Un socialista honesto que no siempre es tan honesto

Ramón Arias | 15 de febrero de 2016

El senador Bernie Sanders de Vermont, un candidato presidencial para el 2016, no oculta su visión del mundo ideológico socialista / comunista. Él es franco y honesto, no como tantos demócratas y algunos republicanos que ocultan su populismo socialista real hasta que todas sus decisiones exponen su ideología y los delata.

Sanders está enfocado en los gobiernos socialistas democráticos de Europa para vender sus ideas para los nuevos Estados Unidos Socialistas de América; él es audaz en proclamarlo. Como marxista / socialista / comunista, promueve que el gobierno debe ocuparse de las personas desde la cuna hasta la tumba. Esto se logrará por el programa de bienestar del estado, los bienes públicos primarios gratuitos, altas tasas de impuestos, la redistribución de la riqueza, la regulación de la mayoría de los sectores económicos, la regulación financiera, la regulación ambiental, la educación superior gratuita, el cuidado gratis de niños, atención médica gratuita, y casi todo es gratis. ¿Debería sorprendernos que los jóvenes y muchos millones más están gravitando hacia él?

¿Cómo les está funcionando el paraíso social en Europa? La verdad es que no está funcionando, y los países europeos están tomando medidas para alejarse de la visión del mundo socialista desastrosa. En su lugar, ahora Europa se está moviendo hacia el neoliberalismo, cuyo principal objetivo es redistribuir el dinero con un poco menos de regulaciones para las empresas. 

Antes de saltar de alegría al pensar que Estados Unidos está muy lejos del error socialista europeo, piensa en el millón de millones de dólares que nuestro gobierno gastó el año pasado de la ayuda social con efectivo, alimentos, vivienda, atención médica, servicios sociales y el programa de cupones de alimentos que es el más grande de los programas de bienestar. Si no crees que esto es un problema horrible, te equivocas porque Estados Unidos no puede mantener este paso indefinidamente. En algún momento, nuestra economía se colapsará.

El estado de Maine ahora requiere que los adultos sin hijos que quieren cupones de alimentos deben trabajar. El gobernador republicano Paul LePage ha reducido a los beneficiarios de cupones de alimentos a un porcentaje considerable. El periódico The Daily Signal tiene un informe sobre cómo el gobernador está reduciendo este programa. En el mismo artículo, se dan los siguientes datos estadísticos sobre el número de beneficiarios de cupones de alimentos a nivel nacional:

El número de beneficiarios de cupones de alimentos ha aumentado de forma espectacular, de 17.2 millones de dólares en el año 2000 a 45.8 millones de dólares en el 2015. Los costos se han disparado durante el mismo período, de $20.7 millones de dólares en el año 2000 a $83.1 millones de dólares en el 2014.

El crecimiento más rápido en el número de casos de los que solicitan cupones de alimentos en los últimos años ha sido de los adultos sanos sin dependientes a su cargo (ABAWDs). Estos son los beneficiarios adultos sanos con capacidad de trabajar de entre las edades de 18 a 49 años que no tienen hijos u otros dependientes que mantener. 1

Sanders puede ser que sea algo honesto acerca de sus ideas socialistas, a pesar de que él no vive como "uno del pueblo", lo cual es típico de los que abogan por el socialismo, piensan que el socialismo no es para la élite gobernante y sus compinches. Los que no están dispuesto a entender los males del socialismo siempre estarán dispuestos a mantener sus líderes en el poder, siempre y cuando sigan prometiendo darles cosas "gratuitas". ¿crees tú el cuento de las cosas gratuitas? Si es así, ¡no lo creas! Alguien tiene que pagar por toda la generosidad de la mano abierta del gobierno.

La mayoría de los estadounidenses quieren creer y proclamar que esta es la tierra de los libres y el hogar de los valientes. La pregunta es, ¿somos libres y valientes, o ha cambiado todo en los últimos 200 años, más o menos?

