la siguiente generación por su actitud irresponsable de pasar la bolita hacia delante para dejar que otra generación lidié con los problemas no resueltos.

La gente ha hecho de las elecciones presidenciales la más importante de todas las elecciones; algo que no estaba destinado a ser, y lo que es peor; que han otorgado poderes más allá de la intención original, ya que esta nueva teoría experimental de gobierno civil comenzó a finales del siglo 18. Lo que tenemos ahora es algo que nunca debió haber sucedido, una "presidencia imperial".

El pueblo estadounidense también ha creído la idea de que su forma de gobierno es una democracia; esto no se encuentra en ninguna parte de los documentos de fundación. También estoy muy consciente del concepto de lo que es una república; Roma era una República, en nuestros tiempos modernos tuvimos la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas; muchas naciones se suscriben a la idea de ser una República. La verdad es que la república y la democracia se empalman, pero al final ambas traen en común el fracaso y el caos.

El caso se ha hecho para distinguir a una República que es la que elige a sus funcionarios. Sin embargo, hay que preguntarse, ¿qué es una democracia? La respuesta corta es que la mayoría de la gente es la que gobierna; lo que la mayoría dice es lo que se establece. Los que defienden con ferocidad que Estados Unidos no es una democracia deben confrontarse con los hechos de las palabras de apertura del Preámbulo de la Constitución de Estados Unidos: "Nosotros, el pueblo de los Estados Unidos, con el fin de formar una unión más perfecta, establecer Justicia, afirmar doméstica tranquilidad ... " Si esto te suena como que la gente son los gobernantes, eso es porque esa era la intención original. Muchos defensores apasionados de una República se sostienen en opinión contraria y, sin embargo, los resultados no han sido diferentes a los de una democracia. ¿Recuerdas a los políticos y presidentes haciendo referencia al valor de la democracia? ¿No los hemos escuchado justificar una guerra con el fin de dar a los países la oportunidad de desarrollar la libertad a través de la democracia?

Es innegable que los Padres Fundadores estaban en contra de los resultados fallidos de las democracias, y la Constitución estaba destinada a ser un nuevo experimento en el concepto de una República. Los fundadores ciertamente no eran ignorantes de las tendencias peligrosas del poder político para convertirse en una tiranía si la gente no eran vigilantes de sus funcionarios elegidos. John Adams escribió esto a su esposa, Abigail:

"No digo que la democracia ha sido más perjudicial sobre el todo, y en el largo plazo, que la monarquía o la aristocracia. La democracia nunca ha sido y nunca puede ser tan duradera como la aristocracia o la monarquía; pero mientras dura, es más sangrienta que ambas. ... Recuerda, la democracia nunca dura mucho. Pronto se desperdicia, se consume, y se asesina así misma. Nunca ha habido una democracia que no se haya suicidado. Es inútil decir que la democracia es menos vana, menos orgullosa, menos egoístas, menos ambiciosa, o menos avara que la aristocracia o la monarquía. No es cierto, de hecho, y en ninguna parte aparece en la historia. Esas pasiones son las mismas en todos los hombres, en todas las formas de gobiernos sencillos, y cuando no se controlan, producen los mismos efectos del fraude, la violencia y la crueldad. Cuando se abren perspectivas claras ante la vanidad, el orgullo, la avaricia o la ambición, por su fácil gratificación, es difícil para los filósofos más considerados y los moralistas más concienzudos para resistir la tentación. Las personas se han conquistado a sí mismas. Naciones y grandes masas de hombres, nunca". – John Adams, las cartas de John y Abigail Adams

Lo que Adams dijo acerca de las democracias, las monarquías y las aristocracias también se puede decir de cualquier república. Una vez que, con una mente abierta, entendemos el propósito ideológico previsto de un gobierno entonces se puede juzgar de lo que se esperaba. La historia seguirá siendo nuestra mejor maestra de personas e ideas de gobierno y sus respectivos resultados. La democracia era la ideología del Imperio Griego y el republicanismo era la ideología del Imperio Romano. ¿Qué es lo que ambos tienen en común? Eran poderosos, grandes y prósperos, pero sus sistemas sociales se colapsaron y, como siempre, las personas sufrieron las consecuencias.

¿Estoy diciendo que Estados Unidos ya está condenado? Todo depende de cómo reacciona la gente para encontrar soluciones a las realidades del presente y cambiar los males del pasado. También hay que reconocer que tomará el trabajo arduo por visionarios comprometidos para invertir esta tendencia. Aquellos que sólo ven oscuridad y condenación deben saber que una cosa es cierta; no es el fin del mundo. Para aquellos que ven a un candidato político como el libertador, deben sacar su cabeza de la arena como la avestruz y fuera del país de los sueños y hacer una investigación profunda para investigar a los candidatos y a los partidos políticos y decidir si sus ideas concuerdan con las de ellos e involucrarse en el proceso.

Debería ser evidente por sí mismo lo que lo liberal, progresista, socialista y las ideas comunistas han hecho a la nación. Hay que reconocer que son lo mismo; aquellos que quieren ese resultado los seguirán eligiendo. Los que defienden los valores conservadores, ¿saben cuál es su visión para la restauración de Estados Unidos? ¿Alguna vez te has preguntado qué es lo que quieren conservar? ¿Cuánto hace que los conservadores le han dedicado tiempo y dinero para promover un gobierno pequeño y reducir los impuestos? Los conservadores se centran en la responsabilidad fiscal y pelean en contra de los problemas sociales que corrompen a la sociedad; trabajan duro en la campaña y vigorosamente para elegir a los líderes conservadores que en su mayoría traicionan a sus electores una vez que están en el poder. Los conservadores deberían hacerse una revisión de cabeza y un chequeo de corazón para ver si sus motivos están en el lugar correcto o si promueven alguno al poder político solo por el poder mismo.

No olvidemos a los "cristianos conservadores". ¿Acaso han sido proactivos y más eficiente que los conservadores seculares en hacer de Estados Unidos un país mejor? ¿Hay alguna evidencia de que tienen una mejor visión para el país? La mayoría de ellos hablan el lenguaje conservador y luego se dan la vuelta y abrazan la visión del mundo humanista para seguir replicando los mismos resultados que los conservadores sociales seculares. Ni siquiera estamos mencionando los "logros" de los demócratas.

No tengo ninguna duda de que Estados Unidos puede ser restaurado para cumplir su destino histórico. Si la gente está dispuesta a profundizar y conocer a fondo el fundamento que fue colocado originalmente por los que llegaron en 1620 y 1630, entonces podremos reconstruir la visión de una gran sociedad que no está basada en las democracias fallidas o el republicanismo, sino en los valores eternos establecidos por el único Creador de la vida. Los primeros en llegar a estas costas entendieron que sólo hay dos maneras de desarrollar a la persona y a la sociedad como Jesús lo declaró:

 “Por tanto, cualquiera que oye estas palabras Mías y las pone en práctica, será semejante a un hombre sabio que edificó su casa sobre la roca; y cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos y azotaron aquella casa; pero no se cayó, porque había sido fundada sobre la roca. Todo el que oye estas palabras Mías y no las pone en práctica, será semejante a un hombre insensato que edificó su casa sobre la arena; y cayó la lluvia, vinieron los torrentes[c], soplaron los vientos y azotaron aquella casa; y cayó, y grande fue su destrucción.” (Mateo 7:24-27)

Históricamente, las visiones del mundo sólo pueden construirse sobre dos bases, ya sea la roca sólida de la verdad revelada de Dios en su Palabra o en las perspectivas frágiles y defectuosas del hombre. A medida que prestamos atención a los acontecimientos cotidianos y en las próximas elecciones presidenciales y más, hay que ser un pensador sobrio. Debemos hacer nuestro trabajo de involucrarnos. Recuerda, que se trata sobre el futuro de tu familia, tus seres queridos y los que aún no han nacido. ¿Cuál de los candidatos presidenciales, por más malos que sean, nos puede dar la oportunidad de dirigir a la nación hacia la dirección correcta? Esa es nuestra tarea.