Los hechos innegables están ahí para demostrar que Estados Unidos se ha alejado de la visión bíblica del mundo y, a sabiendas o no, ha abrazado las ideas de la visión del mundo de Karl Marx.

Hubo un tiempo en la fundación de los Estados Unidos que era de suma importancia implementar los Diez Mandamientos de Dios en esta cultura, (Éxodo 20: 2-17 LBLA):

  1. Yo soy el Señor tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de la casa de servidumbre. No tendrás otros dioses delante de mí.
  2. No te harás ídolo, ni semejanza alguna de lo que está arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No los adorarás ni los servirás; porque yo, el Señor tu Dios, soy Dios celoso, que castigo la iniquidad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, y muestro misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.
  3. No tomarás el nombre del Señor tu Dios en vano, porque el Señor no tendrá por inocente al que tome su nombre en vano.
  4. Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás y harás toda tu obra, mas el séptimo día es día de reposo para el Señor tu Dios; no harás en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu ganado, ni el extranjero que está contigo. Porque en seis días hizo el Señor los cielos y la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, el Señor bendijo el día de reposo y lo santificó.
  5. Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días sean prolongados en la tierra que el Señor tu Dios te da.
  6. No matarás.
  7. No cometerás adulterio.
  8. No hurtarás.
  9. No darás falso testimonio contra tu prójimo.
  10. No codiciarás la casa de tu prójimo; no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni nada que sea de tu prójimo.

Compara los “Diez tablones” de Karl Marx, para supuestamente crear el paraíso en la tierra, con los Diez Mandamientos. Los tablones resaltados en rojo ya se han implementado en este país:

  1. Abolición de la propiedad territorial y empleo de todas las rentas de la tierra para fines públicos.
  2. Un pesado progresivo o graduado impuesto de ingresos.
  3. La abolición de todos los derechos de herencia.
  4. La confiscación de la propiedad de todos los emigrados y rebeldes.
  5. La centralización del crédito en manos del Estado, por medio de un Banco Nacional con capital del Estado y monopolio exclusivo.
  6. Centralización de los medios de comunicación y transporte en las manos del estado.
  7. Extensión de fábricas y los instrumentos de producción en manos del Estado, la cultivación de los terrenos incultos y para el mejoramiento de la tierras, según un plan general.
  8. Igualdad de responsabilidad de trabajo para todos. Establecimiento de ejércitos industriales, particularmente para la agricultura.
  9. Combinación de la agricultura con las industrias manufactureras; la abolición gradual de la distinción entre la ciudad y lo rural por una distribución más ecuánime de la población sobre el país.
  10. Educación gratuita para todos los niños en las escuelas públicas. La abolición de labor por los niños en maquiladoras en su forma actual. La combinación de la educación con la producción industrial.

Los Mandamientos de Dios promueven la libertad, la productividad y la caridad a través del autogobierno del individuo y la sociedad. Los Mandamientos sientan las bases para nuestras relaciones interpersonales correctas y nuestra relación con Dios, nos dan la responsabilidad de la eliminación de la pobreza, conforme a Sus leyes y el cuidado apropiado de la tierra.

Los "Diez tablones" de Karl Marx promueven la destrucción de cualquier fundamento bíblico y la unidad familiar tradicional. Los tablones marxistas exaltan el poder del Estado sobre las personas, que siempre conduce a la esclavitud y a la destrucción. Como se puede ver, los tablones resaltados en rojo en la lista anterior, nos da la realidad de cómo el comunismo se ha generalizada en los Estados Unidos y cómo sus efectos devastadores han condicionado la mente de la mayor parte de las personas.

Podemos revertir esta tendencia de nuestra colapso nacional, si nos atrevemos a hacer nuestra parte para restaurar su fundamento bíblico original.

En cada elección, hay que filtrar las ideas de los candidatos para conocer sus convicciones y su visión del mundo. No es suficiente escuchar sus palabras para llegar a una buena conclusión acerca de su honestidad.